Hoy se cumplen 100 años del aniversario del nacimiento de la gran poeta Gloria Fuertes, cuya efigie desde octubre de 2016 cruza los cielos en la cola de un avión de la compañía de aviación noruega Norwegian, sumándose a la de otros personajes históricos que en su momento desafiaron los límites o las normas establecidas, como el explorador noruego Roald Amundsen, la actriz sueca Greta Garbo, el escritor británico Roald Dahl o nuestra gran querida política republicana Clara Campoamor.

¿Curioso verdad que sea noruega y no española la compañía que luce a gala a la poeta española Gloria Fuertes?

Recientemente también pudimos ver como un sindicato noruego era el que ayudaba a sufragar la exhumación del republicano Timoteo Mendieta, a su hija Ascensión Mendieta.

Como decía Gloria Fuertes:

Lo primero, la bondad; lo segundo, el talento. Y aquí termina el cuento.”

¡Gracias Noruega!

Gloria Fuertes es una de las voces iniciales de la poesía femenina de posguerra con Carmen Conde y Ángela Figuera.

Gloria Fuertes posee la distinción de ser junto a Gabriela Mistral las únicas mujeres incluidas en la antología Norton que agrupa a cien poetas en lengua castellana, y además es la única mujer incluida en la colección de poesía Colliure.

Su poesía ha alcanzado una gran fama internacional, y sin embargo, como otros muchos grandes talentos, en España no fue reconocida, ni todavía lo es hoy en día.

Gif que hizo Google como homenaje a Gloria Fuertes en su 99 aniversario.

Gif que hizo Google como homenaje a Gloria Fuertes en su 99 aniversario.

Gloria Fuertes nacida el 28 de julio de 1917 en el barrio madrileño de Lavapies, se manifestó como una poeta antibelicista.

Su poesía nació en la posguerra de la Guerra Civil Española.

No es de extrañar que uno de los primeros premios que recibió, en 1965, fuera el Premio Acento con su poemario “En pie de paz

De la guerra Civil Española ella diría:

“Lo único bueno que me dio fue que me hizo pacifista y me dejó un poco de metralla en el muslo”.

“Sin la tragedia de la guerra quizá nunca hubiera escrito poesía.”

Más conocida por sus poemas para niños, y su participación en el programa de televisión “un globo, dos globos, tres globos“, posee una gran obra que hace amar la poesía a grandes y pequeños.

Como persona inteligente que era, sabía la gran importancia que tiene para la humanidad la educación de los niños y a ellos dedicó gran parte de su obra.

“Es importante que los niños lean poesía.
Y es más que importante, es necesario.”

Gloria Fuertes opinaba que la poesía tenía tal fuerza que tenía efectos mágicos y maravillosos como que:

Un niño con un libro de poesía en las manos nunca tendrá de mayor un arma entre ellas.”

Gloria Fuertes en su poesía defendió la igualdad entre mujeres y hombres, el pacifismo y la defensa del medio ambiente.

Como dice Martín Sacristán:

“Gloria Fuertes cuenta la realidad que la rodea, con el profundo pesar de quien ve, y comprende.”

Este poema muestra con gran claridad como cuenta las cosas Gloria Fuertes:

¿Que no soy mística porque canto el suburbio?
(…)
Yo no puedo pararme en la flor,
me paro en los hombres que lloran al sol.
Nadie sabe lo lírico que es
un mendigo que pide de pie.

En los diarios vienen circulares,
papeles hay pegados en la esquina
que prohíben comer pájaros fritos
¡y no prohíben comer hombres asados,
con dientes de metralla comer hombres desnudos!

La Luisa anda enredada con el Pepe.
Tere la castañera escupe raro
y su hijo el botones se hace golfo,
por lo demás aquí no pasa nada.

