Viñetas de Lope –@lopehumor, Lex – @LLexadasEl Koko – @Elkokoparrilla     y El Petardo – @petardohuelva

Artículo de Simone Renn – @SimoneRenn

 

La exhumación del cuerpo de Franco del Valle de los Caídos es hoy en día un problema generado por la decisión de Juan Carlos I, pues el dictador no lo indicó y su familia tampoco.

Carmen Polo, esposa de Francisco Franco, manifestó a la hora del fallecimiento de su esposo que quería que fuese enterrado en el cementerio del Pardo, pero el gobierno no le hizo caso.

La tumba del dictador contraviene el derecho canónico, ya que el lugar preeminente frente al altar en el que está enterrado está reservado al Papa, o a los obispos de la diócesis a la que pertenece el Valle.

La respuesta a los que dicen por qué las prisas del Gobierno de Sánchez: No hay prisas, vamos tarde. La ONU se dirigió al gobierno de Rajoy en el 2014 para que lo llevase a cabo y pasó olímpicamente de sus indicaciones.

Por fin un Gobierno de la España “democrática” tras más de 40 años de la muerte de Francisco Franco, en los que se han sucedido diferentes gobiernos del PSOE y PP, ha tomado la decisión de encarar la exhumación del dictador genocida y sacarlo del monumento del Valle de los Caídos, lugar que ha servido hasta ahora para la exaltación del fascismo en nuestro país.

El 24 de agosto de 2018 el Gobierno de Sánchez aprobó con el Real Decreto-ley 10/2018- 11836 poner en marcha el proceso de la exhumación de Francisco Franco (Real decreto). 

La familia apuntó entonces que si el cuerpo de Franco era sacado del Valle de los Caídos debía ser enterrado en la catedral de la Almudena, algo que según el Gobierno no es viable por “evidentes riesgos para el orden público, la seguridad ciudadana y la movilidad”.

El pasado 15 de febrero el Consejo de Ministros ha aprobado un acuerdo dando por concluido el trámite administrativo y ordenado la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, dando un plazo de 15 días a la familia para que se pronuncie de donde quieren que sea enterrado su abuelo, en caso de no pronunciarse el gobierno asumirá la decisión.

Desde ese día la familia ha presentado 17 recursos en diferentes juzgados con el propósito de paralizar la exhumación mediante obstrucción judicial.

No es solo la familia, sino el prior del Valle de los Caídos quien se niega al traslado del dictador, todo ello a pesar de que en el momento de la muerte de Franco no había ningún documento en el que el dictador indicara que su cuerpo debía ser enterrado en la basílica del monumento del Valle de los Caídos y además su esposa, Carmen Polo, quería que fuese enterrado en el cementerio del Pardo.

La decisión de llevar al Caudillo de España por la gracia de Dios al Valle de los Caídos, fue tomada por el gobierno y firmada por el que heredó a la muerte de Franco la Jefatura del Estado, es decir, el rey Juan Carlos I ¿Qué pretendía con esta decisión? ¿Estaría bien que alguien se lo preguntara?

Así explica Rufo Gamazo, asesor y amigo personal de Carlos Arias Navarro, presidente del Gobierno en 1975. (El País, 2010).

“Semanas antes de la muerte de Franco, el presidente Carlos Arias preguntó a la hija del jefe del Estado, Carmen Franco Polo, si la familia tenía alguna previsión sobre el lugar de enterramiento de su padre: “Ninguna”, respondió Carmen Franco Polo”.

El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, ha reafirmado recientemente el apoyo del Vaticano a las labores de exhumación de los restos del dictadora español, y sin embargo, el prior del Valle de los Caídos sigue negándose a cumplir el Real Decreto firmado por el Gobierno para retirar el cuerpo de Franco y por tanto por el rey Felipe VI, ya que al tratarse de un “Real Decreto” está firmado por el actual rey.

