Viñeta ARTSENAL JH – @ARTSENALJH

Resumen de Simone Renn – @SimoneRenn

Más de 8 de cada 10 personas refugiadas son acogidas en los países con menos recursos. Un dato que demuestra que Europa no sufre una crisis de refugiados, sino de valores.

El país del mundo que mejor trata a los refugiados está en África y se llama República de Uganda. Recibe 500 al día.

Ecuador acoge más refugiados que toda América Latina en su conjunto y viven integrados en la sociedad.

Cada dos segundos una persona se ve obligada a abandonar su hogar.

Los refugiados quieren volver a su hogar, no vienen a invadirnos. Huyen de la guerra, las violaciones y la miseria.

En España es preocupante la sensible disminución del porcentaje de resoluciones positivas de asilo: si en 2016 el 67% de las personas cuyo expediente se resolvió lograron o bien el estatuto de refugiados o bien la protección subsidiaria, el año pasado este porcentaje se redujo casi a la mitad, al 35%.

A 30 de junio de 2017, según los datos del ACNUR, había más de 70 millones de personas desplazadas de manera forzada debido a los conflictos, la persecución y la violencia. Se trata del mayor éxodo registrado jamás, que tiene en Oriente próximo, el África subsahariana y países asiáticos como Afganistán o Myanmar sus principales regiones de origen.

El éxodo de personas forzadas a huir de su país ya afecta a una de cada cien personas.

Una crisis humanitaria que no deja de aumentar cada año, pero tal y como refleja el informe de CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) los líderes internacionales no solo miran para otro lado sino que muchos parecen decididos a hacer la vida de estas personas todavía más difícil.

La progresiva impermeabilización de las fronteras en la Unión Europea y la apuesta por medidas cada vez más contundentes de externalización del control de las migraciones han convertido la travesía del Mediterráneo en la más peligrosa del planeta.

El año pasado, más de tres mil personas perdieron la vida en la travesía del Mediterráneo, la ruta migratoria más peligrosa del planeta.

En 2017, España registró el mayor número de solicitantes de protección internacional desde la aprobación de la primera Ley de Asilo en 1984: 31.120. Sin embargo, el porcentaje de personas que finalmente recibió una respuesta positiva se redujo casi
a la mitad respecto a 2016.

Solicitantes de asilo en la UE en 2017

Solicitantes de asilo en la UE en 2017

Uganda y Ecuador dos ejemplos para el mundo

Mapa de países de acogida

Más de 8 de cada 10 personas refugiadas son acogidas en los países con menos recursos. Un dato que demuestra que Europa no sufre una crisis de refugiados, sino de valores.

Mientras las naciones más ricas del mundo debaten sobre política migratoria, la República de Uganda, un país con 34 millones de población, se ha convertido en uno de los países del mundo que más refugiados acoge. A Uganda llegan, cada día, 500 personas, huyendo de la guerra y la persecución en países vecinos.

“Uganda tiene una de las políticas de refugiados más progresistas y abiertas de África, si no del mundo”.

El país alberga casi un millón y medio de refugiados. La mayoría han huido del conflicto en Sudán del Sur, pero también llegan desde la República Democrática del Congo y Burundi. Es la mayor población de refugiados de África y la mitad de ellos son niños. En algunos distritos, los refugiados suponen el 50 por ciento de la población.

“Casi 500 personas llegan cada día a Uganda. Se les permite entrar y reciben protección, pueden moverse libremente, trabajar, acceder a servicios básicos; las fronteras están abiertas.”

La mayoría de los refugiados en Uganda no viven en campamentos. Las familias reciben terrenos donde pueden vivir y cultivar. El Gobierno ha reservado miles de hectáreas de tierra para personas refugiadas. La mayoría viven a lo largo de 21 asentamientos en Nilo Occidental, en el centro Oeste y Suroeste del país.

Por otro lado la República de Ecuador, con 16 millones de habitantes, se ha convertido en el país que, con diferencia, acoge al mayor número de refugiados de toda América Latina, promovido no solo por su proximidad al conflicto en Colombia sino por unas leyes que promueven la inclusión social.

