Viñeta de El Koko – @Elkokoparrilla

Artículo de Simone Renn – @SimoneRenn

La censura al humor en nuestro país últimamente se está produciendo de forma reiterada y ya alarmante. El último caso la condena a la Revista Mongolia a pagar al torero Ortega Cano 40.000 Euros.

Esta semana recibíamos el dictamen de la sentencia contra la Revista Mongolia, sobre la demanda que el torero Ortega Cano había interpuesto por considerar que se había vulnerado su derecho al honor y a la propia imagen, con el cartel que se utilizó para promocionar el show “Mongolia el Musical 2.0” en Cartagena, ciudad en la que nació Ortega Cano, y por el que la justicia ha condenado a Mongolia a pagarle 40.000€.

Cartel Ortega Cano - Musical Revista Mongolia

Cartel de promoción del show “El Musical Mongolia 2.0” en la ciudad de Cartagena

Para justificar la vía judicial, el abogado de Ortega Cano acudió al artículo 18.1 de la Constitución, que contempla el derecho al honor y a la propia imagen, y a otra ley que data del franquismo: la Ley de Prensa e Imprenta de 1966 que impulsó Manuel Fraga, vigente según el letrado, y que por el artículo 65 de esa norma “la responsabilidad civil por actos y omisiones ilícitos, no punibles, será exigible a los autores, directores, editores, impresores e importadores  (…) con carácter solidario”.

Así, llegó la sentencia dictada el 8 de marzo de 2018 en procedimiento ordinario tramitado en los Juzgados de Primera Instancia 3 de Alcobendas, según la cual:

Se ha considerado vulnerado por parte de Editorial Mong, S.L. el derecho al honor y a la propia imagen del torero Sr. Ortega Cano, por la caricatura publicada en ocasión del espectáculo celebrado en Cartagena el 12 de noviembre de 2016, procediendo a la condena de 40.000€ en concepto de indemnización, más intereses y las costas del procedimiento.

Hay que destacar que en los anuncios del musical en otras ciudades, también fueron satirizados otros personajes públicos relacionadas con el lugar en que se celebraba. Entre ellos estuvieron Mariano Rajoy, Carles Puigdemont o Belén Esteban.

La abogada de Mongolia defendió la causa de que el cartel estaba hecho “con intención jocosa” y “sin ánimo difamatorio” por su estilo satírico, por lo que el cartel de Ortega Cano “tenía cabida en la libertad de expresión, más aún tratándose de un espectáculo satírico”. El protagonista del cartel era un personaje público, habitual de la prensa del corazón, por lo que no tenía sentido que ante unos medios el ofendido, muestre su vida privada y reconozca “los problemas y admitir las bromas”, pero que no lo haga ante otros. Algo que, según la letrada, era “tanto como dejar en manos del afectado la delimitación de los límites del humor, de la desinformación, de la libertad de expresión y del derecho a expresar libremente las opiniones”.

La Revista Mongolia, va a presentar Recurso de Apelación, por considerar que no existe vulneración alguna del derecho a la propia imagen, y que debe prevalecer la libertad de expresión que ampara la publicación satírica.

Pero ¿Qué es la sátira?

La sátira es un género literario y un recurso que encontramos en las artes gráficas y escénicas, que siente indignación hacia alguien o algo, con propósito moralizador, lúdico o meramente burlesco.

La sátira tal como la conocemos hoy en Occidente, viene de la Grecia antigua primero, y de la cultura latina después, y tiene más de 2.500 años de historia.

Desde la Edad Media el género de la sátira se cultivó en España, siendo el primero en usarlo Juan Ruiz, arcipreste de Hita, que atacó el poder igualador del dinero al trastocar el inmutable orden social estamental medieval.

Lo satírico entró incluso en la composición de numerosos géneros como la novela picaresca, la fábula, el artículo periodístico o la pieza teatral de costumbres, el esperpento de Ramón María del Valle-Inclán o la tragedia grotesca de Carlos Arniches, es más:

La sátira forma parte esencial de obras tan importantes como Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes.

