Viñeta de El Koko – @Elkokoparrilla

Artículo de Simone Renn – @SimoneRenn

La Sección de Derecho Penal de La Comisión General de Codificación que debe asesorar sobre la remodelación del código penal en materia de delitos sobre libertad sexual, no cuenta ni con una sola mujer.

Más de la mitad de jueces y magistradas en España son mujeres y sin embargo los cargos de decisión que marcan las leyes que rigen a la ciudadanía están copados por hombres.

Es realmente grave que La Comisión General de Codificación, órgano superior colegiado que asesora al Ministro de Justicia, esté formado por 115 vocales delos cuales tan solo 16 son mujeres, ya que hoy en día no se puede acusar este enorme desfase en órganos de tanta relevancia a la falta de mujeres en el mundo del derecho.

Este órgano que fue fundado por por Real Decreto de 19 de agosto de 1843 parece que se haya quedado anclado en el siglo XIX, pues la presidencia de las 5 secciones: Civil, Mercantil, Derecho Público, Derecho Penal y Derecho Procesal tienen a cinco hombres como presidentes, además del presidente de la propia Comisión General de Codificación, que le corresponde al Ministro de Justicia y también el Vicepresidente es hombre.

Aunque el órgano no es muy activo, que lo debería ser mucho más, lo cierto es que tiene en sus manos temas realmente importantes para la ciudadanía:

  • La preparación de la legislación codificada u otras propuestas normativas que expresamente le encomiende el Ministro de Justicia.
  • La revisión de los cuerpos legales y leyes vigentes en las diversas ramas del Derecho y la exposición al Ministro de Justicia del resultado de sus estudios, con especial atención a la conveniencia de promover delegaciones legislativas conducentes a textos legales refundidos o iniciativas para consolidar, armonizar y simplificar disposiciones reglamentarias.
  • La elaboración de proyectos que se relacionen con las actividades propias de su función, así como su propuesta al Ministro de Justicia.
  • La elaboración de dictámenes o informes en aquellos asuntos de carácter jurídico que el Ministro de Justicia, otros departamentos ministeriales o el Gobierno sometan a su consideración.
  • La corrección técnica, de claridad del lenguaje jurídico y de estilo de los anteproyectos de ley y proyectos de disposiciones que le sea encomendada por el Ministro de Justicia.

Pues bien, la sección de Derecho Penal que precisamente se encarga de la Violencia de Sexo, además de estar presidida por un hombre, en concreto por Esteban Mestre Delgado que como dato adicional es catedrático de la Universidad de Alcalá de Hnares y abogado del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, esta sección no cuenta ni con una sola mujer entre sus 20 vocales. De todos los asesores actuales en la sección el más joven tiene 50 años.

Después de hacerse pública la composición de la sección penal de la comisión, la Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE) tuiteaba:

Resulta inasumible desde el punto de vista ético político y jurídico que hombres (y solo hombres) realicen la propuesta que legisla principalmente sobre el cuerpo de las mujeres“.

Quizá esto nos explique por qué además de las reivindicaciones de las la Asociación de Mujeres Juezas de España y de las asociaciones feministas, tanto la Unión Europea como la ONU hayan mostrado su preocupación por el sesgo machista de la Justicia española.

Además del problema de composición casi exclusiva de hombres en los puestos de decisión de la magistratura española, los profesionales, hombres y mujeres de las leyes en España sufren un problema estructural de falta de medios y de formación en los juzgados de violencia machista, y así ya en febrero de este año lo denunciaba la Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE).

A través de un comunicado AMJE en ese momento también expuso la “necesidad inmediata” de la puesta en marcha del Pacto de Estado contra la Violencia de Género que garantice “la debida diligencia del Estado en la protección de las víctimas”.

El caso de ausencia de mujeres en cargos de decisión, aun representando el 52,5% del total de jueces y juezas de España, no es exclusivo de La Comisión General de Codificación, por ejemplo:

  • En el Constitucional hay 2 juezas y 10 jueces.
  • En el Tribunal Supremo hay 10 juezas y 76 jueces.

Reacción del Ministerio de Justicia

Ante las presiones sociales después del juicio de “La Manada” el ministro, con intención de dar una respuesta rápida y presentar una propuesta de reforma del Código Penal en breve al Parlamento, convoca a la sección de Lo Penal para que dirima si el articulado que desde 1995 tipifica los delitos contra la indemnidad sexual: acoso, abusos y agresión sexual están convenientemente definidos en el Código Penal español. Además de discutir sobre la tipificación también tendrán que hacerlo sobre las penas y las características delictivas.

