Viñeta de Ben– @BenBrutalplanet 

Artículo de Simone Renn – @SimoneRenn

El pasado 13 de diciembre comenzó el juicio de los ERE de Andalucía en la Audiencia de Sevilla, contra 22 altos cargos de la Junta de Andalucía, casi siete años después de que la jueza Mercedes Alaya iniciara las diligencias previas en enero de 2011. Del 13 al 15 de diciembre se han tratado lo que se denominan “cuestiones previas”, y el 9 de enero de 2018 comenzarán las declaraciones de los acusados.

El PSOE que gobierna Andalucía desde 1980, decidió en el año 2001, cuando el presidente de la Junta de Andalucía era Manuel Chaves, iniciar un procedimiento para respaldar económicamente a empresas con problemas, que se veían obligadas a presentar expedientes de regulación de empleo, ERE, para realizar prejubilaciones o despidos, y a los trabajadores afectados por estos ERE. Para lo que creó la partida presupuestaria 31L.

El origen del escándalo de los ERE de Andalucía estuvo en la investigación del caso de corrupción en la empresa sevillana Mercasevilla, en la que fueron detectadas prejubilaciones aparentemente fraudulentas.

La investigación que desarrolló la juez Alaya con la colaboración de la Guardia Civil, sostiene que existieron graves deficiencias en la gestión de las ayudas a los ERE, ya que cree que hay pruebas que demuestran que entre los años 2000 y 2010 hubo:

  • Prejubilaciones presuntamente fraudulentas, pagadas a personas que nunca habían trabajado en las empresas afectadas.
  • Subvenciones a empresas que no estaban presentando un ERE e, incluso, a personas que no llegaron a crear ninguna empresa.
  • Comisiones, muy por encima del valor de mercado, a intermediarios entre la Junta y los trabajadores: aseguradoras, consultoras, bufetes de abogados y sindicalistas.

Todo esto, según la jueza Alaya, generó al PSOE andaluz “réditos políticos y electorales”. Las tesis acusatorias de la jueza fueron validadas por magistrados del Tribunal Supremo y de la Audiencia de Sevilla.

En el 2015 la jueza Alaya que llegó a imputar a 50 altos cargos fue apartada del caso al conseguir una plaza en la Audiencia de Sevilla. Tomó su relevo el juez Álvaro Martín que desimputó a 24 personas, y la Audiencia Provincial de Sevilla eximió de culpa a otros cuatro, de manera que quedaron los 22 actuales: dos expresidentes, seis exconsejeros, 12 ex altos cargos y dos altos funcionarios.

La instrucción de esta primera pieza de los ERE se ha adjudicado al magistrado de refuerzo Álvaro Martín en lugar de ser asumida por la actual titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, María Núñez Bolaños, lo que según abogado de la defensa parece una irregularidad.

La fiscalía que hoy en día cifra el fraude de los ERE en cerca de 714 millones de Euros, sienta a dos expresidentes andaluces, seis exconsejeros y otros 14 exaltos cargos de la Junta.

Anticorrupción pide seis años de cárcel y otros 30 años de inhabilitación para Griñán por delitos continuados de prevaricación y malversación, mientras que a Chaves le reclama diez años de inhabilitación por prevaricación.

Chaves y Griñán son dos figuras muy relevantes del PSOE, pues además de ser expresidentes de la Junta de Andalucía, fueron ministros de trabajo en la era de Felipe González. Tras las imputaciones por el caso de los ERE, se vieron obligados a dimitir de sus cargos en el PSOE y a entregar el carnet del partido.

Las defensas de los acusados en estos tres primeros días han negado la “conspiración” para delinquir y el “concierto” que les atribuye la acusación porque según ellos es “absurdo” que todos ellos, en diferentes puestos de alta responsabilidad en la Administración, se pusieran de acuerdo para instaurar un mecanismo irregular para repartir sin control ayudas sociolaborales a trabajadores de empresas en crisis.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que siempre ha defendido la inocencia de Chaves y Griñán a quienes ha definido como “personas honestas y decentes”, hoy en día está sufriendo acusaciones de ocultar el número real de trabajadores de la Junta de Andalucía, pues según la Cámara de Cuentas hay en realidad 243.844 empleados públicos, es decir 13.130 más de los que se cifran en las memorias del presupuesto.

No se está acusando a Chaves y Griñan de enriquecerse, si no si el Gobierno andaluz “ha estado comprando” la paz social con ayudas públicas, beneficiando a empresas, sindicatos y municipios ligados al PSOE, tejiendo una “red clientelar” con fines electoralistas, de manera que ha conseguido perpetuar al PSOE en Andalucía durante cuarenta años, a pesar de ser la segunda región más pobre de España por la cola tras Extremadura.

Esperemos que en este juicio de los ERES se pueda descubrir cuál es la verdad.

Tuits de interés

Fuentes y enlaces de interés

WikipediaCaso ERE en Andalucía

El Diario. Chaves y Griñán en el banquillo: guía para seguir el juicio del caso ERE tras siete años de instrucción. 12-12-2017

El Mundo. Caso de los Ere

Digital Sevilla. La Cámara de Cuentas descubre 13.130 trabajadores de la Junta ‘ocultos’. 14-12-2017

LA RÉPLICA. 12 FRASES PARA ENTENDER QUE EL CASO DE LOS ERE ES MUCHO MÁS QUE SIMPLE CORRUPCIÓN. 14-12-2017

PúblicoEl caso ERE llega a juicio: 23 años de Gobierno andaluz en el banquillo 10-12-2017

Público. ¿Quién es quién en el banquillo de los ERE? 12-12-2017

Bankinter. PIB por comunidades autónomas 21-09-2017