Tras los refugiados colombianos, les siguen los sirios, llegando a acoger a un total de setenta nacionalidades.

Aplicando la ciudadanía universal contemplada en su Constitución de 2008, el Estado ecuatoriano gasta todos los años unos 60 millones de dólares para integrar a los refugiados en la sociedad y concederles derechos como acceso a salud y educación.

Ecuador promueve la inclusión social de los refugiados.

Ecuador acoge en estos momentos a unos 62 000 refugiados, más que toda América Latina en su conjunto.

En España

En 2017, España recibió a más solicitantes de protección internacional que ningún otro año desde la aprobación
de la primera Ley de Asilo en 1984: 31.120. Por primera vez, ocupó el sexto lugar entre los países de la UE
que más solicitantes atendieron, por delante incluso de países con tanta tradición de asilo como Suecia, pero
también muy lejos aún de los primeros puestos, ostentados por Alemania (222.560), Italia (128.850) y Francia
(98.635).

Venezuela, con 10.355, fue de nuevo el país de origen de un mayor número de solicitantes.

Solicitantes de asilo por nacionalidad en España

Solicitantes de asilo por nacionalidad en España

Por primera vez, estuvimos entre los seis países de la Unión Europea que atendieron más solicitudes y, aunque el Gobierno concedió el estatuto de refugiado a 595 personas (el dato más elevado desde 1994, en plena guerra de la ex Yugoslavia),
es preocupante la sensible disminución del porcentaje de resoluciones positivas: si en 2016 el 67% de las personas cuyo expediente se resolvió lograron o bien el estatuto o bien la protección subsidiaria, el año pasado este porcentaje se redujo casi a la mitad, al 35%.

Es preciso alertar sobre las esperas prolongadas para formalizar la solicitud de protección internacional dentro
del territorio español, que el año pasado alcanzaron una media de cinco meses, y que tiene pésimas consecuencias
para las personas.

Resoluciones sobre asilo en España 2017

Resoluciones sobre asilo en España 2017

Después de Italia y Grecia, España fue el tercer país de la Unión Europea con un mayor número de llegadas de personas migrantes a sus costas en 2017, principalmente a las provincias de Cádiz y Almería.

Las fronteras en España

CEAR ha expuesto en su informe Refugiados y migrantes en España “Los muros invisibles tras la frontera sur” (hecho público en enero de 2018 después de un estudio exhaustivo en terreno), la respuesta en la llegada de estas personas estuvo caracterizada por la improvisación y la falta de coordinación, así como por lagunas tan graves como la falta de información acerca del derecho a solicitar protección internacional, la no identificación de víctimas de trata y la detención de menores

Otra de las entradas es el aeropuerto de Barajas, sobre la que el Defensor del Pueblo ha constatado que las dependencias de la Terminal 1 del aeropuerto destinadas a acoger a las personas que solicitan protección internacional y el personal con que cuentan no son los adecuados, especialmente en el caso de los niños y niñas, las mujeres embarazadas y las personas enfermas.

Fallos en la acogida y regularización en España

La falta de cumplimiento de los plazos establecidos en la ley para la resolución de los expedientes y el retraso de las citas para formalizar la solicitud ha originado el colapso del sistema de asilo en España y dificultades a numerosas personas solicitantes de protección internacional para acceder al Sistema de Acogida e Integración (SAI).

El contexto socioeconómico general y las características del procedimiento de asilo tampoco ayudan, ni mucho menos, a lograr este objetivo. El encarecimiento de las viviendas en alquiler y las exigencias para la firma del contrato, las dificultades para acceder a un puesto de trabajo en condiciones dignas, la incertidumbre que acompaña la prolongada y sinuosa instrucción de la solicitud en un país que en 2017 denegó la protección internacional a dos de cada tres personas
o los obstáculos para acceder a las ayudas sociales de ámbito autonómico tras finalizar el periodo de estancia en el SAI definen un horizonte muy complejo para la inclusión en España.

