Viñeta Eneko las Heras – @EnekoHumor

Artículo de Caracola – @carolacaracola5

No hay mejor sitio para esconder algo que delante de tus narices. Esta es la impresión que tengo de lo que yo considero uno de los grandes problemas de este país y que, aunque se oyen voces que lo señalan, no creo que la ciudadanía esté preocupada o sea muy consciente de este problema que, por su transversalidad, nos afecta a todos y a todo: el alarmante grado de manipulación informativa de los medios de masas que tendrían que ser denominados como “los medios de comunicación”.

Evidentemente, soy consciente de que hay medios ─la mayoría digitales─, que ofrecen un grado de objetividad más que aceptable, pero ni están al alcance de todos ni son “medios de masas”. Lo preocupante es ¿dónde se informa el españolito medio? Pues vamos a ver… Por un lado están las televisiones y radios, públicas o privadas, que ofrecen informativos y tertulias perfectamente dirigidas a crear una opinión en un solo sentido; presentadores y tertulianos que machaconamente ofrecen una determinada línea de interpretación de unos hechos que acaban necesariamente penetrando en mentes poco advertidas. Por otro, una prensa escrita que, además de vivir una grave crisis económica que la hace vulnerable y sensible a los cantos de sirena del poder, ya sea político o económico, en muchos casos está dirigida por “hombres del régimen” muy dispuestos a entrar en el juego de facilitar que nada cambie.

Un ejemplo claro es la utilización de un país como Venezuela que con sus luces y sus sombras, va a ser difícil que en el nuestro pierda esa imagen de un averno estremecedor… Venezuela es mala, Venezuela es mala, Venezuela es mala y la verdad es que Venezuela tendrá sus más y sus menos pero no he oído que ninguna tertulia mañanera o de saturday night se escandalicen de las violaciones de derechos humanos en decenas de países, algunos tan cercanos como Marruecos o tan relacionados con la monarquía española como Arabia Saudí.

Medios, Gobierno y, sobre todo, IBEX forman una familia bien avenida que se necesitan unos a otros; relaciones recíprocas en los que los favores van de la mano de las ganancias y los beneficios. El Gobierno “compra” opiniones a través de subvenciones a la prensa, sustanciosas concesiones de propaganda oficial, licencias de TV y de radio a quien se porta bien y nos cuenta que vivimos en los mundos de Yupi. Otras vías son más directas: por una parte, nombramientos oficiales en cadenas públicas, cuidada selección de periodistas y personajillos a modo de presentadores que, a cambio de suculentas nóminas, serán “la voz de su amo”, y por otra, la eliminación de profesionales “molestos” para el poder ─casos como la escandalosa destitución de Jesús Cintora o la descarada “limpieza ideológica” del Grupo Prisa─, sustituidos por personajes más dóciles que no obstruyen el engranaje de la manipulación mediática.

Véanse, en forma de titulares de prensa, unos simples ejemplos de “compra de voluntades” y “agradecimientos por los servicios prestados”.

  • «Okdiario recibió en 2016 un préstamo estatal de 300.000 euros sin avales ni garantías» El Salto 19/01/2018
  • «A Xunta entregou case un millón de euros á Corporación Voz de Galicia nun só día» Galicia Confidencial 05/01/2018 (La Xunta [de Galicia] le entregó casi un millón de euros a la Corporación Voz de Galicia en un solo día)
  • «Así favorecieron Aguirre y González a ‘La Razón’ a través de anuncios institucionales» Público 06/06/2017

El Gobierno influye, maneja, dirige medios de comunicación públicos y privados para que estos, a su vez “vendan” determinadas ideas a la ciudadanía; transmitan determinados mensajes en paralelo con idearios, argumentarios y doctrinas de partidos: España va bien, estamos saliendo de la crisis, se está creando empleo, estamos mucho mejor que antes, lo peor ya ha pasado… Pero la verdad es que cuando uno gira la cabeza y dirige su mirada a la realidad de la calle… ¿Qué ve? Pues la vida real: la estrechez, el “no llegar a fin de mes”, la precariedad laboral, la pérdida de derechos laborales cuando no un paro que lleva a la depresión y al suicidio. Dentro de la UE ocupamos puestos de liderazgo en pobreza infantil… ¡Qué drama! La crisis la acaban pagando los más débiles y frágiles entre los débiles y frágiles, mientras las empresas eléctricas, amiguetes del Gobierno, se forran… Pero sí, Venezuela es mala y España va bien, muy bien.

Y finalmente, ¿toda esta maquinaria de la manipulación a dónde nos lleva? ¿A qué está dirigida? A que el españolito medio, cada cuatro años meta en una urna el voto que siga permitiendo que las cuentas del IBEX y el bienestar vital de nuestros cargos políticos ─los que pregonan que la “ley está para cumplirla”─, siga creciendo mientras contemplan con absoluta frialdad como nuestras miserables vidas son cada vez más miserables.

Para terminar, viene al hilo recordar la frase de Malcom X (1925–1965): Si no estás prevenido ante los medios de comunicación te harán amar al opresor y odiar al oprimido; o la de Simone de Beauvoir (1908-1986): El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos. Entonces, seamos conscientes, seamos críticos, estemos prevenidos contra los medios de comunicación para no ser cómplices de nuestros opresores.

Todos los jueves más opinión con Caracola y Eneko las Heras 😉

Enlaces de interés

El SaltoOkdiario recibió en 2016 un préstamo estatal de 300.000 euros sin avales ni garantías. 19-01-2018

Galicia Confidencia. A Xunta entregou case un millón de euros á Corporación Voz de Galicia nun só día 5-01-2018

PúblicoAsí favorecieron Aguirre y González a ‘La Razón’ a través de anuncios institucionales 6-06-2017

Tuits de interés