Esto que ahora se quiere hacer deprisa y corriendo, ya venía siendo reclamado desde hace mucho tiempo por diferentes colectivos.

De nuevo presionada por la sociedad la Justicia española al ver que la sección de lo penal estaba constituida solamente por hombres, el presidente de la sección, Esteban Mestre, “ha tenido que pedir permiso al Ministro” para incorporar a “seis mujeres expertas” de forma puntual a la sección, que tendrán voz y voto.

Ante esta circunstancia de nuevo la Asociación de Mujeres Juezas (AMJE) se ha pronunciado y exige que no se lleve a cabo un “parche” si no una reflexión serena y profunda de nuestro Código Penal, en lo reverente a Violencia de Sexo, ya que es algo extremadamente serio y el tema así lo requiere.

Desde luego no parece serio que se incorporen seis mujeres de forma anecdótica mediante “invitación” a seis mujeres expertas a “colaborar” con el estudio de forma excepcional.

Así AMJE ha publicado un comunicado con fecha 6 de mayo, que por su importancia incorporamos íntegro al final del artículo que os invitamos a leer y que la jueza Victoria Rosell ha resumido en este tuit:

“Invitar” a 6 mujeres juristas a la comisión de codificación penal, (para reformar los delitos sexuales), manteniendo su composición -20 hombres- no es rectificar. Es maquillar. Y seguir sin entender nada. (Tuit)

A todo el enredo de la justicia machista, hay que añadir que el 70% de los jueces y fiscales a lo largo de nuestro país, llevan haciendo concentraciones todos los jueves desde el 5 de abril a las puertas de las sedes judiciales demandando la necesidad de reforzar la independencia judicial, de llevar a cabo mejoras laborales y la modernización de la Justicia. Estas concentraciones de no ser atendidas terminarán con una huelga general el próximo 20 de mayo convocada por las siete asociaciones de jueces y fiscales de este país.

En algunas Comunidades Autónomas como Galicia los representantes de la Justicia llevan sosteniendo desde hace meses una huelga que ha provocado casi la suspensión de 25.000 juicios suspendidos en los últimos tres meses.

No hemos de olvidar que el ministro Catalá para el cual estas asociaciones también han pedido la dimisión la semana pasada, se convirtió en el primer ministro reprobado de la democracia española, y lo fue por una mayoría abrumadora del Congreso de los Diputados hace ahora un año, junto al Fiscal General del Estado y el Fiscal Anticorrupción Maza y Moix por su “injerencia” en procedimientos judiciales en los que estaban investigados cargos públicos del Partido Popular.

En definitiva las mujeres nos vemos obligadas a dejar en manos de un Ministro reprobado por el Congreso de los Diputados, que canta en procesiones de Semana Santa el himno de Millán Astray “Soy el novio de la muerte” y en un órgano colegiado presidido y formado solo por hombres, algo tan delicado como la remodelación de la tipificación de los delitos sobre la libertad sexual.

Cuesta creer que de esta remodelación del código penal salga algo positivo.

¿Hay alguien ya que tenga duda de que la Justicia en España no es esa “mujer” con ojos vendados y una balanza en sus manos que se utiliza como personificación alegórica de la fuerza moral en los sistemas judiciales?

Comunicado AMJE: “Las mujeres no queremos ser víctimas, sino protagonistas”

Por la relevancia del comunicado os mostramos el texto íntegro.

El debate recientemente abierto sobre la adecuación de la respuesta legal y judicial ante delitos con una clara significación patriarcal, así como la intensidad y firmeza con la que amplios sectores sociales reclaman una revisión de nuestro sistema de justicia nos obliga a una reflexión serena y profunda.

Una actuación de los poderes públicos que pretenda simplemente parchear la situación y dar una respuesta meramente formal y aparente no hace sino profundizar en la brecha que ya existe. La desigualdad y discriminación de la mujer no es una anécdota que requiera de meras correcciones, es sistémica, general y estructural. Prueba de ello es que cuando desde el Ministerio de Justicia se encarga a la Comisión General de Codificación el estudio de la regulación de los delitos contra la libertad sexual nos encontramos con que son veinte varones los destinatarios de tal tarea. Ninguna mujer.

Y de nuevo frente a ello se pretende una nueva corrección anecdótica mediante la “invitación” de seis mujeres expertas a “colaborar” con el estudio de forma excepcional.