La sátira en su versión gráfica se convierte en viñeta y caricatura. La palabra caricatura (del italiano caricare: cargar, exagerar) es un retrato que exagera o distorsiona la apariencia física de una o varias personas en ocasiones un retrato de la sociedad reconocible, para crear un parecido fácilmente identificable y, generalmente, humorístico.

Aquí podemos ver ya en 1870 a un Darwin caricaturizado como un mono por John Tenniel. Seguro que como persona inteligente que era, hasta le hizo gracia 😉

Darwin caricaturizado

Darwin caricaturizado en el 1870 por John Tenniel.

En España encontramos ciertos trabajos de Goya que tienen visos de fuerte caricatura, si bien se consideran a Tomás Padró PedretFrancisco Ortego Vereda (1833-81) y José Luis Pellicer como los decanos de la caricatura en nuestro país. El segundo fue un excelente cronista humorístico de los personajes de su época y autor de sátiras políticas en el periódico El Fisgón. Sigue la pléyade de humoristas de las publicaciones del último momento del reinado de Isabel II y de las etapas sucesivas (La Gorda, La Flaca, Gil Blas), en los que la intención política, evidente, priva sobre la entidad artística del dibujo. Ya a comienzos del siglo XX, nos encontramos con el gran caricaturista madrileño Ramón Cilla (1859-1937), de indudable estilo. Después se abre en la prensa española, diaria o semanal, toda una rica etapa de caricaturistas, ya que es en la primera mitad del siglo XX en la que se consolida una especie de escuela española de caricatura teniendo entre sus exponentes a Luis Bagaría, quien trabajó junto a Opisso y Junceda en la revista ¡Cu-Cut!.

No hemos querido dar ejemplos de maestros actuales de la viñeta y la caricatura, por si dadas las circunstancias, les podíamos poner en peligro, por eso hemos buscado a artistas de siglos anteriores, demostrando que la sátira y la caricatura es arte y como tal debe ser entendida. Así los Humoristas Gráficos del manifiesto #HumorAmenazado ya lo recogían en palabras del actor Juan Diego Boto:

“Una ficción solo debe ser juzgada desde un punto de vista estético, cultural, moral, ideológico o incluso político pero nunca penal.”

En este manifiesto también ya se denunciaba la demanda interpuesta por Ortega Cano contra la Revista Mongolia, y aceptada a trámite en aquel momento por la justicia.

Repasando la sentencia y el cartel

Examinemos qué es lo que recoge la sentencia contra la Revista Mongolia:

“La unión del rostro del demandante a un cuerpo femenino y su rotulación bajo el término Mongolia es algo objetivamente despectivo, y el cartel tiene como fin la promoción de un espectáculo, es decir de una actividad mercantil…”

Para empezar la interpretación del cartel que ha llevado a cabo la fiscalía no se entiende, pues en el cartel no se une el rostro de Ortega Cano a un cuerpo femenino, sino que al “murciano Ortega Cano” se le caracteriza como “marciano“, de hecho queda bastante claro al aparecer al lado de lo que parece un platillo volante que lleva a cabo un aterrizaje un tanto forzoso, y el término Mongolia no tiene connotación despectiva alguna sino que es el nombre de la revista y el del musical, además de ser el de un país.

Examinando algo más el dibujo, vemos un cartel con la frase “estamos tan agustito“, frase que Ortega Cano incluyó en una interpretación musical, que podríamos calificar de “poco artística” en una aparente momento de “euforia desbordada”, y aunque a much@s incluso les pudo parecer una “aberración musical” el torero no sufrió ninguna demanda por nadie del público, que lo soportó estoicamente.

El dibujo del cartel puede ser calificado de mejor o peor obra artística, o gusto, pero nunca debería justificar una sentencia con una indemnización al caricaturizado.

La sátira es a lo que se dedica la Revista Mongolia, y gran parte de los humoristas de nuestro país, de manera que si se permite que esta sentencia se ratifique, lo que la justicia estará diciendo es que:

En España está prohibida La Sátira y “el Humor está seriamente Amenazado”.

