Viñeta de Polo – @PeaLeopoldo: “Los drones judiciales”

Artículo de Simone Renn – @SimoneRenn

Firma en Amnistía Internacional: MOVILÍZATE CONTRA LA LEY MORDAZA

La “Ley Mordaza” continúa vigente aunque la mayoría de los políticos que conforman hoy en día el Congreso de los Diputados de España se habían comprometido a acabar con esta ley, cuya aprobación y entrada en vigor ya estuvo rodeada de fuertes polémicas.

Esta ley conocida como “Mordaza” se corresponde con la “Ley Orgánica de protección de la seguridad ciudadana” aprobada en el año 2015, cuando el Partido Popular gozaba de mayoría absoluta y la ley fue rechazada por toda la oposición.

Ayer miércoles 13 de diciembre, organizaciones y movimientos sociales a través de una acción en Redes Sociales dirigida por “No Somos Delito” y bajo el hashtag , ilustrado con viñetas del colectivo de Humoristas Gráficos del manifiesto  , lleno las redes con 10 puntos que debería cumplir una nueva Ley de Seguridad Ciudadana que garantice los Derechos Humanos, y que debería ser propuesta y aprobada por los partidos políticos que se comprometieron a cambiar la ley.

Llama mucho la atención que según No Somos Delito:

Los últimos datos extraídos del informe del Ministerio del Interior el primer motivo de sanción referente a seguridad ciudadana son las multas por “faltas de respeto y consideración a la autoridad”.

Nos hacemos dos preguntas:

¿El Partido Popular aprobó esta ley en el 2015, porque sabía la que se le avecinaba con numerosas imputaciones entre sus miembros, e incluso que sería acusado el propio Partido, y así esta ley rebajaría la divulgación de estas actuaciones entre la ciudadanía?

¿Por qué la oposición todavía no ha tomado cartas en el asunto y ha modificado la ley mordaza?

Esperamos ansios@s nuevas y esperanzadoras noticias 😉

Diez puntos básicos para garantizar la Seguridad Jurídica y la protección del ejercicio de los Derechos Humanos

1. Seguridad jurídica. Consideramos que cualquier ley o disposición legal debe basarse en criterios claros y predeterminados, sin que quepa la libre interpretación del derecho sancionador.

2. Para cumplir con la efectiva presunción de inocencia, las manifestaciones por parte de los miembros de las Fuerzas y cuerpos de seguridad del estado (FFSS) contenidas en los atestados, deberán tener carácter de mera denuncia, para lo cual es necesario que se elimine el principio de veracidad de los agentes.

3. Transparencia y garantías en la aplicación de la ley. Demandamos que toda la normativa y la actuación de cualquier Administración que afecte al ejercicio de los derechos, respete el derecho de defensa, la transparencia y claridad en la información que se facilite, así como las garantías propias del proceso justo, que incluye el derecho a conocer la acusación, a la prueba, a la contradicción y a la proporcionalidad, entre otros.

4. Reclamamos el cumplimiento del principio de igualdad y no discriminación para evitar que en ningún caso, los agentes puedan llevar a cabo actuaciones, identificaciones, cacheos o cualquier otra limitación de los derechos a la libertad por razones étnicas o por cualquier otra razón discriminatoria, tal y como sucede en la actualidad.

5. Otro principio esencial que debería de contener una ley que proteja los derechos humanos, es la protección de datos de carácter personal, por lo que consideramos imprescindible que se elimine el registro de infractores contemplado en  la ley actual y que todos los datos que se hayan incluido en el mismo desde el 1 de julio de 2015, sean eliminados, y borrados de sus soportes informáticos bajo supervisión de la agencia de protección de datos e información a las personas que estuvieran allí registradas.

6. Es muy necesario también que se establezcan mecanismos efectivos e independientes, para reponer en sus derechos a cualquier persona que haya sufrido arbitrariedad por parte de los poderes públicos.

7. Para garantizar la protección de los Derechos humanos, consideramos que, con carácter general, ningún derecho fundamental como son el derecho manifestación o libertad de pensamiento, de expresión y de información puede ser limitado, salvo en los casos en los que se acuse por un delito y en este caso siempre con autorización judicial previa. En los casos en que entren en conflicto dos derechos fundamentales, la ponderación deberá ser realizada por un juez conforme a los principios de proporcionalidad y necesidad, tal como marcan los estándares internacionales.

8. Ni que decir tiene que para la protección de los derechos fundamentales, deberá estar prohibido cualquier tipo de castigo físico por parte del funcionario o funcionaria pública.

9. En cumplimiento con la legislación  internacional en la que se reconoce el derecho de asilo, se deben prohibir las llamadas devoluciones en caliente o las prohibiciones de entrada desde los aeropuertos de demandantes de asilo, hasta que las personas hayan tenido acceso a los procedimientos legalmente establecidos, que deberá incluir la posibilidad de ejercer el derecho de defensa.

10. Pedimos una protección especial de la diversidad y de las personas en situación de vulnerabilidad y exclusión social. Por lo que no puede permitirse que personas puedan ser excluidas o expulsada de un lugar por ser diferente o pobre, ni que la pobreza y sus manifestaciones puedan ser infracciones administrativas.

Fuentes y enlaces de interés

WikipediaLey Orgánica de protección de la seguridad ciudadana (2015)

No Somos DelitoLos 10 mandamientos para una ley que proteja y garantice los derechos humanos. 13-12-2017

No somos Delito2 años de Mordaza: Organizaciones y movimientos sociales exigen que se cumplan diez principios básicos para garantizar la protección de los Derechos Humanos 13-12-2017

El Mundo de Gila. Manifiesto #HumorAmenazado