Setenta años es mucho,
muero viejo, cansado de trabajar,
dieciséis horas últimamente,
y no he ganado en toda mi vida
lo que gana un jugador en una tarde
dando patadas a un balón.
Por este bienestar, y esta armonía,
que me sube del pie a la garganta
sé que muero, (…)
ya no te despertará mi tos de madrugada (…)
mujer, hazte cargo, no es motivo que llores por tan poca cosa.

Gloria Fuertes llegó a ser profesora en la universidad de Estados Unidos

Gñoria Fuertes en su etapa de Estados Unidos.

Gloria Fuertes en su etapa de Estados Unidos. (Fuente Lector Adicto.)

La niña a la que su madre le reñía por leer, llegó a impartir clases en la universidad en Estados Unidos.

Gloria Fuertes que nació en un hogar humilde, asistió al Instituto de Educación Profesional de la Mujer obteniendo los diplomas de Taquigrafía, Mecanografía, Higiene y Puericultura.

Su interés por las letras comenzó a la temprana edad de cinco años, cuando ya escribía y dibujaba sus propios cuentos. Y este interés se mantuvo aún a pesar del nulo estímulo de su familia.

En 1932, a los catorce años se publicó su primer poema: Niñez, Juventud, Vejez.

Al fallecer su madre en 1934, empezó a trabajar en Talleres Metalúrgicos donde compaginó sus tareas de contabilidad con la escritura de poemas. Escribe su primer libro de poemas: Isla Ignorada publicado en 1950.

A partir de entonces publicó numerosos poemas, recitó poemas en Radio Madrid, comenzó a escribir cuentos, historietas y poesía para niños, que compaginaría siempre con sus poemas para adultos. También escribiría obras de teatro.

Organizó la primera Biblioteca Infantil ambulante por pequeños pueblos.

Fundó en 1951, junto con María Dolores de Pablos y Adelaida Las Santas el grupo femenino «Versos con faldas» que durante dos años se dedicaron de manera especialmente activa a ofrecer lecturas y recitales por cafés y bares de Madrid.

De 1955 a 1960 estudió biblioteconomía e inglés en el Instituto Internacional de Madrid, donde conoció a la hispanista estadounidense Phyllis Turnbull, con la que mantuvo una relación de quince años.​

Allí trabajó de 1958 como bibliotecaria hasta 1961 cuando obtuvo la beca Fulbright en Estados Unidos para impartir clases de Literatura española en la Universidad Bucknell, fue -dijo- la primera vez que pisó una universidad.​

Posteriormente fue profesora en el Mary Baldwin College y en el Bryn Mawr College hasta 1963 que regresó a España.

A partir de mediados de los años 70 sus colaboraciones en diversos programas infantiles de TVE, como Un globo, dos globos, tres globos, La mansión de los Plaff y La cometa blanca le granjearon una gran popularidad como poeta infantil, pero sin embargo eclipsó su gran trayectoria como poeta para adultos.

Falleció el 27 de noviembre de 1998 y dejó toda su herencia de 100 millones de pesetas a al orfanato conocido como Ciudad de los muchachos.

Gloria Fuertes y el Humor

En “La Política” tenemos varias secciones sobre “humor” y hemos de agradecer la tesis de Pilar Monge Mangelí: “Humor en poestia Gloria Fuertes,” en la que trata la relación de la poesía con el humor y en especial de la que guarda la de Gloria fuertes, pues:

Gran parte de la poesía de Gloria Fuertes hace sonreír en muchas ocasiones, es una poesía salpicada con gotas de humor. Ella misma diría que su poesía tiene esa “sal”  con la que afirmaba “sazonar” su obra.

El humor es en gran medida “rebeldía”, ya lo decía Breton:

“El humor es una rebelíon superior del espíritu”

Curiosamente Gloria Fuertes decía “Soy la única poeta española que tiene humor”, aunque sabía que esa no era una característica que le hiciera crecer en consideración en el mundo de la crítica literaria, a pesar de la dificultad intrínseca del humor.

