Viñeta Nani – @magolapeluda

Artículo de Doctor Kolimari – @DKolimari

 

El presidente Ucrania Poroshenko rico empresario al estilo Trump, en sus horas bajas de intención de voto lanza tres barcos de guerra y Rusia los detiene.

Tras la Revolución de Euromaidán en 2014 Crimea se incorporó a Rusia, hecho no reconocido por el gobierno ucraniano, por la UE y USA. Las regiones de Donetsk y Lugansk además declararon su independencia.

El 25 de noviembre pasado tres embarcaciones de la marina de guerra ucraniana fueron apresadas por la marina rusa en el mar de Azov.

Mapa de Ucrania y Rusia

Mapa de Ucrania y Rusia. Fuente Wikipedia

Este hecho añadió un agravio más en las tensas relaciones entre los dos Estados desde que se produjo la Revolución del Euromaidán (2014) en Ucrania. Esta revolución provocó la caída del gobierno ucraniano y la escisión de varias regiones del este del país que no aceptaron el nuevo orden. Una de ellas, Crimea, solicitó su incorporación a la Federación Rusa y lo logró. Otras, Donetsk y Lugansk declararon su independencia.

El nuevo gobierno ucraniano denunció la anexión de Crimea por parte de Rusia y no reconoció la independencia de las otras. Kiev intentó someter a Donetsk y Lugansk por la fuerza y provocó el comienzo de una guerra civil que todavía dura hasta la fecha. Ucrania denuncia que los separatistas reciben ayuda de Rusia. EEUU y la UE respaldan su posición y no han reconocido la integración de Crimea en Rusia.

En este clima de tensión se produjo el enfrentamiento naval reciente. Ucrania denuncia que sus barcos fueron apresados ilegítimamente cuando accedían al mar de Azov a través del estrecho de Kerch, controlado por Rusia. Según un acuerdo firmado en 2003 por Rusia y Ucrania, el mar de Azov son aguas compartidas por ambos Estados y los barcos ucranianos tienen derecho a navegar en estas aguas. Sin embargo, Rusia alega que el derecho marítimo le permite cerrar el estrecho de Kerch por motivos de seguridad y las naves ucranianas forzaron el paso del estrecho sin respetar las órdenes.

Ucrania lleva tiempo denunciando que Rusia cierra el estrecho a la navegación de forma intermitente por motivos políticos. El cierre del estrecho provoca la ralentización del tráfico marítimo, especialmente de las exportaciones que realiza Ucrania desde los puertos del mar de Azov, lo cual perjudica su economía. Por este motivo, Ucrania envió sus barcos de guerra para forzar el paso del estrecho. Por su parte, Rusia reivindica su derecho a garantizar la seguridad en el estrecho y verificar las cargas de los barcos.

La expedición militar ucraniana estaba condenada al fracaso desde el principio. La superioridad naval de Rusia es abrumadora sobre Ucrania. Por tanto, más que objetivos militares, parece lógico pensar que los barcos ucranianos perseguían objetivos políticos. El 31 de marzo de 2019 se celebrarán las elecciones presidenciales en Ucrania. Según las encuestas, el actual presidente ucraniano Petro Poroshenko tiene perdidas las elecciones y el incidente en Kerch le ha ayudado a recuperar popularidad entre los votantes.

A nivel interno, el incidente del estrecho de Kerch benefició al presidente Poroshenko, ya que inflamó el nacionalismo y la tensión con Rusia. El gobierno ucraniano llegó a declarar que el incidente de Kerch era el preludio de una invasión rusa de Ucrania. Basándose en esta amenaza inminente, el presidente llegó a imponer la ley marcial durante varios días. Su actitud, más beligerante con Rusia que la de sus competidores electorales, le permitió ganar varios puntos en las estimaciones de voto y mantenerse en la pugna por la presidencia.

A nivel externo, Poroshenko logró llamar la atención de sus aliados. El presidente Trump suspendió su reunión con Putin en el G-20 y autorizó una ayuda económica de EEUU a la marina de guerra ucraniana. En la misma línea, la OTAN anunció el incremento de su ayuda militar a Ucrania. Como añadido, el FMI aumentó su línea de crédito al gobierno de Kiev. Todas estas ayudas internacionales han sido exhibidas en Ucrania por el gobierno de Poroshenko como logros de su eficiente gestión.

Poroshenko es un rico empresario que se metió en política al estilo Donald Trump con una ideología populista de derechas. Con respecto al conflicto con Rusia mantiene una postura de confrontación y apuesta por una solución militar. Sin embargo, la prolongación de la guerra, el deterioro de la situación económica y los escándalos de corrupción, que han marcado su mandato en el país eslavo, han deteriorado su imagen política.

A pesar del incidente de Kerch y todas sus consecuencias, la antigua primera ministra Julia Timoskenko, que ya estuvo en prisión por casos de corrupción entre 2011 y 2014, sigue siendo la clara favorita para ganar las elecciones presidenciales. Timoshenko mantiene una postura menos beligerante con Rusia y se ha mostrado dispuesta a negociar con Moscú para resolver el conflicto entre los dos países.

 

 

Ver más

El Independiente ¿Qué pasó realmente en el estrecho de Kerch? 2-12-2018

BBC Conflicto entre Rusia y Ucrania: por qué el mar de Azov es el último foco de tensión entre ambos países 26-11-2018

Youtube La importancia geoestratégica del estrecho de Kerch 27-11-2018

El País Rusia cierra el estrecho de Kerch tras un incidente naval con Ucrania 25-11-2018

RT El presidente de Ucrania decreta la ley marcial: ¿Qué implica y qué poderes otorga? 26-11-2018

HISPANTV Sondeo: Poroshenko, condenado a perder en elecciones de Ucrania 11-12-2018

HISPANTV OTAN promete apoyar a Ucrania ante “acciones agresivas de Rusia” 13-12-2018

HISPANTV FMI entrega una ayuda a Ucrania de 1400 millones de dólares 19-12-2018

HISPANTV EEUU reta a Rusia y destina $10 millones para Armada de Ucrania 22-12-2018

El País Trump anula una reunión con Putin durante la cumbre del G20 debido a la crisis con Ucrania 30-11-2018

El País Putin acusa al presidente ucranio de planear el choque en Crimea con fines electorales 29-11-2018

Wikipedia Euromaidán

Wikipedia Petró Poroshenko

Tuits y posts