Cabe destacar que la tumba del dictador contraviene el derecho canónico, pues el lugar preeminente frente al altar en el que se encuentra enterrado está reservado al Romano Pontífice, es decir al Papa, o a los obispos de la diócesis a la que pertenece el Valle, según las leyes de la Iglesia. Quizá ese fuera el motivo por el que Franco no indicó que su cuerpo fuera enterrado allí, sin embargo el Gobierno y el rey se saltaron las leyes de la Iglesia y también el espíritu con el que fue levantado el monumento, que era el de conmemorar la Guerra Civil Española y rendir honor y enterrar a los que cayeron por su “gloriosa cruzada”.  Así aparece en el decreto fundacional del 1 de abril de 1940 que da orden a su construcción:

Decreto de 1 de Abril de 1940, disponiendo se alcen Basílica, Monasterio y Cuartel de Juventudes, en la finca situada en las vertientes de la Sierra de Guadarrama (El Escorial), conocida por Cuelgamuros, para perpetuar la memoria de los caídos de nuestra gloriosa Cruzada. (NormativaVALLECAIDOS1940-1960)

Si bien en la década de los 50 Franco sufrió una “fiebre reconciliadora” y decidió enterrar, más bien amontonar, además de a los combatientes que lucharon con los rebeldes fascistas, a aquellos que defendieron la democracia y la República. En total el complejo llega a albergar a 33.872 cuerpos, que se depositaron en columbarios detrás de las dos grandes capillas del Santísimo y del Sepulcro (ambas a los lados del crucero) y de las seis laterales de la Virgen ubicadas en la nave. No hay separación por bandos, unos y otros están entremezclados.

El Valle de los Caídos es calificada como la «mayor fosa común de España», ya que probablemente los cadáveres hayan acabado formando parte de la propia estructura del edificio, al haber sido empleados para rellenar cavidades internas de las criptas,​ de hecho, debido al efecto de la humedad habrían acabado conformado un «cadáver colectivo prácicamente indisoluble». En fin, el panorama es escalofriante, todo menos “reconciliador”. Se hizo con desdén, tan solo con para cubrir la fachada y cumplir las órdenes del genocida.

Se recogieron cuerpos de fosas comunes de Brunete, Grado, Gandesa, Tarragona, Badajoz o Teruel entre otras, después de la Guerra Civil y hasta 1983.

Es importante remarcar que muchas de las familias de los soldados que lucharon con Franco no fueron consultadas para llevar los cuerpos de sus familiares al Valle de los Caídos, y supieron del traslado una vez que ya fueron efectuados. De hecho el año pasado una de estas familias, junto a la familia de los republicanos hermanos Lapeña, reclamaron que los cuerpos de sus familiares fueran sacados de allí, consiguiéndolo tras largos años de lucha por los juzgados, y una vez conseguida la orden fue el prior del Valle de los Caídos que ahora se niega a exhumar a Franco, quien también se negó a sacar los cuerpos que reclamaban los familiares, hasta que finalmente se vio obligado a cumplir la orden de los jueces y de sus superiores eclesiásticos.

Es importante puntualizar que los ingresos de la abadía en 2018 fueron de 1,19 millones de euros, la mayor parte por la explotación de la hospedería, que es del Estado. Pero también recaudaron en donativos 171.548,49 euros, menos de lo que preveían en su presupuesto inicial. Por otro lado recibían del Gobierno una transferencia anual de 340.000 euros, que el actual Gobierno ha suspendido por la opacidad en sus cuentas y hasta que los benedictinos, que se financian con dinero público, den acceso detallado a su información económica.

A ver si las reticencias del prior del Valle de los Caídos a sacar a Franco, va a ser una mera cuestión económica, porque se les acaba el chollo.

¿Quién construyó el Valle de los Caídos?

El complejo que alberga el cuerpo del Caudillo de España por la gracia de Dios, lo constituye una abadía benedictina, la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, una hospedería para atender al turismo y una basílica, todo ello dominado por una enorme cruz de 150 metros de altura con brazos de 24 metros, la más grande del mundo, que supone una exaltación del “nacionalcatolicismo” del que Franco se enorgullecía.

