Viñetas Artsenal – @ARTSENALJH y El Koko – @Elkokoparrilla

Artículo Simone Renn – @SimoneRenn

 

Rodrigo Rato, el “todopoderoso” que fuera identificado por la derecha española como artífice del “milagro español” de los años 90, se le han llegado a atribuir hasta 14 delitos en distintos procesos judiciales, y finalmente llega a la cárcel por el caso de las “tarjetas black”.

El exvicepresidente del gobierno de Aznar (1996-2004), exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) (2004-2007) y exdirector de Bankia (2010-2012), entró en la cárcel de Soto del Real el pasado jueves 25 de octubre donde compartirá celda con Gonzalo Martín Pascual, condenado también por las “black”.

A Rodrigo Rato se le responsabiliza de 2,69 millones de euros, lo dispuesto entre febrero de 2010 y mayo de 2012 “por los usuarios de las tarjetas cuya emisión autorizó y responde conjunta y solidariamente con cada uno de los acusados” de esa etapa.

Las “tarjetas black” permitieron a más de 80 miembros de la dirección y del Consejo de Administración de Caja Madrid, que dio origen a Bankia, que pudieran tener gastos al margen de sus retribuciones, que no eran declarados a Hacienda, ni por los beneficiarios ni por la entidad bancaria.

Rato mantuvo el sistema de “tarjetas black” del anterior director de Caja Madrid, Miguel Blesa, y después de cortarlo lo reactivó sólo para él y sus directivos de máxima confianza cuando el ministro de Economía, Luis de Guindos, limitó el sueldo de los banqueros que habían recibido ayudas de Estado.

Rato hizo una entrada épica en Soto del Real al más puro estilo real, pues al igual que el Rey Juan Carlos cuando fue cazado por sus cazas, “pidió perdón”, pero todavía no se sabe nada del dinero, que según la fiscalía, defraudó a los españoles en todos los otros casos que aun tiene abiertos:

“Pido perdón a la sociedad y las personas que se hayan podido sentir decepcionadas o afectadas.”

Aun está pendiente que se resuelva el recurso de amparo al Tribunal Constitucional que presentará en las próximas semanas y que no sirvió para paralizar su entrada en prisión, con una pena de cuatro años y medio de prisión.

Cabe recordar que Rodrigo Rato dispuso de dinero presuntamente ilícito cuando ocupó el cargo de gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), según la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO). Según informó en su momento el diario El Mundo, más del 90% de ese dinero procedía de los ingresos que recibió de empresas privatizadas. Rato abandonó el FMI un día después de ser interrogado acerca de sus inversiones.

El juez que instruye el caso Bankia también quiere juzgarlo por los delitos de falsedad contable y fraude a inversores, por los que le puede caer una década en prisión.

En su proceso judicial particular, la fiscal Anticorrupción le imputó los delitos de fraude a la Hacienda pública, malversación de caudales públicos, cohecho, blanqueo de capitales, insolvencia punible.

Rato afronta un otro proceso judicial por su propia actuación personal y con sus empresas,  ha admitido que contaba con sociedades en Panamá cuando era miembro del Gobierno de José María Aznar y que se acogió a la amnistía fiscal de 2012 pagando apenas 11.533 euros al no declarar todo lo que tenía en el exterior. La Agencia Tributaria estima que Rato engañó al Fisco prácticamente todos los años entre 2004 y 2015, año en que fue detenido, y le calcula una cuota defraudada de 6,8 millones, según el informe ratificado ante el juez.

La UCO también muestra que Rato abusó de su poder desde el Gobierno consiguiendo contratos para las empresas de él y su familia, llegando a 82 millones a lo largo de más de una década gracias a empresas cuya privatización impulsó Rato desde el Gobierno. También le pagó un grupo público como Paradores, que dependía de él, y recibieron subvenciones algunas de sus sociedades siendo él vicepresidente.

Rato cometió también blanqueo de capitales desde una estructura opaca situada en el exterior con fondos de origen desconocido. Cuando era vicepresidente del Gobierno tenía ocultos en paraísos fiscales al menos siete millones de euros.

Pero todo era válido para Rato llegando a la corrupción también entre particulares, pues permitió que uno de sus hombres de confianza en Bankia Alberto Portuondo trabajara a la vez en empresas de publicidad que aspiraban a contratos en el banco.

Realizó hábiles “trapicheos” económicos para conseguir declararse insolvente y así evitar pagar al fisco todo lo que debía.

Rato llegó a sostener, durante el gobierno de Rajoy que existía una especie de cacería política del Gobierno de su propio partido contra él, lo cual negó el Ejecutivo en su momento.

El próximo 26 de noviembre está fijado para que comience el juicio por la salida a Bolsa de Bankia cuando ejercía de presidente de la entidad, por un delito de falsedad contable.

Estaría bien que señor Rato, además de pedir perdón devolviese todo lo que ha robado al pueblo español.

¿Y Aznar no sabía nada de todo esto? Pues solo hay dos respuestas o es un incompetente que no se entera de nada o es cómplice de los delitos de Rato.

 

Viñetas

Rato, uno de los delincuentes económicos más peligrosos de la historia de España, entra en la cárcel Artículo @SimoneRenn Viñetas @ARTSENALJH y @Elkokoparrilla

Viñeta El Koko

 

Rato, uno de los delincuentes económicos más peligrosos de la historia de España, entra en la cárcel Artículo @SimoneRenn Viñetas @ARTSENALJH y @Elkokoparrilla

Viñeta Artsenal

 

Ver más

Público Rato tiene como preso de acompañamiento a otro condenado por las “black” 26-10-2018

Público Rato ingresa en la cárcel de Soto del Real: “Pido perdón a la sociedad” 25-10-2018

El País Los que devolvieron el dinero de las ‘tarjetas black’ pueden librarse de la cárcel 24-02-2017

El Mundo Rodrigo Rato blanqueó dinero siendo ministro y director del FMI 16-04-2017

El Mundo Los 14 delitos de Rodrigo Rato 15-04-2017

El Mundo Auge y caída de Rodrigo 6-10-2015

 

Artículos relacionados en La Política

Rodrigo Rato, el que fuera director gerente del Fondo Monetario Internacional, vicepresidente y ministro de Economía del Gobierno de Aznar deberá ir a prisión