Viñeta de Eneko – @EnekoHumor 

Artículo de Simone Renn – @SimoneRenn

 

 

Se ha iniciado una petición en Change.org para pedir el indulto de Juana Rivas en la que puedes firmar: ¿Firmas?

Ya se ha conocido la sentencia contra Juana Rivas que la condena por la sustracción de dos menores y desobediencia, a cinco años de prisión, la retirada de la patria potestad durante seis años de sus dos hijos de cuatro y doce años y además, debe indemnizar a su expareja con 30.000 euros por daños morales.

Como curiosidad, la sentencia tiene fecha del mismo día que se celebró la última vista, 18 de julio. Vamos, que el juez tardó poco en pensárselo.

El actual abogado de Juana Rivas, José Estanislao López, considera el fallo muy duro e injusto y va a recurrir la sentencia ante la Audiencia de Granada.

Recordemos que Juana Rivas huyó de Italia el verano de 2016 con sus hijos con el objetivo, según Juana, de protegerlos de su padre. Cuando llegó a su pueblo Maracena (Granada) y estuvo con los psicólogos del centro de la mujer que la atendieron, le detectaron secuelas propias de alguien que acaba de salir de un maltrato continuado, y también a su hijo mayor, si bien parece que posteriormente cuando el niño estuvo con la perito forense del juicio, ésta no las vio, pero se debería haber tenido en cuenta la valoración de los profesionales que previamente y durante más tiempo habían estado con el niño en el centro de mujeres. En el centro se le recomienda que interponga una denuncia por “malos tratos físicos y psicológicos habituales”, lo que haría días después.

Llama la atención que Juana pusiera una denuncia contra su pareja el 12 de julio de 2016 que acabaría enviándose a Italia en noviembre de 2017, porque se decide que no es competencia de los juzgados españoles y que a fecha de hoy no se haya empezado ni tan siquiera a instruirse. El juez no ha tenido en cuenta esta denuncia, ni como atenuante ni como eximente. Es más, el juez indica que “no es creíble la certeza de los hechos contenidos en esta denuncia, porque ningún juzgado ha declarado la veracidad de estos”. Pero si no se le ha llegado a dar ninguna respuesta, tan siquiera, la denuncia está perdida por algún cajón de la administración italiana.

Es conveniente recordar que el año pasado Estrasburgo condenó a Italia por su ineficiente lucha contra la violencia machista. País donde una mujer es asesinada cada 72 horas.

Así en el caso de Juana Rivas se juntó la insuficiente agilidad de la administración española con la ineficacia italiana.

Tras interponer la denuncia, el 2 de agosto comunicó a su expareja que no volvería a Italia. Al negarse la mujer a regresar el padre denunció los hechos y una juez ordenó en julio de 2017 la entrega de los niños a su padre.

Juana, por asesoramientos parece que de la abogada que tenía entonces, decide permanecer un mes en paradero desconocido con sus dos hijos, incumpliendo las resoluciones judiciales que le obligaban a entregar a sus hijos al padre.

Es discutible si el asesoramiento que recibió en aquel momento por parte de su abogada para no entregar a sus hijos, fuera el más adecuado para conseguir el propósito de proteger a sus hijos, pero en los casos de violencia machista nada es fácil porque nunca se sabe cómo ni cuándo va a reaccionar el agresor, algo que la Justicia también ignora. Prueba de lo delicado e importante de las decisiones judiciales en materia de protección de los menores cuando hay violencia machista de por medio, es que ya en 2014 la ONU condenó a España por no proteger a la hija de Ángela González a quien mató su padre, mientras su madre había puesto más de 30 denuncias, y aun así el juez dictaminó que el padre podía estar con la hija. Recientemente el Tribunal Supremo también le ha dado la razón y ha condenado al Estado español a indemnizar a la madre.

Cabe resaltar que el juez Manuel Piñar, titular del juzgado penal 1 de Granada que ha juzgado a Juana, es conocido por sus  polémicas sentencias y ha sido tildado de machista en ocasiones anteriores por asociaciones feministas. Baste como ejemplo el de rebajar la indemnización de una accidentada “porque su cicatriz sólo se ve en situaciones íntimas” y que “la secuela podría ser un elemento de atracción física”. ¿Increíble verdad? Pues todavía hay más. En una nota publicada por El País en el 2011 sobre este juez, se relataba como en una sentencia en la que condenaba a un año y medio de prisión a una mujer por lo que el entendía como una denuncia falsa, decía que:

Era “excesivo el celo” para proteger a las mujeres que exige la Ley de Violencia de Género.

Llama poderosamente la atención que en el texto de la sentencia se pueda ver que lo que más le alarma al señor juez es el uso que ha hecho Juana Rivas de los medios de comunicación, cuando según explica la periodista de Público Ana Pardo en su artículo “La letra pequeña de la sentencia de Juana Rivas” fue el marido, Francesco Arcuri, el primero en pisar platós de televisión para desacreditar a Juana.

El juez no ha tenido en cuenta alguna que en el 2009 el padre de los niños fue condenado a tres meses de prisión por un delito de “lesiones en el ámbito familiar” contra Juana, estableciéndole también una orden de alejamiento de un año y tres meses, así como la prohibición de que estableciera cualquier tipo de comunicación con ella. Además, según el abogado actual de Juana, la expareja debería haber asistido a cursos de tratamiento psicológico para rehabilitarse y no fue ni a una de las 28 sesiones a las que debería haber asistido.

