Viñeta de El Koko – @Elkokoparrilla

Artículo de Caracola – @carolacaracola5

 

Un día saltó de los informativos de TVE a los salones de palacio. De la pantalla de TV a la gran pantalla. Una tarde de noviembre de 2003 nos la presentaron “a los súbditos” como la prometida del futuro rey. Una chica que se presentó parlanchina y rompiendo protocolos.

Letizia llegaba a palacio con un variado currículum de periodista en el que iba desde ser la chica que nos presentó el euro hasta alguna incursión como corresponsal de guerra tras la invasión de Irak.

Curiosamente, también traía en su mochila la fama de ser republicana y algo de cierto debe haber cuando su protector Urdaci compró –para hacer desaparecer–, un vídeo en el que se veía a  Letizia, durante su estancia en México, participando en un debate universitario en el que atacaba a la Monarquía española y defendía la República. El vídeo apareció sobre la mesa de Urdaci vía México y se le pedía dinero a cambio de no publicarlo.

Han pasado muchos años desde la llegada de Letizia a palacio y ¿Qué queda de la periodista supuestamente republicana y rockera?

Para empezar, ni su imagen es la misma. Si hacemos el poco estimulante ejercicio comparativo del rostro de aquella Letizia que se presentó como prometida del heredero con la imagen de la actual reina consorte… podemos ver que se parecen pero cuesta identificarlas como la misma persona. Sí, son la misma persona después de varias operaciones de cirugía estética con las que Letizia ha sentido la necesidad de esculpir su rostro.

No solo ha esculpido su rostro, aquella periodista que se nos presentó dicharachera es hoy una mujer gris que aparece hierática, fría, distante, pétrea, mayestática, una mujer sin expresión que cumple a la perfección su papel de esfinge. Una esfinge de perfecta verticalidad.

¿Y qué trasciende de Letizia? Por una parte, trasciende su carácter crispado, malhumorado y áspero que se deduce de las pocas veces que abandona su fría expresión para mostrar desagrado, desprecio, enfado; malos gestos y hasta algún manotazo. Una mujer que no tiene nada de agradable y lo peor es que se esfuerza poco en disimularlo. Entre su actitud y sus gestos hasta podríamos deducir que no le gusta el papel que realiza desde ese pedestal al que se ha subido.

Por otra parte, no seré yo, republicana confesa, la que defienda a ningún miembro de ninguna casa real pero hay personas de otras monarquías que se esfuerzan en realizar alguna función social o resultar más humanos; por ejemplo, recuerdo a Lady Di haciendo campaña contra las minas antipersonas sobre el terreno y apoyando a personas mutiladas por este tipo de armas, –no imagino a Letizia metiéndose en estos campos de minas–, o a la reina de Dinamarca a la que le gusta participar activamente en la escenografía de montajes teatrales, ballets o alguna película. ¿Alguien imagina a Letizia haciendo algo fuera de lo estrictamente exigido por el cargo? Si algún día lo hace me sorprenderá.

¿Y cómo mujer? ¿Qué imagen ofrece Letizia como mujer? Es tal vez el aspecto más lamentable de la consorte. Como mujer solo nos ofrece la imagen de un florero cuyo único objetivo y función es estar monísima. Penoso. Las noticias que más genera y que más nos llegan de Letizia son sus operaciones de cirugía estética, si estrena vestido, si repite modelito, la joyería que ha utilizado… Topicazos de una mujer que ha asumido a la perfección su papel de florero. Una lástima. Ya que está donde está, podría aprovechar su posición sobre el pedestal para echar una mano a las mujeres de este país. Jamás ni un gesto.

Ni siquiera tiene el detalle de asistir a la final de la Copa de la Reina para apoyar el deporte femenino y entregar el trofeo a las campeonas. Eso no va con ella. Que vayan luego las chicas a palacio.

La reina consorte recibe anualmente con concepto de retribución por sus funciones 133.530 euros brutos -y su marido 242.769 euros-, pero los medios hablan de que Letizia ha atesorado en estos 14 años de matrimonio real una fortuna que alcanza los 8 millones de euros. Un dato que, cuando menos, sorprende. ¿Es un negocio rentable ser reina consorte? Ahí lo dejo.

Las grabaciones del célebre comisario Villarejo –un policía corrupto y principal figura de “las cloacas del poder”–, han tenido al rey emérito y a su entrañable amiga Corinna zu Sayn-Wittgenstein como protagonistas de revelaciones comprometidas para la Monarquía, pero varios medios se han hecho eco de los rumores que indican que Villarejo podría destapar, si no sale de la cárcel antes de Navidad, nuevas grabaciones que tendrían en este caso a Letizia como protagonista.

Automáticamente, la cadena de rumores avanza hacia la pétrea protección del Gobierno de Sánchez sobre la monarquía y abundan en que el presidente del Gobierno o la ministra de Defensa, Margarita Robles, se habrían apresurado a hablar con directores y periodistas de los principales medios de comunicación para evitar que si esas grabaciones llegasen a sus manos se viesen publicadas.

Supuestamente, esas grabaciones contendrían unas conversaciones comprometidas entre Letizia y el empresario Javier López Madrid, el compiyogui, ─ un delincuente implicado en los casos de las Tarjetas Black, Lezo y Púnica─, que una vez más afectarían a la imagen, ya muy tocada, de la Monarquía. Algo temerán cuando López Madrid se preocupó de hacer un barrido de dispositivos de grabación en dos domicilios en los que se encontraba con Letizia.

Sin duda, mantener a una familiar real es hoy un anacronismo en cualquier parte del mundo pero en nuestro caso además roza la indignidad por estar sosteniendo una Monarquía de origen antidemocrático, con privilegios incompatibles con una democracia como es la inviolabilidad en la que una persona se sitúa por encima de la ley y además conformada por personajes que lo menos que se puede decir de ellos es que no tienen nada de ejemplares.

 

Ver más

El Plural: La TVE de Urdaci compró, para ocultarlo, un vídeo de Letizia en el que hablaba contra la monarquía  20-10-2015

El Plural: Fijan la fortuna de la reina Letizia en 8 millones de euros  03-09-2017

El Confidencial: Los nuevos sueldos de la Casa Real: Felipe VI ganará 242.000€; don Juan Carlos, 194.000€  24-09-2018

El Plural: El compiyogui, preocupado porque Villarejo grabase sus charlas con Letizia  29-11-2018

ElDiario.es: “Lo que nadie te consigue, Villarejo sí”  19-07-2018

Público: Abucheos a Letizia en su primer acto público tras la difusión del vídeo con la reina Sofía: ‘Fuera, antipática, floja’   05-04-2018

ElNacional.cat: Letizia, acusada de tener 8 millones y el móvil pinchado. Sánchez quiere taparlo   29-11-2018

ElNacional.cat: Letizia, acusada de adulterio en TV3: “El rey es un cornudo”    02-12-2018

 

Artículos relacionados en La Política

Las conversaciones del amigo Javier López Madrid con los reyes Felipe VI y Letizia podrían ser la segunda andanada del excomisario Villarejo contra la Casa Real

 

Una Monarquía en horas bajas

 

Grandes momentos en la Casa Real: El besamanos

 

Yo no voté a ningún rey y tú tampoco

 

Ser mujer y no morir en el intento

 

Tuits y posts