Viñeta Eneko – @EnekoHumor

Artículo de Caracola – @carolacaracola5

 

Que algo olía a podrido lo notábamos todos desde hace mucho tiempo. Nos hemos escandalizado y pero no sé de qué nos sorprendemos. La existencia y actuación de “Las cloacas del poder” no es algo nuevo y hay periodistas decentes que lo venían publicando desde hace tiempo.

Pero ciertamente, es para escandalizarse y para mucho más. Estos días, en el marco del juicio del “Caso Villarejo” ha saltado a la luz el que debería ser considerado el mayor escándalo de nuestra joven y precaria democracia, una democracia que no acaba de madurar porque no somos un pueblo maduro para una democracia madura.

Estos días hemos conocido la escandalosa trama que, con epicentro en el Ministerio del Interior del PP, siendo ministro Jorge Fernández Díaz, se tejió supuestamente con el objetivo de obstaculizar que Unidas Podemos pudiese llegar a pactar con el PSOE para formar gobierno.

Esta trama estaría sustentada en tres patas; por un lado, la trama política con intervención de políticos en ejercicio en el gobierno del PP, se apunta al Ministerio del Interior y a la Vicepresidencia del Gobierno. Una segunda pata sería la trama policial, en el que el comisario Villarejo sería el protagonista. Y la tercera pata sería la mediática, sustentada por Eduardo Inda y su medio digital OkDiario.

Su objetivo, tras las elecciones de 2016, que supusieron la entrada de Podemos en el congreso con 69 diputados, sería impedir que Unidas Podemos y PSOE formasen gobierno para así dejar abierta la posibilidad de que gobernase el PP. El instrumento de la trama fue elaborar informes falsos que perjudicasen al líder de la formación morada y al propio partido. Para esto, la “policía patriótica”, le sustrajo el móvil a una estrecha colaboradora de Pablo Iglesias, Dina Bousselham, del que pudieron extraer datos para la confección del conocido informe PISA (Pablo Iglesias, SA).

El informe PISA sería un supuesto informe policial sobre una presunta financiación ilegal de la formación morada por parte del Gobierno iraní. Este chapucero informe, sin ningún sello oficial, es muy útil para que Eduardo Inda desde OkDiario publique todo tipo de difamaciones y para que la UDEF (Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal) actúe remitiendo el informe al Tribunal de cuentas y presentando sendas denuncias ante la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo. La Justicia rechazará el informe por inconsistente.

Se trataba de “hacer ruido” en un momento concreto en el que se podría fraguar un gobierno que dejase al PP en la oposición. Ese era el objetivo.

La confirmación de esta trama hace que entren en juego otros factores. Pablo Iglesias le ha pedido al juez del caso Villarejo que investigue la actuación de un confidente venezolano que por su colaboración con la Policía española recibió la nacionalización española “por motivos excepcionales”. Este confidente estaría relacionado con información falsa sobre una supuesta financiación de Podemos por parte del Gobierno venezolano.

Un dato más. A estas alturas de la película, el PSOE debería explicar por qué se unió a PP y Ciudadanos para rechazar en dos ocasiones la petición de Unidos Podemos para que el comisario Villarejo diese explicaciones en sede parlamentaria sobre las circunstancias de sus grabaciones. Está muy callado el PSOE ante este grave ataque a los pilares de la democracia.

Bien, llegados a este punto y con todos los datos que tenemos, que seguro que son la punta del iceberg, debemos valorar estos hechos en su justa medida. Estos hechos y sus consecuencias son de una altísima gravedad para un estado democrático. Esta trama tenía, parece ser, como fin perjudicar a un partido (Unidos Podemos) y beneficiar a otro (PP), es decir, su objetivo conllevaba impedir la posible formación de un gobierno que saldría de unas Cortes que había diseñado la voluntad popular expresada en las urnas. Es muy grave esto. Es sorprendente la pasividad de este país y las tragaderas que tenemos.

Partidos a los que hoy se les llena la boca de constitucionalismo, que blanden la constitución frente a sus “molinos de viento”, no sé si habrán leído el apartado 2 del artículo 1 de la Carta Magna que dice que “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”. Los poderes del Estado, es decir el ejecutivo (gobierno), legislativo (cortes) y judicial (poder judicial) ocupan, a través de los partidos políticos, las cuotas de poder que les conceden las urnas, es decir, la voluntad popular.

Estos mismos autodenominados “constitucionalistas” que banalizan el concepto de “golpe de Estado” y el adjetivo “golpista”, no sé cómo calificarán esta violación de la voluntad popular emitida en las urnas, porque esta trama para obstaculizar un gobierno legítimo sí se parece bastante a un golpe de Estado.

En definitiva, la actuación de esta trama política, policial y mediática, fabricando y difundiendo informes y noticias falsas obstaculizaron la posible formación de un gobierno legítimo que hubiese representado la voluntad popular, la soberanía popular expresada en las urnas. Es decir, lo más “sagrado” en una democracia.

Ante esta situación, en una democracia decente, todos los partidos deberían estar alarmados, pidiendo explicaciones y sobre todo defendiendo la esencia de la democracia que es el respeto a la voluntad del pueblo expresada en unas elecciones generales. Todos los poderes del Estado deberían estar preocupados y exigiendo responsabilidades.

En una democracia decente, también la Jefatura del Estado tendría algo que decir. Felipe de Borbón se dirigió al pueblo el 3 de octubre de 2017 en una alocución televisada en la que se mostró muy preocupado por la “unidad de España” y por el “respeto a la Constitución”.  Y ante esta vulneración de la voluntad popular de la que emanan todos los poderes del Estado menos el suyo que se lo dio un dictador… ¿No tiene nada que decir? Debería, pero claro, si fuésemos una democracia decente, seríamos una República.

Una vez más, los hechos hacen evidente la bajísima calidad democrática de este país. Hace mucho tiempo que los cimientos del Régimen del 78, surgido de nuestra “modélica” Transición, vienen dando muestras de una debilidad e incapacidad democrática que anuncian un colapso del Estado.

Definitivamente, este país necesita un “reseteo”, una “actualización del sistema” que nos traslade a una democracia homologable que no nos avergüence más. El 28 de abril puede ser una buena ocasión.

Ver más

Público: La aplaudida reflexión de Iñaki Gabilondo sobre las cloacas de Interior: “Pablo Iglesias es de los nuestros”  02-04-2019

Infolibre: Iglesias, sobre las cloacas de Interior y ‘Ok Diario’: “Hubo una operación contra Unidos Podemos para que no formara parte del Gobierno”  29-03-2019

Público: El presidente del Gobierno y la oposición callan sobre la guerra sucia de las cloacas contra Podemos  31-03-2019 

El País: El falso informe que trató de tumbar a Podemos en pleno auge  28-03-2019 

Público: La cúpula de Interior del PP otorgó la residencia a un venezolano que suministró información contra Pablo Iglesias 31-03-2019

ElDiario.es: PP, PSOE y Ciudadanos rechazan que Villarejo comparezca en el Congreso  09-10-2018

 

Artículos relacionados en La Política

Las conversaciones del amigo Javier López Madrid con los reyes Felipe VI y Letizia podrían ser la segunda andanada del excomisario Villarejo contra la Casa Real

La filtración de un mensaje del grupo de Whatsapp de los senadores del PP hace tambalear la credibilidad de la Justicia en España

Medios de comunicación, medios de manipulación

Una democracia de mierda

El Sistema de todos los males

Tuits y posts