Viñeta Eneko las Heras – @EnekoHumor

Artículo de Caracola – @carolacaracola5

Reflexiono estos días sobre la carga añadida que implica ser mujer en cualquier parte del mundo y todo lo que esto conlleva. Las mujeres lo sabemos bien.

En nuestro entorno social, a todas nos han metido mano por la calle, hemos tenido que oír valoraciones sobre nuestro cuerpo o sobre partes de nuestro cuerpo que no le hemos pedido a nadie. Estoy hablando de la realidad de nuestro país en el que una mujer es violada cada ocho horas.

En el ámbito laboral, todas hemos “soportado” las miradas y/o comentarios babosos de algún superior o de algún compañero… y quéjate que serás una feminazi. En cuanto a nuestras posibilidades de desarrollo laboral, a la hora de optar a un puesto de trabajo, un candidato hombre será un difícil rival porque ellos no paren y parece que no tienen hijas o hijos que llevar a pediatría o a los que acompañar si están enfermos, y si tenemos la suerte de superar ese obstáculo, sufriremos la brecha laboral, esa en la que “nuestros dirigentes hombres” no entran pero nosotras sí.

En el ámbito más personal es donde encontramos la carga más trágica y dolorosa: los malos tratos físicos y psicológicos y el punto sin retorno… el asesinato. Más de mil mujeres han sido asesinadas en España en 14 años por violencia de género… Un dato desolador. Cada una de nosotras nos sentimos agredidas por esa escalofriante cifra. Han sido asesinadas por el hecho de ser mujeres.

Si abrimos el foco y vamos al ámbito internacional, el panorama es, si cabe, mucho más aterrador.

En Latinoamérica, donde según la ONU, doce mujeres son asesinadas al día ─es decir más de la mitad de los feminicidios que se producen en el mundo─, países como Argentina, Colombia, México, Brasil, Nicaragua, Guatemala y Honduras están entre los territorios con mayor tasa mundial de feminicidios. Todas y cada una son asesinadas solo porque son mujeres.

Hace unos días hemos vivido el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, que nos acerca a la realidad de la mujer en África. La terrible lacra de la tradicional ablación practicada dentro de las familias nos hiela… Es un terrible atentado sobre la mujer en el que además, en este caso, se suma que estamos hablando de niñas que no tienen más opción que confiar en las familias que las llevan a un acto humillante, doloroso, que viola todos sus derechos como mujeres y como niñas, que constituye una salvaje discriminación, cuando no las lleva a la muerte por las infecciones que causan las mutilaciones.

Y ¿por qué se realiza la ablación? Porque si no te la hacen, serás susceptible de ser infiel, así no gustarás a los hombres y entonces no te casarás.., en definitiva, porque eres mujer.

La ablación se realiza en 29 países del mundo, la mayoría africanos, pero no olvidemos que debido a los flujos migratorios, según los datos que aporta la Fundación Wassu-UAB, unas 17.000 jóvenes en España están en riesgo de ser víctimas de estas prácticas.

La desigualdad y la pobreza son un lastre para el desarrollo de las mujeres africanas, los conflictos bélicos agudizan las agresiones sobre la mujer donde las violaciones son un arma de guerra y aquí, evidentemente hay que citar a países como Congo y Liberia. Las cifras, cualquiera que se tome son bestiales… En Liberia, según la OMS, el 77% de las mujeres han sido violadas con escandalosa impunidad para los violadores que no reciben castigo. En Congo, hay datos que indican que cuatro mujeres son violadas cada cinco minutos, lo que supone unas 400.000 violaciones al año. Sin palabras.

La esperanza es el pujante activismo de la mujer africana por su desarrollo, su autonomía y su visibilización y hay que destacar que en los últimos 27 años, tres mujeres africanas han sido galardonadas con un Premio Nobel, uno de literatura (1991) y dos de la Paz (2004 y 2011).

Y llegamos a uno de los peores lugares del mundo para ser mujer: la India, donde la discriminación y la persecución empiezan ya antes de nacer. Con extrema frecuencia, una mujer embarazada de la que se sabe que está gestando una niña, es obligada a abortar por su propia familia sin tener en cuenta su voluntad. Aquí ya hablamos de feticidio femenino y sus causas son, entre otras, las tradicionales dotes matrimoniales que son una carga para las familias.

El número de violaciones también es atroz, se estima que cada media hora es violada una mujer en la India y todo esto, por supuesto, con una dramática impunidad, rara vez el violador es juzgado y condenado.

