Viñeta Manuel S. de Frutos – @MSdeFrutos

Artículo Conrado Galiana – @ConradoGaliana

 

La circunscripción es el marco de recuento para cada tipo de elección.

En las elecciones generales cada partido compite solamente contra los que se presentan en su provincia. Se consideran 52 circunscripciones para el Congreso y 59 para el Senado.

En las elecciones europeas existe una única circunscripción, todo el territorio nacional.

Imagina que vives en Bilbao, por ejemplo. Que estás censado en esa ciudad, que tienes derecho a voto y que decides ir a votar. La papeleta que decides elegir para el Congreso de los Diputados, la blanca con la lista cerrada y bloqueada, es la de la candidatura del Partido Nacionalista Vasco. Imagina también que estamos en 2016. Imagina que son las 10:30 de la noche y el ministro del Interior te confirma los resultados. Tu partido, el PNV ha obtenido 5 escaños, uno menos que en las elecciones de 2015.

Hemos dicho Bilbao, pero la verdad es que en términos prácticos da un poco igual que hayas votado en Santurce, en Portugalete o en Barakaldo, no es tan importante para el recuento. Lo que cuenta de verdad es el número total de votos recibidos en la provincia de Vizcaya (174.000, que dieron 2 escaños). Ahí, en la provincia en completo, es donde se corta el (buen) bacalao.

La provincia (tanto esta como cada una de las otras 51 en que se divide el país a efectos electorales) constituye el marco de recuento, lo que se conoce como circunscripción electoral.

En las elecciones generales, cada partido compite solamente contra los que se presentan en su provincia. Esta circunstancia es la que permite que los partidos de carácter nacionalista o regionalista concentren todos los votos en “sus” provincias y consigan obtener un alto número de escaños en el Parlamento nacional.

Esta posibilidad de concentrar el voto es lo que preocupa a los partidos de tamaño medio de carácter anti nacionalista que ven cómo sus votos “se pierden” para el cómputo en las provincias donde tradicionalmente los partidos nacionalistas son muy fuertes. ¿Cómo podemos identificar a estos partidos? Muy sencillo, suelen proponer en su programa la instauración de una circunscripción única, es decir, pasar del cómputo múltiple por provincias, al cómputo único por país.

La circunscripción única es una de las reglas del juego que, de momento, solo se aplica en las elecciones al Parlamento Europeo. En las europeas, todo el país constituye una única provincia y los escaños obtenidos son, por tanto, proporcionales al número de votos.

De este modo, el PNV, que en las elecciones generales de 2016 consiguió 5 escaños en sus tres provincias con poco más de 280.000 votos, en las europeas de 2014, necesitó agruparse en la Coalición por Europa CEU con otros partidos nacionalistas (Convergencia, Unión Democrática, Coalición Canaria y Compromiso por Galicia) para obtener en conjunto 851.971 votos y conseguir un total de solo 3 escaños.

Es cierto que, tal como está organizado el sistema, los partidos nacionalistas están sobrerrepresentados en el Congreso de los Diputados, pero también es verdad que esas fuerzas constituyen en sus provincias poderosas barreras contra las fuerzas indisimuladamente centralistas.

Los datos que ofrecen las encuestas realizadas a mediados de diciembre de 2018 anticipan para Vox una expectativa de voto en torno al 9%. Para hacernos una idea, en las pasadas europeas de 2014, Podemos, con un 7, 97% de los votos obtuvo 5 diputados.

En las próximas elecciones al Parlamento Europeo, y con la ayuda de la circunscripción única, Vox podría llegar a sentar a una decena de diputados en Bruselas. Si eso ocurre, este partido podría definitivamente consolidarse ante el electorado como una nueva y poderosa opción. Los medios, y a partir de su influencia, muchos votantes, empezarían a verlo como un partido receptor del voto útil, de un voto que sí cuenta y ya no se pierde. Abandonaría su imagen de partido marginal, testimonial y externo al sistema para convertirse en una alternativa real con fuerza suficiente como para afrontar las Generales con arrogante confianza. Sus propuestas, vociferadas y repetidas miles de veces durante la campaña, por la mera exposición reiterada, dejarían de verse como manifestaciones denigrantes y pasarían a ser “otras opiniones más”.

Imagine que vive en Bilbao, por ejemplo. Imagine que está censado en esa ciudad y que tiene derecho a voto. Imagine que el domingo 26 de mayo del 2019 se levanta muy de izquierdas, pero con muy pocas ganas de participar en las elecciones europeas. Alarga el desayuno y busca una excusa poco original para no ir a votar (Ningún partido me representa… Europa es una cosa que sin duda sucede en la distancia… Todos los políticos son iguales… Un solo voto no va a influir en el resultado…).

No es tan difícil de imaginar.

No hay opción en el sistema electoral para impedir el apoyo a un partido como Vox, menos todavía en una circunscripción única. Solo cabe inundarlo con el voto efectivo de sus adversarios.

Ver más

Wikipedia Circunscripciones electorales del Congreso de los Diputados

Según la ley electoral española cada provincia tiene garantizado un mínimo de partida de dos escaños. Las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla tienen uno cada una de ellas. De esta forma, quedan ya asignados 102 escaños. Los otros 248 diputados se asignan de forma proporcional a la población de derecho.

Wikipedia Circunscripciones electorales del Senado de España

Antena 3 El centro derecha ganaría con mayoría absoluta, según un sondeo de Sigma Dos para Antena 3 Noticias 16-12-2018

El País Resultados Elecciones Generales 2016 por Comunidad Autónoma

El País Resultado Elecciones Europeas 2014

 

Tuits y posts