Viñeta de El Koko – @Elkokoparrilla

Artículo de Simone Renn – @SimoneRenn

 

 

Donald Trump ha visitado esta semana el Reino Unido, procedente de Bruselas, donde asistió a la cumbre de la OTAN, en la que ha exigido a los miembros que deben invertir un mínimo del 4% del PIB.

Trump ha tenido reuniones con la Primera Ministra Theresa May y con la Reina Isabel II, a cuya reunión llegó tarde, hacíendola esperar más de 10 minutos de pie.

La ciudadanía ha recibido al presidente de Estados Unidos con múltiples protestas y un gran muñeco “Bebé Trump” que se ha paseado por encima del Parlamento de Londres, como respuesta a la ideología y política de Trump. Más de 200.000 personas se han manifestado y le han dicho que no es bien recibido. En las manifestaciones han participado mujeres, activistas, LGTBI, organizaciones pro inmigrantes y políticos laboralistas.

Tras las reuniones en Londres el fin de semana Trump se ha dirigido para descansar a su resort de lujo y campo de golf, la Trump Turnberry en Escocia, donde tampoco ha sido bienvenido por la ciudadanía y de nuevo fue perseguido por el “bebé Trump”.

Precisamente en Escocia Donald Trump perdió un juicio con el Gobierno escocés por la instalación de unos molinos de viento próximos a uno de sus resorts de golf, en la costa de Aberdeenshire, a finales del 2015. Además, Trump según contaban algunos manifestantes había prometido crear 6.000 puestos de trabajo y tan solo llegó a crear 150.

Hoy sábado en Edimburgo, capital de Escocia, ha tenido lugar el “Carnaval de la Resistencia” contra el presidente de Estados Unidos. El líder laborista escocés Richard Leonard ha explicado: “Estamos aquí para protestar contra su misoginia, su islamofobia, su racismo, contra su negación del cambio climático…

Ayer un activista de Greenpeace voló en parapente, sobre el hotel Turnberry para desplegar una pancarta con el eslogan “Trump, muy por debajo del par. Resistencia”, haciendo un juego de palabras con las reglas del golf.

Greenpeace alertó diez minutos antes de llevar a cabo la acción, no bostante fue realmente peligrosa pues el piloto del parapente estaba rodeado de francotiradores que podrían haber abierto fuego contra él.

Ben Stewart, miembro de Greenpeace, dijo:

Que la primera ministra británica, Theresa May, “no debería haber dignificado a Trump con una visita al Reino Unido“.

La gran mayoría de los británicos están consternados por sus palabras y hechos. Es, simplemente, el peor presidente de la historia, por eso volamos sobre él un mensaje situándolo muy por debajo del par.

 

 

 

 

 

Tuits

 

Fuentes y enlaces de interés

BBC En fotos: así fue la visita de Donald Trump a Reino Unido lejos de las multitudinarias protestas en su contra 13-07-2018

La Vanguardia. Trump llega a un convulso Reino Unido rodeado de un clima de hostilidad 13-07-2018

La Sexta. Las protestas siguen a Trump hasta Escocia: una activista de Greenpeace sobrevuela el complejo en el que se hospeda el presidente 13-07-2018

El Mundo. Donald Trump juega al golf en Escocia mientras miles de manifestantes protestan contra su visita. 14-07-2018

ElDiario.es La Policía escocesa abre una investigación sobre la protesta de Greenpeace contra Trump 14-07-2018