Las mujeres no somos invitadas de la historia sino protagonistas de la misma y es un deber moral y legal que ocupemos el lugar que nos corresponde. Un organismo asesor del Estado en materia legislativa formado únicamente por hombres y sin ninguna representación femenina carece simplemente de cualquier legitimidad y ninguna tarea debe encomendársele hasta que no se produzcan cambios fundamentales en su organización y estructura que incluyan la presencia igualitaria de hombres y mujeres en todos su órganos de forma permanente.

Frente a ello no caben operaciones de mero maquillaje o invitación a quien tiene derecho a estar allí por méritos propios. Los cambios deben ser profundos y abordarse desde la raíz, pues el problema al que nos enfrentamos está profundamente enraizado en nuestra sociedad.

Es necesario afrontar cambios en la instrucción de los operadores jurídicos que incluyan la igualdad y perspectiva de género como principio básico de nuestra actividad y que deberá estar presente durante toda nuestra trayectoria profesional mediante una formación obligatoria, continua y desde una orientación transversal y multidisciplinar. Es necesario abordar una reforma del Código Penal que regule los delitos contra la libertad sexual con conciencia de su significación patriarcal y acorde con el sentir social, de forma que una violación sea reconocida, legalmente también, como una violación

Y es, por último, fundamental arbitrar medidas eficaces de protección a las víctimas y asumir responsabilidades en este ámbito. La filtración de los datos personales de quien ha sufrido un delito de enorme gravedad y tras él a un duro proceso penal resulta intolerable y nos obliga a analizar que ha fallado y que mecanismos deben ser modificados para evitar que esto pueda ocurrir en el futuro. Se trata de una cuestión esencial pues si no somos capaces de contener los daños que con ocasión del proceso se causa a las víctimas este deja de tener sentido y ningún orden, bien jurídico ni Justicia puede ser restaurada.

Desde la Asociación de Mujeres de Juezas de España:

1º. Exigimos la composición paritaria de todos los organismos e instituciones, y especialmente aquellos que tienen que ver con las reformas legislativas en nuestro país, de acuerdo con la obligación prevista en los artículos 54 y 16 de la Ley 3/2007 de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres.

2º. La formación con perspectiva de género transversal y multidisciplinar , obligatoria y continua debe ser impartida a todos los operadores jurídicos (fuerzas y cuerpos de seguridad, judicatura, fiscalía, abogacía y medicina forense) , especialmente de aquellas personas que se relacionan con delitos de violencia de género y delitos contra la libertad sexual. Y ello en cumplimiento del Convenio de Estambul de 2011, del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y de la resolución de la CEDAW

3º. Cumplimiento integral del Estatuto de la Víctima, evitando su culpabilización y revictimización, así como respetando el derecho a su intimidad.

6 de mayo de 2018

Tuits

 

 

 

 

Fuentes y enlaces de interés

Asociación de Mujeres Juezas AMJE – @mujeresjuezas

AMJE. “Las mujeres no queremos ser víctimas, sino protagonistas” Comunicado AMJE. 7-05-2018

WikipediaComisión General de Codificación

La Sexta. El Ministerio de Justicia anuncia que el comité sobre delitos sexuales incorporará, temporalmente, mujeres juristas tras la polémica por estar formado por 20 hombres 4-05-2018

La SextaEl Gobierno encarga revisar los delitos sexuales a un comité que no tiene ni una sola mujer 4-05-2018

HUFFPOST.  Ninguna mujer en la comisión para revisar los delitos sexuales en el Código Penal 4-05-2018

ElDiario.es La comisión que revisará los delitos sexuales incorporará a catedráticas y mujeres juristas 4-05-2018

La SextaUn curso online no obligatorio de 16 horas: la formación que tienen los jueces en igualdad de género 05-05-2018

PúblicoLas juezas denuncian falta de formación y de medios en los juzgados de violencia machista. 15-02-2018

20 Minutos. La comisión de expertos rectifica y contará con mujeres para reformar los delitos sexuales tras La Manada 04-05-2018

Levante-emv El ayuntamiento pagó 18.000 euros por el informe de la querella contra la exministra Sinde

BOEReal Decreto 881/2015, de 2 de octubre, por el que se nombra Presidente de la Sección Cuarta, de Derecho Penal, de la Comisión General de Codificación a don Esteban Mestre Delgado.

PúblicoEl Congreso reprueba a Catalá y a los fiscales Maza y Moix por proteger al PP en el caso Lezo. 16-05-2017