España y Guinea Ecuatorial tienen mucho en común y Ramón Nsé Esono nos lo cuenta cada semana.

Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia respecto a España el 12 de octubre de 1968 y es para muchos de nosotr@s una gran desconocida que iremos descubriendo con el humorista gráfico ecuatoguineano Ramón Nsé Esono, que a pesar de haber estado preso en su país por sus ideas, lo sigue amando profundamente.

Artículo y viñeta Ramón Nsé Esono, JamónyQueso – @Guineaeslomejor

 

Las futuras revoluciones serán feministas o no lo serán.

Sé que el feminismo, o será antirracista o no lo será.

Femen es un controvertido grupo contestatario con sede central en Kiev, fundado el 10 de abril de 2008 por la economista Anna Hutsol con el nombre de «Nueva Ética».

Ya lo ven, esa definición de Femen que hace de entradilla de este texto de loco de hoy está sacada de un lugar donde se puede consultar más largo y tendido el tema que suscita interés tanto por las tetas, como por el llamativo mensaje que esas mismas tetas no ocultan. Y es que Femen es simplemente un grupo de mujeres con tantas tetas como cojones dicen tener aquellos pocos hombres que dice wikipedia que les acompañan en sus aventuras de primerísimo nivel en el alto voltaje con el que su activismo se topa con la crême de la crême del poder global.

Pero, ¿estoy yo, hombre, heterosexual oficialmente no declarado, negro africano del centro, y sin formación alguna, dotado de los suficientes cojones para hablar de los ovarios, perdón, de las tetas, de las valientes mujeres, jóvenes, occidentales o no, que dedican su vida activista a dejar claro que las futuras revoluciones serán feministas o no lo serán?.

La respuesta es no. No tengo más que un par de cojones, y perderlos por opinar sobre un tema tan importante a nivel internacional me pilla con bastante yuyu mediático.

Así pues, no estoy dotado de tantas bolas como tetas tienen las valientes de Femen.

Eso sí, me gusta saber que tengo un cerebro que gusta de leer sobre historia, cualquiera. Y es así que sé que el feminismo, o será antirracista o no lo será. También sé que el feminismo será la revolución más efectiva de este siglo recién estrenado con todo lo que negativamente implique su idea de enfrentarse a los “poderes machónicos” existentes y abundantes en nuestras vidas diarias. Y no, no me pongo en el lado de las mujeres en estos temas. Me suele costar, pero prefiero ponerme del lado de la humanidad cuando partes ya muy extremas deciden chocar frontalmente y: caiga quien caiga.

En estos casos suelen ser vidas humanas, sobre todo la de las mujeres, las que “caen”. Y eso, soy humano, y no veo bien enfrentamientos “a muerte” como opción válida para resolver nada. Pero, soy también hombre y bueno, mejor que tenga en cuenta que el feminismo va más allá de sus objetivos “de hoy”. Por eso las tetas no son tetas cuando Femen sale a dedicarnos sus actuaciones, todas estelares. Son en realidad como ese soporte sobre el que aveces dibujo mis mensajes para que otros, otras, traten de ver más allá donde por inhumanidad e intereses opacos no quieren, o prefieren tratar de no ver.

¿Las tetas hablan?, sí. Las tetas explican todo desde el primer minuto que llegas a la tierra. Te tapan la boca para que no seas llorón o llorona. Te calman la sed y te alimentan hasta que “ya no es bonito que tu madre saque la teta” para callarte o alimentarte.

Por ejemplo porque está en un centro comercial de esos a donde acuden moralistas que llevan a sus hijos e hijas a los campos de fútbol a “hacerse hincha de tu club”, o a misa los domingos a escuchar misa de una persona que no tiene familia “gracias a su dios” pero tiene en su gremio a compañeros que abusan de dichas familias y sus menores, o en su caso los llevan a levantar la manita, cara al sol, y los cubren, a sus hijos, sobre todo hijas, con una bandera que recuerda épocas en las que las mujeres sólo podrían callar y alimentar el ego y el machismo tanto de sus abuelos, como de sus padres como de sus hermanos, y hasta sus propios hijos, y desgraciadamente, sus propias hijas.

¿Puede surgir un movimiento de activistas como Femen en Guinea Ecuatorial si tomamos como punto de partida que muchas jóvenes ecuatoguineanas, o hispanoguineanas, han sido educadas en occidente y por lo tanto saben que es pelear por tus derechos y por tu dignidad?. Mi respuesta es no. Salvo que me sorprendan callándome la boca haciéndome ver que es posible. Pero de momento no.

Las jóvenes ecuatoguineanas o hispanoguineanas no podrían llevar unas acciones de ese calado. Como “mucho” ha surgido un grupo que se hace llamar “las barrenderas”. Y ha tenido el mismo espacio en los medios españoles como lo tienen muchas jóvenes hispanoguineanas que hoy son “referentes e influencers” de esa sociedad en donde hombres y mujeres, antes de temer al Presidente de Akoakam, temen a ese Dios al que rezan fervientemente los fascistas y todos los racistas. Y eso último ya son palabras mayores en un país cuyas bisabuelas en otros tiempos iban a teta descubierta hasta que llegó “la civilización” que hoy obliga a muchas de sus bisnietas a no querer ser parte de Femen, porque “esas chicas blancas no tienen vergüenza”. Ya ni digo, ir contra “el poder del hombre” a cara descubierta, aun sin tetas liberadas deliberadamente y voluntariosamente.

¿Qué qué estoy diciendo?

Nada, en realidad esta es una cartita para decirle OLÉ TUS OVARIOS! A las activistas de Femen a las que miro y admiró como hombre y como humano allá donde dejen claro que en este siglo, por ejemplo en el Reino de Felipe VI, los nostálgicos de las dictaduras deberán demostrar que sus cerebros son más eficaces que las tetas a la hora de clavar el mensaje definitivo (lo que ya es de entrada muy imposible. Las tetas no requieren de formación. El cerebro requiere de algo más que creerse que se tiene uno…).

Pues como digo yo, que le digan a uno, o a una valiente, no debe servir solo para resaltar la valentía. Debe también ayudar a entender las razones profundas para que se active en uno o una el valor que jamás deja de estar presente cuando las causas lo requieren. La supervivencia para todos es vital como vital es la valentía ante las dictaduras y sus derivados que parecen eternos. Ellas, las tetudas que van por ahí “molestando” a personajillos y personajes que no atienden a razonamiento alguno, son valientes porque tienen tetas y gastan un cerebro.

Otros con cojones y cerebro somos los que debemos verlo con humanidad. Y no con extremos “socio-políticos-religiosos” creados para jodernos más. Cuestión de tiempo.

Última pregunta, ¿se necesitan tetas, cerebro, y valentía para visitar a los presos políticos catalanes dentro de cárceles españolas, siendo uno negro africano que recibió apoyo de todos los partidos políticos españoles para sacarlo de una situación en la que unos métodos dictatoriales marcan el paso?

Respuesta… en la siguiente carta loca.

Por hoy, sueñen con las tetas del futuro.

 

Imágenes y Vídeos

Femen interviene en las manifestaciones fascistas del 20N con el lema sobre su torso desnudo:

“Fascismo legal, vergüenza nacional”

 

 

Ver más

@FemenSpain

Wikipedia Femen

uptv.es Guinea Ecuatorial celebra 50 años de independencia bajo el Gobierno de puño de hierro de Obiang 12-10-2018

Utamboni “Espías de Obiang al descubierto en la concentración de Madrid” 6-08-2018

Radio Macuto “Mamá Etugu”,nuestra Juana De Arco 7-04-2018

 

Tuits y posts