España y Guinea Ecuatorial tienen mucho en común y Ramón Nsé Esono nos lo cuenta cada semana.

Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia respecto a España el 12 de octubre de 1968 y es para muchos de nosotr@s una gran desconocida que iremos descubriendo con el humorista gráfico ecuatoguineano Ramón Nsé Esono, que a pesar de haber estado preso en su país por sus ideas, lo sigue amando profundamente.

Artículo y viñeta Ramón Nsé Esono,JamónyQueso – @Guineaeslomejor

 

En el “Arte de la Realpolitics”, rigen los grados con los que se pueden definir a los “peces gordos que se comen a los chicos”.

Por ejemplo, si lo miramos a niveles de lupa “Armamentística”, pareciera quedar claro que USA iba de paseo a Vietnam durante los recordados y muy filmotequeados años aquellos. Pero acabó paseando almas con armas desde Saigón, hasta Houston. Es decir que el paseo les costó lo suyo. Y ninguna madre o padre por más “deepamerican” que sean, gustan de recibir las armas por y con las que luchó el alma que ya no tendrá cuerpo. El “patriotismo no es capitalismo”. Es “sentimiento”.

Otro ejemplo sería que te tomarás a niveles “altos” que en una “mesa de negociación” entre África entera y sus actuales líderes, y China, los que “salgan ganando” sean los países africanos.

Y más ejemplos, y aquí queremos tocar fibras: J.M y TONM

Ahora pillemos la gracia del tinglado antes leído hasta aquí…

“…soy dictador porque dicto las leyes…”

Con eso, solo con eso, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo (TONM) se convierte en Dios, ante por ejemplo José María.

¡Pero ojo!, en un Dios en el que sí, por supuesto, faltaría más, puede “cagarse” Toledo. No sabemos en otros Dioses. Pero en este sí. Y se le aplauden y todo.

Pero igual, un Dios “como Dios Manda” es Teodoro el “Último Rey Franquista”.

Aquí hay que ser suaves para que nadie se nos vaya por los cerros pensando en luego dejarse caer.

El que dicta las leyes, claramente es un dictador. O “dictaleyes”, que es más bonito en el sonido porque puede hasta ser un profesor con cara de no haber roto un vaso en su vida. Y por supuesto, ser un Jefe de Estado como el Rey Felipe VI que es una figura “históricamente” en el mundo donde ejerce de Dios Menor Jose Mari, Inviolable. O para más exactitud: intocable por ley.

En el mundo de Teodoro las cosas se pintan claritas. Hasta tal punto que si su hijo que tiene la potestad de firmar, “si quiere”, autorizaciones a todos los funcionarios públicos bajo el gobierno del Estado que dirige su Padre se toma 16 millones de dólares en joyas y en bruto, y se va a Brasil comportándose como un verdadero idiota que con cargos que le suenan a cargas no mide que “él es un vicepresidente y no un mafiosillo del tres al cuarto” como para entrar en territorio soberano de otro país tan soberano como el que cree de ellos donde acostumbran a pedir que se respeten “nuestra” soberanía como tal, y pasándose por el forro de sus cojones las leyes del soberano país americano, quisiera introducir de esa forma tan infantilmente ilegal…

En fin, que si su hijo comete una estupidez tipo “pequeño Nicolas”, él, Teodoro, no necesita de movilizar a profesores de universidad y jueces de las altas instancias de sus dominios endiosados para que le “tapen las vergüenzas intelectuales” a su “Niño querido”.

Le basta con saber que sus adoradores van a vigilar a la población. El resto: Obra de Dios.

José Mari no tiene ese poder aunque se encargue todo lo que le queda de existencia para tratar de demostrárselo a él mismo. Por ejemplo, solo con “Casado” la ha cascado demostrando así ser un Dios Menor.

En Guinea Ecuatorial, me gusta recordar que, celebraremos la fiesta de la Hispanidad “esa” tan chula porque alberga historias humanas complejas y a veces disparatadas. Pero jamás a olvidar. Pero también nuestra independencia que ya he escuchado hoy en Barcelona la pregunta: ¿os independizasteis u os independizaron?. Y sí, no me la hizo una chavala. La hizo la “experiencia” catalana.

Esa celebración ya sería la rebomba que el Jefe de Estado Español que es el primero en defender “la marca España” en el mundo interno, y externo, decida acudir a esa África que no presenta todavía un quilombo. Pero seguro que no va. Así que, pensemos pues en la celebración de la Hispanidad con ojos ecuatoguineanos puestos sobre Catalunya vs España.

En la imagen que ven ustedes acompañando a esta locura de texto, se ven en la mano izquierda del aquí considerado “Último Rey Franquista” una “réplica” de la espada de uno al que ya le gustaría ser José Maria cuando se habla de la historia de los Dioses Españoles: El Cid. En la otra, la derecha, sostiene el “peso” (si fuera Constancia sería “justicia”) como símbolo de su autoridad.

Esos elementos le confieren en el mundo de los Dioses Mayores, por ejemplo, el PODER de resolver, solo dictando leyes (ni falta hace enviar antidisturbios como si se tratase de estudiantes de la UNGE), que los catalanes y las catalanas tengan ganas al menos de no colgar lazos amarillos, cuando a él no le mola, como dictador de leyes que es, el amarillo. Es decir, que en su calidad del mismo status que el Dios Mayor, Felipe VI, en eso de la jerarquía “militar-político-social” que usan para su amados súbditos, Teodoro es capaz de mantener a Catalunya como lo hiciera el antecesor en el puesto de Jefe de Estado del Padre de Felipe VI.

Si del Dios Mayor Teodoro dependiera, Catalunya y España estarían hoy como Guinea Ecuatorial y MAIB.

En cambio para un Dios Menor (acostumbrado a vivir en la clandestinidad del toque de cuerdas de poder. Cosa que no hacen los Dioses Mayores que son más de ir de frente) Catalunya y España están hoy como están. Y a para sus trapicheos “va bien”. ¿Que si eso de dictar leyes a lo Dios Mayor Teodoro es malo para el conflicto actual Hispano Catalán?. Pues sí. Ningún Dictador debe ser recuperable. Ya ni decimos recuperarlo a través de “imitadores de dictadores”.

Al conflicto mencionado no le vendrían bien a sus actores lidiarla con uno que fue “obra franquista” y que a Casado ni le daría el biberón si se comportase como su “propio hijo” (encima blanco como Copito el Man without Master).

Como todo buen Dios Menor, a José Maria, un embrollo como el Catalán le viene “toomouchbig” para tan “poco poder”. Así que trapichea con y contra the pipol´s.

Es decir, no puede aguantar el peso de 40 años sin tener que salir en los primeros 8, para regresar en la mente de uno que miente hasta en su “hombría patria universitariamente preparada”. 40 años de hacer lo que te salga de los cojones sin que ningún “Pablo”, ya ni digo “iglesia” alguna, venga a decirte “cuantas copas debe beber un buen aspirante a Dios”.

Y es que estos días ando por ESPAÑA, pero dentro de Catalunya, hablando de lo que creo que atraerá la atención del conjunto de los demócratas españoles el interés por ese país que en breve celebrará 50 años con su Dios mirando “cara al sol”.

Y le ha funcionado: morirá sin que ningún “zapatero” le haya llegado a la suela de los zapatos.

 

Ver más

ABC Incautan al hijo de Obiang 16 millones de dólares en dinero y joyas que pretendía introducir en Brasil 19-09-2018

 

Tuits y posts