Algo que pasma de la sentencia es ver como el juez en su texto arremete contra el hecho de que alguien acusado de violencia machista, luego sea rechazado por la sociedad, teniendo por ejemplo problemas para encontrar trabajo. ¿El colmo, verdad? ¿A qué viene tal comentario? Parece que olvida lo que les ocurre a las víctimas que tienen que cargar toda su vida con problemas psicológicos, cuando no acaban heridas o muertas. También parece olvidar que difícilmente un maltratador puede ser un buen padre, como bien decía recientemente Ángela Gómez, madre de la niña asesinada por su padre. El comentario es similar al que ya hizo en una sentencia similar en el 2011, recogida por El País en la que afirmaba que “los hombres sufrían escarnio público”.

Los detractores de Juana Rivas creen que son mentira sus acusaciones de violencia machista, pues se preguntan cómo es posible, si es que hubieran existido, que tras la denuncia de Juana Rivas en el 2009 ésta volviera con Francesco Arcuri a Italia e incluso tuviera un segundo hijo con él. Lo que está claro es que juzgar sin conocimiento de causa lo que ocurre entre un agresor y una víctima no tiene sentido. La relación que se establece es imposible de comprender para los que no somos especialistas en esta materia. Pero desde luego el hecho de que Juana volviese con él no prueba que no continuase maltratándola y puestos a creer, yo y muchas personas creemos a Juana.

Son muy importantes las observaciones que han hecho las juezas de AMJE sobre la sentencia:

“Partiendo del absoluto respeto a todas las decisiones judiciales, la gravedad y trascendencia de las penas impuestas resulta evidente, pues con ellas no se condena solo a la acusada, sino a dos hijos a perder el vínculo con su madre, a pesar de que todos los informes de especialistas, incluido aquél en el que se apoya la sentencia, confirman una relación positiva y vinculante entre los menores y su progenitora.” …

“Desde AMJE seguimos manteniendo que lo que se percibe como decisiones desproporcionadas o dictadas al margen de la realidad social no son sino el producto de ignorar la obligación de integrar la perspectiva de género en la aplicación del derecho, y con ella interpretar la norma salvaguardando los Derechos Humanos.

La persistencia de estereotipos en la labor judicial, como aquellos que afirman la existencia de un perfil típico de maltratador primario y atávico que forzosamente tiene que ser perceptible, no solo por la víctima, sino también por su entorno; o los que cuestionan la veracidad del testimonio de la mujer por no denunciar los hechos mientras el maltrato se producía llevan a valoraciones de la prueba e interpretaciones de la norma que, aunque legales, corren el riesgo de consagrar una manifiesta injusticia.”…

“Debemos dejar de ser herederos y herederas de una justicia patriarcal que la sociedad no tolera y la comunidad internacional condena, pues solo así podremos mantener la confianza de la ciudadanía en sus instituciones.”

La indignación contra la sentencia hoy se ha traslado a la calle y han tenido lugar concentraciones en apoyo a Juana Rivas en varias ciudades de España y para mañana también están previstas nuevas manifestaciones.

 

La polémica está servida. Las defensoras y defensores de Juana Rivas acusan a la Justicia de machista, patriarcal y falta de preparación en materia de género, y los detractores solamente ven el secuestro internacional de los hijos a un padre. ¡Cuidado qué padre!

Lo que parece claro es que la sociedad española nos deberíamos plantear si lo que necesitamos es que juezas y jueces estén mejor formados en violencia machista, como demandan algunos profesionales de la Justicia, o preguntarnos si sencillamente lo que hace falta en nuestro país es la renovación de magistrados machistas que sirven a un sistema patriarcal, o quizá ambas observaciones sean ciertas. ¿Tú qué opinas?

 

Indulto para Juana Rivas

Se ha iniciado una petición en Change.org para pedir el indulto de Juana Rivas en la que puedes firmar: ¿Firmas?

 

Tuits y posts

 

 

Fuentes y enlaces de interés

Público. La letra pequeña de la sentencia de Juana Rivas 27-07-2018

Público. El juez que condena a Rivas reproduce los mismos argumentos machistas en varias sentencias desde 1999 27-07-2018

El Plural. El juez de la sentencia de Juana Rivas se opuso a la Ley Contra la Violencia de Genero 27-01-2018

ElDiario.es Los pasajes más polémicos de la sentencia contra Juana Rivas: la acusa de “explotar el argumento del maltrato” 27-07-2018

ElDiario.es Juana Rivas, condenada a cinco años de cárcel y a seis de pérdida de la patria potestad por no entregar a sus hijos 27-07-2018

ElDiario.es Una sentencia que devuelve a dos niños con su padre maltratador a Italia obvia que también son víctimas de la violencia 2-01-2017

La Vanguardia. La indignación por la sentencia de cárcel contra Juana Rivas se traslada a la calle 27-07-2018

El País. La ONU condena a España por no proteger a una niña a quien mató su padre 4-08-2014

Público. Ángela González: “Quiero creer que a partir de ahora se hará más para proteger a los niños de la violencia de género” 20-07-2018

Tribuna Feminista. Las juezas de AMJE sobre la condena penal a Juana Rivas 27-07-2018

Europa Press. Manifestaciones en más de una decena de ciudades españolas entre hoy y mañana en protesta por la condena a Juana Rivas  27-07-2018