Artículo y viñeta Jamón y Queso – @Guineaeslomejor

 

“…no sea usted tonto Don Tomás y mande al Niño a estudiar dibujo fuera del país. Al Camerún, a España…” Decían los que me conocían en el colegio como dibujante a mi Santo Padre como reclamo a una idea parecida a que me daban cierta importancia. Las locuras escolares se quedaban en las confesiones de todos los domingos y días de guardar… Pero mi Santo Padre no cedía. Él había parido a ese loquito, y él había nacido español para no entender a esos “claretianos”.

Mi padre optó por dejarme aprender de sus libros. Todos de la UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIÓN A DISTANCIA. De entre esos muchos libros, todos sobre derechos, aparecía uno que se llamaba: prosas de Leopoldo Panero… jejejejejeje, perdón, derecho canónico, derecho civil, derecho y mucho derecho… y todo por aquél entonces en ESPAÑA era izquierda. Eso, que a mi la derecha esa de los derechos me pilla con la izquierda rota. Es decir, a contrapié. Pues sin saber de política mucho más que lo que se dice algo sé, la derecha y yo sacamos dibujos y patadas a un balón. La izquierda me es débil porque alimenta todo para que los primeros tengan una buena razón para que no los abandone porque no dan en los cálculos finales…

Derecho Administrativo… aprendí mucho sobre los derechos. Aprendí que un lapicero es derecho si está bien hecho. Fino, de tacto suave y cómodo. Entonces, mi padre me mandaba derecho hacia los dibujos a luz ciega. Apostaba por mi libertad.

Una libertad ligada a las ganas de dibujar en castellano lo que también se debe explicar en fang, pichi, annobonés, Bubi, ndowe, etc, etc. Si extendemos al francés y al portugués, ya hacemos mejor país, supongo.

Ya que eso significa que a lo mejor si ESPAÑA no está a la altura de las demás naciones en cosas nuestras, entonces o les convencemos de que va de humanidad y no solo de bissneeesss… o nos vamos a pastar a otros lares. Yo, igual, lo dibujaré…

Soy hijo de alguien que habla castellano mejor que muchos jóvenes que me he topado por ahí por Lavapiés tirando de negritud, voluntad, esfuerzo, y marihuana… entre otros elementos buenos para mantenerse vivo.

Un poco de respeto cuando digo que solo puedo dibujarlo… contarlo es la siguiente viñeta.