Los CIE en España

La situación en los Centros de Internamiento de Extranjeros y de los polizones que llegan a los puertos españoles continuó siendo un especial motivo de preocupación para las organizaciones de defensa de los derechos de humanos. A pesar de la movilización de la sociedad civil y del apoyo a su clausura por parte de instituciones públicas de ámbito municipal o autonómico, el Gobierno anunció la apertura de tres nuevos CIE y apostó por reforzar un modelo que priva de la libertad a seres humanos que tan solo han cometido una falta administrativa.

Veinte medidas para mejorar

Propuestas para fortalecer el compromiso con las personas refugiadas

1. Establecer las medidas necesarias para garantizar el respeto de los derechos humanos en el control de fronteras e impedir la pérdida de vidas humanas en las mismas, prestando especial atención al incremento de personas fallecidas en el último año cuando intentaban llegar a las costas españolas.

2. Adoptar un Plan de Acción a nivel estatal para dar respuesta adecuada al incremento de llegadas de personas migrantes y refugiadas a las costas españolas, en el que se incluya un protocolo unificado de actuación que sirva para mejorar la gestión de las llegadas por vía marítima, asegurar la identificación de necesidades de protección y derivar a los canales de protección adecuados. Este Plan debe incluir también una dotación presupuestaria que permita incrementar los medios materiales y humanos existentes.

3. Garantizar el acceso a la información y al procedimiento de protección internacional de forma adecuada e individualizada en los puntos fronterizos marítimos y terrestres. Al mismo tiempo, se debe asegurar el acceso a asistencia letrada e interpretación desde el momento de la llegada, así como una identificación adecuada y temprana de personas con necesidades especiales, antes de su puesta a disposición de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, con el fin de asegurar un tratamiento apropiado de las mismas.

4. Adoptar medidas de identificación y protección efectiva de víctimas de trata con la participación y asistencia de equipos multidisciplinares junto con la aplicación de un enfoque centrado en la protección de las víctimas.

5. Garantizar una adecuada protección de los niños y niñas en puestos fronterizos y territorios, evitando que sean detenidos bajo ninguna circunstancia y asegurando una apropiada identificación de aquellas y aquellos no acompañados, así como la aplicación de pruebas adecuadas de determinación de la edad.

6. Reconocer la persecución por maras y pandillas en Centroamérica como motivo de concesión de protección
internacional, en línea con las sentencias de la Audiencia Nacional.

7. Garantizar unos estándares de calidad adecuados en el procedimiento, evitando entre otras cuestiones que se produzcan dilaciones excesivas tanto en la formalización de la solicitud como en la resolución de la misma. En este sentido, es urgente concluir la instrucción de los más de 42.025 expedientes que sufren reiterados retrasos de manera injustificada.

8. Poner en marcha vías legales y seguras de acceso al procedimiento de asilo: habilitar la posibilidad de solicitar asilo en embajadas y consulados españoles, facilitar la emisión de visados humanitarios, cumplir los compromisos
adquiridos en materia de reasentamiento y aprobación de un programa ambicioso y permanente de reasentamiento.

9. Eliminar la exigencia del visado de tránsito para las personas originarias de países en conflicto, como Siria, o cuya población sufre graves violaciones de derechos humanos.

10. Suprimir las restricciones a la libertad de circulación de solicitantes de asilo en Ceuta y Melilla y los criterios discrecionales y discriminatorios para realizar traslados a la Península y garantizar el cese de las devoluciones ilegales de personas que llegan a las fronteras españolas.

11. Garantizar el acceso físico a las embajadas españolas en situación de seguridad de los familiares a los que se extiende la protección internacional y el trato correcto a los mismos por parte de todo el personal de las misiones diplomáticas.

12. Valorar en la instrucción del expediente de extensión familiar el contenido del expediente de solicitud de protección internacional del titular de la protección y comunicar por escrito a la persona titular de la protección internacional y a la abogada o abogado actuante la recepción de la documentación presentada en las embajadas y la asignación del número de expediente de extensión familiar.

13. Para la valoración de la extensión familiar, establecer criterios uniformes para la acreditación de la relación de parentesco y, en su caso, dependencia o existencia de convivencia previa. Estos criterios han de estar adaptados a las realidades socioculturales de los países de origen y residencia de los familiares y a las condiciones de seguridad de los mismos. También es necesario establecer a priori los criterios sobre los casos en que se van a requerir pruebas de ADN (por nacionalidad, por falta de documentación de identidad, por falta de documentación de parentesco…), para así agilizar su realización desde un inicio.