Aunque no siempre es fácil reír, y ella lo reconoce, decía que nació con dos vocaciones la de poeta y la de alegre. Decía que le gustaba divertir a la gente haciéndola pensar.

Difícil es echarle gracia a la desgracia
y es necesaria mucha audacia, 
/…/
Ser humorista, peor que picar piedra,
hay que nadar al bies, contra corriente,
se choca con la mueca de la gente. 
/…/
El humorista está en la lista negra
(he oído decir que les persiguen)
(Mujer de verso en pecho,pág. 74)

En su autobiografía, vemos una de esas “gotas de humor”:

Gloria Fuertes nació en Madrid
a los dos días de edad,
pues fue muy laborioso el parto de mi madre
que si se descuida muere por vivirme.

A los nueve años me pilló un carro
y a los catorce me pilló la guerra;

Pronto me di cuenta
que era una errata
eso de que los niños venían de París.
A los seis años cambié la ese por erre.
Los niños vienen de Pari
 -escribí en la pizarra de las monjas-
Y me echaron.
(Historia de Gloria,pág. 78)

Bendita sea la risa

Bendita sea la risa
que deja alegría
por donde pisa.
Que venga la risa
y su prima la sonrisa.

No sabemos qué hacer

A veces el poeta
no sabe si coger la hoja de acero,
sacar la punta a su lápiz y hacerse un verso
o sacarse una vena
y hacerse un muerto.

Mi vecino

El albañil llegó de su jornada con su jornal
enclenque y con sus puntos.
Bajaron a la tienda a por harina,
hicieron unas gachas con tocino,
pusiéronlo a enfriar a la ventana,
la cazuela cayó al patio.
El obrero tosió:
-Como Gloria se entere,
esta noche cenamos Poesía.
(Ni hilo, ni veneno, ni navaja, O.I.)

No doy al César lo que es del césar

No doy al César lo que es del César
porque nunca tuve nada del César
(Historia de Gloria,pág. 225)

Gloria Fuertes sabía que el humor es algo imprescindible para poder vivir:

“En este juego de cartas que es la vida
gana el que más sonrisas ponga sobre el tapete”

Y esto lo reflejó hasta en el texto de su lápida.

Lápida de Gloria Fuertes. "Poeta de guardia"

Lápida de Gloria Fuertes. “Poeta de guardia”. Imagen de la Fundación Gloria Fuertes.

Poema autobiográfico de Gloria Fuertes

Gloria Fuertes nació en Madrid
a los dos días de edad,
pues fue muy laborioso el parto de mi madre
que si se descuida muere por vivirme.
A los tres años ya sabía leer
y a los seis ya sabía mis labores.
Yo era buena y delgada,
alta y algo enferma.
A los nueve años me pilló un carro
y a los catorce me pilló la guerra;
a los quince se murió mi madre,
se fue cuando más falta me hacía.
Aprendí a regatear en las tiendas
y a ir a los pueblos por zanahorias.
Por entonces empecé con los amores,
-no digo nombres-,
gracias a eso, pude sobrellevar mi juventud de barrio.
Quise ir a la guerra, para pararla,
pero me detuvieron a mitad del camino.
Luego me salió una oficina,
donde trabajo como si fuera tonta,
pero Dios y el botones saben que no lo soy.
Escribo por las noches
y voy al campo mucho.
Todos los míos han muerto hace años
y estoy más sola que yo misma.
He publicado versos en todos los calendarios,
escribo en un periódico de niños,
y quiero comprarme a plazos una flor natural

como las que le dan a Pemán algunas veces.

Después de leer este poema, aquellos que sean admiradores del humor de Miguel Gila, habrán reconocido ciertos parecidos entre este poema y el monólogo “La Historia de mi vida“. No es de extrañar que existan ciertas similitudes en la obra de ambas almas creativas, pues fueron amigos de adolescentes y por su condición humilde ambos sufrieron la misma guerra y posguerra y además, tenían el “buen humor” por bandera y también los dos eran “antibelicistas”.