El conjunto pertenece a Patrimonio Nacional desde su inauguración el 1 de abril de 1959, que se llevó a cabo en esa fecha con motivo de la celebración del fin de la Guerra Civil y el triunfo del fascismo en España.

Según el historiador británico Paul Preston, lo que está claro es que el Valle de los Caídos fue excavado por presos políticos, aunque dada la inexistencia de tuneladoras por aquella época, fue también necesaria la dirección de ingenieros y obreros especializados externos. No obstante, se empleaba en estas tareas a presos procedentes de las zonas mineras, para dinamitar la roca, un trabajo no realizable por otros presos tales como campesinos, militares u obreros industriales, que eran dedicados al simple peonaje.

En aquella época las empresas que ejecutaban obra pública utilizaban presos políticos, por los que pagaban al Estado. Así contaban con una mano de obra con la que no corrían el menor riesgo de que se les plantara o quejara. Una de las empresas que prosperó gracias al Valle de los Caídos fue Huarte, hoy parte de la empresa OHL 

En España la inmensa mayoría de las grandes empresas españolas son herederas de las que se lucraron con el franquismo y el trabajo de los presos republicanos. A diferencia de lo que ocurrió en Alemania, donde las empresas que se lucraron durante el nazismo tuvieron que indemnizar a los presos, en España no ha sucedido nada de eso, fueron premiadas y hoy son miembros del IBEX35.

Aprobación en el Congreso de la exhumación de Francisco Franco

Gobiernos socialistas y del Partido Popular durante más de 40 años de democracia no se plantearon la necesidad que tenía nuestro país de pasar página, quitándonos de encima la gran losa sobre nuestras conciencias que supone el hecho de que un dictador genocida sea venerado en un faraónico monumento dentro de una democracia.

La justicia y la reparación debería haber llevado a los diferentes gobiernos a exhumar al dictador y no se hizo, pero es que tampoco se hizo cuando en el año 2011 la comisión de expertos recomendó que se llevara a cabo, ni cuando en el año 2014 la ONU presentó una larga lista de recomendaciones al Gobierno español de Rajoy, con la petición de que en un plazo de 90 días presentara un cronograma en el que debían indicar las medidas que se iban a llevar a cabo para implementar las recomendaciones y asistir a las víctimas del franquismo. Así mismo ese Grupo de Trabajo lamentó con
respecto al Valle de los Caídos, que no se hubiesen implementado las recomendaciones del aludido Informe de 2011 en relación con la retirada de los restos del dictador Francisco Franco del mausoleo.

De nuevo durante el gobierno de Rajoy en mayo de 2017 el pleno del Congreso aprobó por mayoría instar al Gobierno a exhumar los restos del dictador Francisco Franco para sacarlos del Valle de los Caídos. La proposición no de ley del PSOE fue aprobada sin votos en contra, pues incluso el PP se abstuvo, salvo el voto de una diputada del PP “que se equivocó”.

A pesar de la proposición aprobada por la mayoría del Congreso, que representaba a la mayoría de los españoles, Rajoy no movió ni una piedra para mover al dictador.

Estos días podemos escuchar a miembros de los partidos de Ciudadanos o del PP que hay cosas más importantes en España que hablar del pasado, que hay que hablar de los problemas que acucian hoy a los ciudadanos españoles, que no interesa la exhumación del dictador. Claro entendemos que haya gente con poca capacidad que no sepa hacer más de una cosa a la vez en su vida, pero es que en España somos muchas y muchos los que somos capaces de acordarnos de nuestros familiares fallecidos y seguir al mismo tiempo trabajando para conseguir hoy una España en la que todas y todos podamos vivir en libertad, justicia y equidad.

La lucha de la exhumación del dictador viene de lejos, es evidente que será un momento de “sanación” para todas las españolas y españoles, incluso para aquellos que dicen “que les da lo mismo”.