Recientemente podíamos ver que por suerte no todas las juezas y jueces son de la opinión de la que ha dictado sentencia contra Mongolia. Hay representantes de Juezas y Jueces por la Democracia, como Joaquim Boch, que hace poco se pronunciaba sobre la libertad de expresión en nuestro país:

“La libertad de expresión es el mejor termómetro para medir la calidad democrática de un país. Aquí el retroceso es palpable. Empezó con las leyes mordaza. Y acabará con cientos de personas condenadas por usar la palabra y con millones que frenarán sus opiniones por si les castigan.”

Para ayudar a la Revista Mongolia

En previsión de lo que pudiera suceder, la Revista Mongolia ya inició el año pasado un crowdfunding, que no es suficiente para pagar al torero.

Si bien la sentencia se va a apelar, lo cierto es que la continuidad de la revista Mongolia puede peligrar, de manera que si queremos colaborar y solidarizarnos contra esta sentencia, que much@s calificamos de absurda, para que puedan interponer el recurso y estar preparados para lo que pueda ocurrir, tenemos varias maneras de hacerlo, a las que os animamos 😉

  1. Puedes suscribirte en  (32eur/año).
  2. Comprar merchandising en .
  3. Ir a los shows de Mongolia (14abril en Madrid. Info en )
  4. Comprar el número en el kiosko.

Una última reflexión

El sábado 17 de marzo los pensionistas a los que durante semanas hemos visto reclamando unas pensiones dignas para ellos y para tod@s nosotr@s, volvieron a salir a la calle, el 8M los vimos defendiendo los derechos de la mujer, y el 17 también se unieron a las manifestaciones para conseguir la derogación de la Ley Mordaza apoyada por más de 100 organizaciones.

Si hasta nuestros mayores protestan contra “La Ley Mordaza” ¿No crees que también deberíamos movilizarnos tod@s nosotr@s?

Tuits

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

Una nueva ola de dignidad refresca las calles de España el 17M. Conoce la Tabla Reivindicativa de la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones 17-03-2018

Ciudadanos decide no renovar algunos de los acuerdos con el PP, entre ellos la paralización de la derogación de la Ley Mordaza, al tiempo que propone que “la policía pueda entrar sin orden judicial a viviendas y locales ocupados” 2-03-2018

La acción en Redes Sociales #SinMordazas para cambiar la “Ley Mordaza”, contó con el apoyo de Humoristas Gráficos del manifiesto #HumorAmenazado 14-12-2018

El Mundo de Gila. Manifiesto #HumorAmenazado

Enlaces de interés

Revista Mongolia – @revistamongolia

Wikipedia. Sátira

Wikipedia. Caricatura

Wikipedia. Dibujo Humorístico

El Origen del Humor Gráfico por Sandra Rey

MongoliaMongolia condenada a pagar 40.000 euros y las costas a Ortega Cano por vulnerar su honor 14-03-2018

El IntermedioEdu Galan: “Los terroristas acabaron con Charlie Hebdo, una bomba con Papus y con Mongolia pretende hacerlo Ortega Cano”

Revista Mongollia. “Ortega Cano versus Mongolia: sentencia de primera instancia”, el análisis de Presno Linera

El Derecho y el revés. Ortega Cano versus Mongolia: sentencia de primera instancia. 16-03-2018

El DiarioOrtega Cano exige a Mongolia 40.000 euros y pone en peligro la revista 6-10-2017

El Diario. Je suis Ortega Cano, el matador 16-03-2018

YoutubeJose Ortega Cano y su “Estamos tan agustito”

RTVEOrtega Cano, condenado a dos años y medio de cárcel por el accidente de tráfico mortal 24-04-2013

Hoy¿Quién se acuerda de la víctima del accidente de Ortega Cano? 11-06-2016

El Mundo. Ortega Cano abandona la cárcel de Zuera 5-06-2015