Algunos poemas de Gloria Fuertes

Vendría la paz

Si todos los políticos
se hicieran pacifistas
vendría la paz.

Que no vuelva a haber otra guerra,
pero si la hubiera,
¡Que todos los soldados
se declaren en huelga!

La libertad no es tener un buen amo,
sino no tener ninguno.
Mi partido es la Paz.
Yo soy su líder.

No pido votos,
pido botas para los descalzos
-que todavía hay muchos-

Cuando Madrid era Sarajevo

En Madrid llovía metralla
llovían muertos.
Me regalaron un cordero.
– Tienes para comer un mes -, me dijeron.
Los ojos del cordero me dijeron otra cosa.
Yo, por poco me muero de hambre.
El cordero se murió de viejo.
Nos cogimos cariño,
él y yo solos bajo los bombardeos.
Después iba a por hierba a los solares
para mi cordero.
Le enseñé a comer papel
con los partes de guerra
a mi cordero.”

(Mujer de verso en pecho)

El corazón de la Tierra

El corazón de la Tierra
tiene hombres que le desgarran.
La Tierra es muy anciana.
Sufre ataques al corazón
—en sus entrañas—.
Sus volcanes,
laten demasiado
por exceso de odio y de lava.

La Tierra no está para muchos trotes
está cansada.
Cuando entierran en ella
niños con metralla
le dan arcadas.

La gente dice

La gente dice:
«Pobres tiene que haber siempre»
y se quedan tan anchos
tan estrechos de miras,
tan vacíos de espíritu,
tan llenos de comodidad.
Yo aseguro con emoción
que en un próximo futuro
sólo habrá pobres
de vocación.

Así va esto

Piel negra, latigazo blanco.
Hombre descalzo, patada de bota.
Alma clara, tortura oscura.
Niño inocente, metralla culpable.
Pobre del mundo, Multinacionales.
Minero limpio, político sucio.

Nací para poeta o para muerto

Nací para poeta o para muerto,
escogí lo difícil
-supervivo de todos los naufragios-,
y sigo con mis versos,
vivita y coleando.
Nací para puta o payaso,
escogí lo difícil
-hacer reír a los clientes desahuciados-,
y sigo con mis trucos,
sacando una paloma del refajo.
Nací para nada o soldado,
y escogí lo difícil
-no ser apenas nada en el tablado-,
y sigo entre fusiles y pistolas
sin mancharme las manos.

Hora es ya de que se rompa la cadena

Hora es ya de que se rompa la cadena de fechorías,
la cadena de estampitas,
de favores –toma y daca-
de chantajes con puntilla,
de beata con petaca.

¡Ya es hora de que rompamos la
cadena de Hacerloquenoshacen!

La cadena de si en la noche ¡ay! te hicieron daño.

La cadena de esperar al día
para pegar un palo al inocente que te ama.

 

Tuits destacados

 

 

 

 

Hasthags

Fuentes y enlaces de interés

Fundación Gloria Fuertes. www.gloriafuertes.org

Lector AdictoGloria Fuertes, gran poetisa de adultos

TravelerEL LAVAPIÉS DE GLORIA FUERTES

La Marea. Un siglo de demora para reivindicar a Gloria Fuertes, 20-03-2017

Hoy Gloria Fuertes cumpliría 100 años. En su Balcón recordamos su “Nota biográfica”

República de las letras. GLORIA FUERTES Y EL TEATRO | UNA APROXIMACIÓN DE NIEVES RODRÍGUEZ

Los ojos de hipatiaRecordando a Gloria Fuertes en el centenario de su nacimiento

PúblicoUn avión noruego lucirá el rostro de Gloria Fuertes. Entre tanto, en España…

Poemario de mujeres. Gloria Fuertes

Pilar Monge Mangelí. Humor en poestia Gloria Fuertes – TESIS

Wikipedia. Gloria Fuertes