Porque hablemos claro, si defiendes que no se exhume el cuerpo del dictador o te “inhibes” te conviertes en franquista, que lo tengan claro todas esas personas que se consideran “liberales” y “demócratas” y todas esas personas que dicen que solo quieren pensar en el futuro y olvidarse del pasado. Porque me pregunto yo y entonces por qué siguen hablando de ETA. Curioso también que coincida que a esas personas no les guste hablar mucho del horroroso atentado del 11M. ¿Quizá porque fue consecuencia de la inútil intervención de España en la guerra de Irak, ordenada por el expresidente Aznar?

Ya lo dijo el escritor George Orwell que vino a España a luchar por la República y fue herido, y además criticó también duramente todas las dictaduras de cualquier signo, incluyendo al estanilismo:

«Quien controla el presente controla el pasado y quien controla el pasado controlará el futuro.»

Los Borbones generadores de conflictos nacionales e internacionales

No puedo acabar este artículo sin hacer una última reflexión. Es realmente curioso ver como la dinastía de los Borbones es especialistas en ser protagonistas de problemáticas que traen de cabeza a los “patriotas” de nuestro país:

Lo dicho, si Juan Carlos I fue quien la lió para que Franco fuera al Valle de los Caídos, en mi opinión se debería exigir a Juan Carlos I que lo solucionara y quizá que actuara de “relator/mediador” entre el Gobierno, la familia de Franco y el prior del Valle de los Caídos que no obedece ni tan siquiera las indicaciones del Vaticano. Y si el rey emérito no puede, por motivos de salud u “otros” es una herencia que ha traspasado a su hijo Felipe VI. De esta manera, se convierte en una cuestión en la que Felipe VI se debería pronunciar y ayudar a buscar una solución digna de una democracia del siglo XXI.

Viñetas

 

Ni Franco dio la orden de ser enterrado en el Valle de los Caídos ni su mujer lo quiso, fue una orden del recién estrenado jefe de Estado Juan Carlos I y menuda herencia nos dejó Viñetas de Lope, Lex, El Koko y El Petardo Artículo Simone Renn

Viñeta de colaboración entre El Koko y El Petardo

 

 

Ver más

El Confidencial Franco no ordenó su entierro en el Valle de los Caídos: la tumba se improvisó en tres días 11-05-2017

Público Cuando Juan Carlos I mandó el cadáver de Franco al Valle de los Caídos para que fuese enterrado 26-08-2018

El País El Congreso aprueba sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos 12-05-2017

eldiario.es Las cuentas de los monjes del Valle de los Caídos: ingresan más de un millón de euros y ganan 170.000 con el cepillo 02-03-2019

eldiario.es Este es el Real Decreto publicado en el BOE para la exhumación de Franco del Valle de los Caídos 25-08-2018

Público IAN GIBSON “Mientras Franco esté en el Valle de los Caídos, Machado debe seguir en Collioure” 20-02-2019

La Sexta El Vaticano reafirma por carta que “no se opone a la exhumación” de Franco 20-02-2019

eldiario.es Siete cosas que (quizás) no sabías del Valle de los Caídos 15-04-2017

La Sexta. Más del 56% de los españoles está a favor de la exhumación de Franco y aboga por ilegalizar su fundación 15-07-2018

La Sexta. La anomalía del Valle de los Caídos, o por qué Mussolini, Pinochet o Ceaucescu no tienen mausoleos públicos 15-07-2018

PúblicoLa ARMH considera “una vergüenza” los procedimientos para exhumar los cuerpos de los hermanos Lapeña en el Valle de los Caídos 24-04-2018

valledeloscaidos.es

La Sexta. Patrimonio impide la entrada de los familiares para no entorpecer el trabajo de los técnicos en las exhumaciones del Valle de los Caídos 23-04-2018

Tuits de interés

Artículos relacionados en La Política

Sacar a una momia, no acabará con el Franquismo

100 días de gobierno; la reflexión

Basta de tolerancia con el fascismo

José Antonio Primo de Rivera vetó a Francisco Franco en las elecciones de 1936

Tratado de Utrecht “dos”

Tuits y posts