14. Eliminar los límites a la extensión familiar no previstos en la ley y que han originado que haya solicitudes de extensión presentadas hace años y que no se están instruyendo y agilizar la tramitación de expedientes de extensión familiar que actualmente se demoran más de un año tanto en la OAR como en las embajadas. Esto es incompatible con el principio de reagrupación familiar, derecho a la vida en familia y el principio humanitario de ayudar a que las personas refugiadas reconstruyan su vida en el país de destino.

15. Defender una posición garantista en las negociaciones de la reforma del Sistema Europeo Común de Asilo (SECA) para que no suponga un retroceso en los derechos de las personas solicitantes de asilo y refugiadas.

16. Garantizar la articulación de un sistema de acogida flexible y sostenible que asegure a todas las personas solicitantes de asilo un proceso de inclusión efectivo, adecuándose a las cambiantes necesidades sociales y laborales de nuestro país, así como los medios oportunos para atender a personas con necesidades especiales.

17. Diseñar políticas de protección social de las personas solicitantes de protección internacional y refugiadas teniendo en cuenta la tasa de desempleo en esta población, la tasa de personas en riesgo de pobreza y exclusión y la valoración de los recursos existentes, contemplando de forma necesaria un incremento del presupuesto actual destinado al sistema de protección social con el fin de garantizar una protección adecuada y eficaz. También es fundamental garantizar el diseño e implementación de planes de integración, convivencia, igualdad y no discriminación.

18. Evitar que la incertidumbre política afecte la agenda de asilo y a las personas refugiadas y prevenir su criminalización en el discurso político en las próximas elecciones europeas, autonómicas y locales.

Propuestas en materia legislativa

19. La aprobación del Reglamento de Asilo, que lleva casi nueve años de demora, con la consideración de las aportaciones ya realizadas por las organizaciones no gubernamentales especializadas. Este retraso está dificultando sobremanera aspectos muy importantes para su aplicación, como son la reagrupación familiar, las solicitudes formuladas en misiones  diplomáticas, la aplicación de los plazos en el procedimiento en frontera y en los CIE o los criterios en relación con las razones humanitarias. También es preciso subsanar la falta de desarrollo del artículo 46 de la Ley de Asilo respecto a las personas en situación de especial vulnerabilidad y la necesidad de un tratamiento diferenciado, a día de hoy inexistente.

20. Retirar la Disposición Adicional Décima de la Ley de Extranjería, que pone en grave riesgo el derecho de asilo
al no contemplar el procedimiento y las garantías debidas bajo las que se llevará a cabo la nueva figura del “rechazo en frontera”. Al amparo de esta norma, muchas personas merecedoras de protección internacional siguen siendo expulsadas de manera ilegal a Marruecos, donde su vida corre peligro, sin tener acceso al procedimiento de asilo. Esto es una grave vulneración de la normativa europea e internacional.

Los países que más acogen refugiados

Vídeos

 

 

Tuits

Fuentes y enlaces de interés

Wikipedia. República de Uganda

Wikipedia. República de Ecuador

ONU. El país que mejor trata a los refugiados está en África 31-01-2018

El Comercio. Ecuador acoge más refugiados que toda América Latina en su conjunto. 19-01-2018

CEAR. INFORME 2018: Las personas refugiadas en España y Europa RESUMEN EJECUTIVO

La Sexta. Ni son una carga ni ahondan las crisis económicas: las cifras de la mentira cuando hablamos de los migrantes. 28-06-2018

Artículos relacionados en La Política

El “delito” de rescatar personas

 

Llega el Aquarius a Valencia mientras algunos hablan de “buenismo”, cuando tan solo hay que hablar de “humanidad”

 

Humoristas gráficos colaboran con diez ONG para reclamar que las personas refugiadas no caigan en el olvido: #NoTeOlvides

 

El Spiderman de París nació en Mali, se llama Mamoudou Gassama

 

El “delito” de rescatar personas

 

Rohinyás, el pueblo sin amigos

 

Solucionando el problema de los refugiados