Patricia, la madre de Gabriel Cruz: “Mi pescaíto ya está nadando hacia el cielo y va a estar bien.

Patricia, la madre del niño de ocho años, Gabriel, que desapareció el 27 de febrero y fue hallado muerto este pasado lunes, 12 de marzo, ha pedido que el trágico suceso “no acabe en rabia” y “que no se hable” de la mujer detenida, pareja del padre, que fue sorprendida transportando el cuerpo del pequeño porque “No se merece que se le de cobertura“.

Patricia quiere que se recuerde a toda la gente buena que ha estado ayudando para recuperar a su hijo y a toda la que le ha enviado sus muestras de cariño.

“En honor al pescaíto, que nadie hable de esta mujer más, que no aparezca en ningún sitio y que nadie retuitee cosas de rabia porque ese no era mi hijo y esa no soy. Que pague lo que tenga que pagar, pero que lo que quede de este caso sea la fe y las buenas acciones que han salido por todos lados y han sacado lo más bonito de la gente. No puede quedar todo en la cara de esta mujer y en palabras de rabia.”

Así ha hablado durante estos duros días de su hijo:

Si había una canción que le gustaba, se la aprendía de memoria para recitarla luego ante los mayores (les dejaba siempre con la boca abierta). Hay canciones que las cantaba tan bien, tan profundo, que parecía que las hubiera compuesto él mismo. Como Girasoles, de Rozalén.

Gabriel era un niño sensible. “No puede ver ni una pena”. Era también espabilado. Y curioso por el mundo que le rodea. También solidario, amigo de sus amigos. En el colegio todos le tenían un cariño inmenso, profesores y compañeros. Quizá por eso se sabía de memoria canciones de denuncia, letras que hablan de cambiar las cosas, de desterrar el mal del mundo.

Pero, sobre todo, a Gabriel le encantaba el mar. Cuando era pequeño, se sabía el nombre de cientos y cientos de peces. Casi desde que empezó a hablar.

Gabriel

A Gabriel le encantaba el mar. Cuando era pequeño, se sabía el nombre de cientos y cientos de peces. Casi desde que empezó a hablar. Por eso sus padres le llamaban “pescaíto”.

La canción “Girasoles” de Rozalen era una de las preferidas de Gabriel y una de las últimas que bailó con su madre.

Desde La Política queremos rendir nuestro homenaje al pequeño Gabriel, al “pescaíto“, y a unos padres que sufren y que han demostrado tener valor, entereza y ser un ejemplo de bondad.

El sábado tuve la oportunidad de hablar con los padres de Gabriel… no tenía ni idea de qué decirles. Imaginaos. Querían pedirme permiso y utilizar ‘Girasoles’ para dedicársela a la gente buena. Para que veáis cómo son!! Hablamos de conocernos pronto: “ojalá ya esté Gabriel con nosotros y pueda cantar contigo” me dijeron. Esa noche en Sevilla todos la cantamos enviándoles nuestra energía. Y al día siguiente la horrible noticia… Hoy anunciaban que desde que comenzó el conflicto en Siria calculan 350.000 muertos, 20.000 niños… a ellos no les ponemos rostro. Pienso inevitablemente en mi sobrino, en los niños que suben a cantar con nosotros al escenario y soy incapaz de pensar lo que puede sentir su familia. Perder un hijo es lo más duro que puede ocurrirte en la vida. Más en estas circunstancias… Ojalá puedas enviarnos un poquito de Amor a este mundo macabro, a pesar de lo que han hecho contigo, a pesar de todo el odio que se ha levantado y escupido en redes sociales. Y en cambio, tus padres ejemplares… Quería compartir con vosotr@s lo que siento, porque sé que much@s también lo sienten, aunque hay días que parece imposible tener fe en la Humanidad. Mañana hay que seguir confiando. No tenemos otra. Lo único que sé es que será imposible cantar esta canción y no pensarte un poquito…

A post shared by RozalenMusic (@rozalenmusic) on

Tuits de interés

 

 

Enlaces de interés

HUFFPOSTLa madre de Gabriel: “En memoria del ‘Pescaíto’, pido que no se extienda la rabia” 12-03-2017

EL ESPAÑOL. Gabriel, retrato de un niño: era valiente, curioso, fan de la música y de las canciones de amor