Y si todo esto no fuese suficiente, sumado a la baja escolarización femenina y la tolerancia al maltrato físico, nos queda otro capítulo en la condena de ser mujer en la India: los matrimonios forzados y a edades muy prematuras, con frecuencia niñas que convierten a la mujer casada en una maltratada esclava doméstica y sexual; otra vez, las dotes determinan la crueldad de esta práctica, dado que cuanto mayor sea la niña, más dote hay que ofrecer, por lo que para las familias, casar a una niña es quitarse un “doble problema”: rebajar la dote y una boca menos que alimentar.

Con todo lo anterior, he tratado de hacer un rápido y poco riguroso pero representativo repaso al panorama de lo que significa ser mujer en el mundo, desde nuestras calles hasta países distantes para ilustrar una conclusión simple y conocida: si cualquier ser humano, en cualquier lugar del mundo, tiene el reto de su desarrollo personal por delante, en el caso de ser mujer siempre habrá una carga añadida: una discriminación, una dificultad, un riesgo vital por el simple hecho de ser mujer; en cualquier parte del mundo una mujer podrá ser discriminada laboralmente, maltratada física y psicológicamente, violada, casada contra su voluntad, esclavizada, prostituida, asesinada… y será por ser mujer.

Por esto, en cualquier parte del mundo hay motivos para la lucha por la igualdad, por la dignidad, por la justicia. Dicen que el feminismo está de moda ¿De moda? Ninguna lucha por la justicia social es una moda, es una necesidad. Cada logro, cada avance ha sido gracias a la lucha de importantes y valientes pioneras que se dejaron alguna vez la vida luchando por la igualdad que nos dignifique y contra la discriminación que nos humilla.

Hay mucha lucha por hacer y mucho camino por recorrer hasta una merecida dignificación de la mitad de la población mundial, una lucha en la que estamos todas pero también todos, o ¿los hombres no pueden ser feministas y luchar por la una sociedad más justa que nos dignifique a todas y a todos? Aquí, dentro del feminismo hay distintas opiniones pero yo lo tengo claro: no solo pueden sino que deben ser feministas los hombres, y quiero contar con ellos como aliados y como compañeros de lucha por la igualdad y la justicia social que las mujeres reclamamos.

El 8 de marzo tenemos un reto, una cita: la huelga mundial de mujeres a la que está convocada la mitad de la población mundial bajo el lema “Si nosotras paramos, el mundo se para”, una jornada de lucha y reivindicación pero también de reflexión.

Yo pararé pensando en la lucha de mi entorno pero también en la mujer asesinada en Honduras, en la violada en Liberia y en futuro de la niña casada con su torturador en la India…

Y ahora, venga, llámame feminazi que ya lo estoy esperando.

Hashtags

Tuits de interés

 

 

 

 

Fuentes y enlaces de interés

El Diario. Las cifras de la violencia machista: 1.000 mujeres han sido asesinadas en los últimos 14 años 24-11-2017

El ConfidencialUna mujer es violada en España cada ocho horas, según Interior 11-07-2016

Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe. Feminicidio. Datos 2016

ONUDía Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, 6 de febrero 

HUFFPOSTAblación femenina: una tortura que también se aplica en España 6-02-2016

Voces en el Fenix. La situación de la mujer en África: entre el activismo y la desigualdad

El País. Congo, la capital mundial de las violaciones. Con 400.000 violaciones al año, el país africano bate un triste récord 6-12-2011

Mundo Sputniknews. La ONU llama a poner fin a la “impunidad masiva” de los delitos sexuales en Liberia, donde el 75% de las mujeres son violadas 17-10-2016

El DiarioCuatro historias que explican por qué India es uno de los peores países para las mujeres 23-07-2015

Tercera Información. “Genocidio / Feminicidio Trans” 22-06-2014

Contrainformación. El Planchado de pechos 16-02-2018

PúblicoEl movimiento feminista llama a todas las mujeres a secundar la huelga el 8 de marzo 8-02-2018

Artículos relacionados en La Política que te pueden interesar

Clara Campoamor, tenaz, valiente y políticamente molesta, representa el feminismo, el voto de la mujer y la República.

El primer discurso de una mujer en las Cortes Española, fue llevado a cabo por Clara Campoamor

Discurso de Clara Campoamor del 1 de octubre de 1931 en favor del derecho del voto de la mujer

España es el país con más esclavas sexuales de toda Europa. “Las mujeres invisibles”

La silenciosa pérdida de derechos de las mujeres en Israel

Un domingo con “Bellas y Valientes Mujeres” que no se desalientan en la búsqueda de la familia que les arrebataron

La Puerta del Sol y las Mujeres

En el Día Internacional de la Niña conocemos datos espeluznantes

Las víctimas vivientes del franquismo y de una laxa transición democrática: “Los bebés robados”