Ilustración de Ben– @BenBrutalplanet 

Relato corto de Simone Renn – @SimoneRenn

María se encuentra delante de su ordenador escribiendo, cuando suena el teléfono y ve que es su hermana.

-¡Hola Rosa!

-¿Qué haces?

-Pues aquí dándole a la tecla. Me han dicho que tengo que modificar más el curriculum.

-Jajaja, como sigas así vas a dejar solo que fuiste a parvulitos.

María comienza a reír sin parar.

-Pues la verdad, es que ya no sé qué hacer para recortar más mis conocimientos y experiencia. Me dicen que tengo demasiada formación, experiencia y años jajaja, en fin. Por cierto, acabo de leer que España tiene la segunda tasa más elevada de paro, solo por detrás de Grecia, y que la de las mujeres es más elevada que la de los hombres, y especialmente la de las mujeres que se encuentran en la franja de edad de 45 años o más. Vaya noticia. A mi me lo van a contar.

María y Rosa continuan la conversación hablando sobre sus respectivas hijas e hijos y sobre el estado de su madre, que con más de 90 años todavía dispone de una gran inteligencia, aunque anda falta de memoria a corto plazo y los achaques comienzan a hacer mella.

Después de colgar el teléfono María dirige sus ojos hacia la terraza, y mirando como pasan las nubes comienza a recordar como a su padre no le hizo ninguna gracia que ella decidiera estudiar una carrera de Ciencias, y como le repetía que lo que tenía que hacer era prepararse para ser secretaria como sus hermanas. Su padre casi llegó a convencerla y además de ir a la universidad llegó a ir a clases de mecanografía y taquigrafía.

María recordaba como su madre tenía que conseguir el dinero como podía para pagar sus estudios recurriendo a su familia o vendiendo alguna pulsera o cadena de oro, y como María tuvo que pedir ayuda en alguna ocasión a compañeros o amigos suyos para pagar las tasas de la Universidad o para comprarse un libro.

Comienza de nuevo a sonreír cuando recuerda, como para hacer un regalo a su primer novio, decidió con gran cargo de conciencia, vender a escondidas uno de los libros que su pobre madre le había comprado y se pasó el curso consultándolo en la biblioteca.

Al día siguiente es el día de la mujer trabajadora y en España, junto a 177 países se ha convocado una huelga para defender la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres.

Ella fue una de las primeras mujeres en España que ejerció de Técnico Comercial en una empresa de tecnología, a la que representó en reuniones en el extranjero, y para sorpresa de sus camaradas que representaban a diferentes países, ella era la única mujer y ¡española! ¡Qué orgullosa se sentía María en aquellas reuniones! El motivo era porque por aquel entonces en Europa todavía se veía a España como tercermundista en muchos aspectos, y aquellos ingenieros veían con estupefacción su presencia en aquellas reuniones, que hasta entonces habían sido reinos de solo hombres, y entre los que a decir verdad siempre sintió respeto hacia ella y compañerismo.

De pronto el gesto le cambia cuando recuerda algunos momentos en los que el machismo sí afloró durante el desempeño de su trabajo, como aquel día que tuvo que salir corriendo de la compañía de un cliente que le agarró la muñeca y en la huida al separarse se le rompió y perdió su reloj. Nunca a nadie se lo contó.

Vuelve a sonreír al rememorar aquel día en que un jefe que solía propinar chillidos y adjetivos impropios, a hombres y mujeres de su plantilla, en una de las reuniones de ventas dijo a voz en grito: “Colgaros el forecast de vuestros huevos, así tendréis bien presente lo que tenéis que vender“. María ante el asombro de sus compañeros, todos hombres, dijo: “Pues yo lo más que puedo hacer es comprar un vibrador, ponerlo encima de mi mesa y colgarlo de él.

Deja de mirar a las nubes y vuelve su vista a la estantería de la pared, donde están las fotos de su hija y su hijo. Vuelve a reír, ella sola, porque a María le encanta reír, recordando como al final del embarazo de su primera hija atemorizaba a algunos clientes que le decían que no hacía falta que les fuera a ver, que lo podían solucionar por teléfono, pues temían que diera a luz visitándoles. Pero María seguía yendo hasta sus empresas, y su preciosa hija nació, no solo antes, si no más tarde, tanto, que le tuvieron que hacer una cesárea y vino al mundo una preciosa niña de 4,6 Kg, que no quería salir porque como decía su madre se había hecho un chalet en la enorme tripa de Maria, que intentaba cubrir con vestidos adecuados para las visitas a los despachos de sus clientes, que le costaba mucho encontrar.

Hace un recorrido con su mirada por más fotos y pronto también recuerda cuanto lloró a escondidas en el trabajo, cuando tuvo que dejar a su hija y a su hijo, con tan solo 3 meses en la guardería para ir a trabajar, sabiendo que no los volvería a ver hasta las 7 de la tarde, y sin embargo ahora que dispone de más tiempo, ellos viven su vida y los ve menos de lo que le gustaría.

Vuelve a sonar el teléfono esta vez es su amigo Pedro. María cambia de nuevo la cara, vuelve a esbozar una sonrisa.

-Hola Pedro, ya te lo has pensado -le dice con voz acelerada y ansiosa.

-Si María, vamos adelante, lo he pensado y creo que será un éxito.

-¡Bien, Pedro, bien! Nuestro proyecto será un éxito ya lo verás, ganaremos dinero y además podremos trabajar en lo que nos gusta.

Continúan hablando sobre el negocio que María y ahora Pedro han decidido montar, y quedan para verse mañana en la manifestación con la que terminará el día de la mujer trabajadora y la Huelga Feminista.

Cuando María cuelga, cierra el documento de su curriculum y grita en alto ¡Adiós curriculum! ¡Porque yo hice hice algo más que parvulitos!

Dedicado a todas las Marías nacidas en los años 60 y 70, a los que sus nombres siempre acompaña un “María” y que lucharon por hacer algo más que parvulitos.

Tuits relacionados

 

Artículos relacionados

2018 ¿El ocaso del machismo? con enlace al Manifiesto de la Huelga Feminista

Ciudadanos no apoya la Huelga Feminista, porque la considera anticapitalista

Ser mujer y no morir en el intento

Enlaces de interés

SERLa letra pequeña de los datos del paro: más desempleo en estudiantes y mujeres 19-06-2017

El MundoEl paro se ceba con los mayores de 55 años: el número de desempleados crece un 322% desde 2007 2-03-2017