Ilustración de Eneko – @EnekoHumor

Artículo de Simone Renn – @SimoneRenn

Albert Rivera en su discurso de presentación de la plataforma España Ciudadana:

“Yo no veo rojos y azules, veo españoles. Yo no veo gente urbanita o gente rural, yo veo españoles. Yo no veo jóvenes o mayores, yo veo españoles. Yo no veo trabajadores o empresarios, yo veo españoles. Yo no veo a creyentes o agnósticos, yo veo españoles…”

“Salvadores de la patria” ha habido muchos: Franco, Hitler, Mussolini… y curiosamente todos tenían en común su obsesión porque las ciudadanas y ciudadanos de su país fueran iguales, vistieran igual, hablaran igual, tuvieran la misma religión, o no la tuvieran… en definitiva “porque pensaran igual”, algo muy diferente que no debemos confundir a que todas y todos tengamos los mismos derechos. Otro aspecto que les identifica es que todos ellos llevaron a su país a la guerra. ¿Curioso verdad?

El discurso de Albert Rivera en su presentación de la plataforma España Ciudadana, del pasado domingo, para fomentar el orgullo de ser español”, en el que repitió la palabra España un número incontable de veces, tiene muchos paralelismos con el actual de Donald Trump Make America Great Again y con el que en su día hiciera el joven e ilustrado José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange, discurso del que se apropió Francisco Franco.

Mi adoración por Miguel Gila, humorista gráfico y cómico, me hace una vez más recordar sus sabias palabras sobre el patriotismo, palabras de alguien que sufrió la pobreza de pequeño, que luchó con tan solo 17 años en la Guerra Civil Española, defendiendo la Democracia y la República, y que más tarde decidió que la mejor forma con la que él podía combatir las injusticias era haciéndonos reír y reflexionar con su humor:

“El patriotismo es un invento de las clases poderosas, para que las clases inferiores defiendan los intereses de los poderosos”.


Fernando Fernán-Gómez: “El patriotismo es un… por anonimo-garcia

La palabra igual utilizada con ligereza me da miedo y es que precisamente “en la naturaleza no hay nada igual” todo es diferente, y claro está cada ser humano es diferente. Los dictadores se caracterizan porque lo quieren “todo igual” y es que el la necesidad de las personas que pretenden hacernos a todos iguales, radica en la incapacidad que tienen para procesar en su mente la hermosura y potencialidad de que todas y todos seamos diferentes.

El final del manifiesto de la plataforma España Ciudadana, desde luego causa inquietud:

Viene la España de la que nos vamos a volver a sentir orgullosos, viene la España con la que vamos a recuperar la dignidad. Viene la España de los ciudadanos libres e iguales.

Decir en una misma frase “ciudadanos libres e iguales” es una falacia, si somos libres, todas y todos tenemos el derecho a ser diferentes, porque así somos los seres humanos, cada uno diferente al otro.

Por otro lado no encuentro en nuestra España, nuestra querida España, como decía la cantante Cecila, ni un solo momento en la historia en la que “todas las españoles y españoles” se hayan sentido orgullosas y orgullosos de ser españoles, porque siempre ha habido ciudadanas y ciudadanos que han sufrido la pobreza y la injusticia. El día en el que la pobreza y la injusticia no existan y además todas y todos tengamos los mismos derechos, se respeten y ayudemos para que suceda lo mismo en todos los países, respetando los mismos derechos en el resto del mundo, entonces es cuando podré decir que estoy orgullosa de los seres humanos que habitamos en España., mientras tanto como dice el humorista gráfico Ferran Martín, veo:

Españoles POBRES. Españoles DEPENDIENTES. Españoles PRECARIOS. Españoles DESAHUCIADOS. Españoles en PARO. Españoles PENSIONISTAS. Españoles EMIGRADOS. Españolas MALTRATADAS. Españoles FALSOS AUTÓNOMOS. Españoles HIPOTECADOS. Españoles, españoles, españoles… solo veo españoles.

Otra de las falacias de los que “quieren todo igual” en España, es decir que la culpa de nuestras desgracias la tiene el hecho de que en España existan las Comunidades Autónomas, cuando el origen de nuestras desgracias se encuentra en la corrupción sobre la que se ha construido la democracia española, y que continúa en nuestros días. Las Comunidades autónomas lo que aportan es diversidad, una diversidad con la que podemos trabajar y formar un país rico en humanidad respetando y sumando las diferencias.

Las diferencias nos unen porque todas y todos somos diferentes, y es ahí donde podemos encontrar la convergencia y la convivencia de todos los seres humanos que queremos vivir en paz y armonía.

¡Vivan las diferencias, que nos hacen libres y grandes de espíritu!

Artículos relacionados

El éxodo en el PP ha comenzado, destino Ciudadanos. ¿Hasta dónde llegará Don IBEX? ¿Quién lo detendrá?

 

Miguel Gila: El patriotismo

 

Cecilia: “Mi querida España” sin censura, abril de 1975

 

A mi la derecha no me la vuelve a dar

 

España el país de la Unión Europea con los trabajadores más pobres y el séptimo del mundo. ¡Sí, sí, lo has leído bien, los trabajadores más pobres de la UE y los séptimos del mundo!

Tuits

 

 

Enlaces de interés

España Ciudadana. Manifiesto