Viñeta Eneko – @EnekoHumor

Artículo de Caracola – @carolacaracola5

 

Siempre he echado de menos el ingrediente del diálogo en el conflicto catalán. Siempre me ha parecido que el gobierno de Rajoy se equivocaba mucho en su actuación en Catalunya. Ante cualquier conflicto, el diálogo, sentarse a hablar, a escuchar, negociar y hasta llegar a acuerdos debería ser lo normal en una democracia homologable. Lo que no responde a un marco democrático es pensar que los conflictos se sofocan con porras, represión y cárcel. Es muy propio de regímenes dictatoriales encarcelar a los disidentes.

Sánchez, el Sánchez del mismo PSOE que no dudó en firmar la aplicación del 155 propuesta por el gobierno de Rajoy, (digo esto para que no perdamos la referencia de los antecedentes), se vió acuciado porque los apoyos no sumaban para aprobar unos presupuestos que, de no salir adelante, sabe que lo empujan a convocar unas elecciones anticipadas; algo que él trataba a toda costa de evitar. Esto es lo que le llevó a tender puentes con los líderes de los partidos catalanes en el Congreso.

Y puestos a ser totalmente sinceros y a poner a cada uno en su sitio, tampoco era un interés tan espurio ni nada que no sea habitual, que el partido del Gobierno trate de aprobar sus presupuestos negociando con los partidos que tienen en su mano el voto a favor o en contra. ¿O es que ya nos hemos olvidado del “cheque en blanco” de Rajoy a un PNV que decía que no pactaría nada con los promotores del 155? Lo decía mientras alargaba la mano por detrás.

Pues en esos intentos estábamos cuando el Gobierno de Sánchez anunció que nombraba la ambigua figura de un relator para…

Inmediatamente, al trifachito ultra le da un ataque de ultranacionalismo…

─¡Un relator! ¡Un relator! ¿Pero esto que va a ser? ¿Un relator para qué? ¿Para dialogar? ¿Para hablar? ¿Pero esto qué es? ¡Esto es una democracia! Pero no como esas en las que hablan, dialogan, llegan a acuerdos… ¡No! La nuestra es una democracia como dios manda y la santa madre iglesia enseña. De las de antes. De pata negra. De las que reconocen a golpistas como legítimos presidentes, de las que mandan las porras a los que quieren votar y encarcelan a los líderes disidentes. ¡Así somos! Una democracia patria siguiendo las enseñanzas de quien nos legó un rey para dejar todo atado y bien atado.

¿Relatores? ¡No! Esos señores son para dialogar y aquí no dialoga ni dios ¿Lo oyes? ¡Ni dios!

Sí, sí te oigo perfectamente. Nosotros además estamos necesitando urgentemente una densa cortina de humo y una bandera muy grande para desviar la atención de los votantes de los muchos casos de corrupción que nos están saliendo. Hay que hacer que miren para otro lado y el comodín de Venezuela ya lo hemos usado. Tenemos que volver a usar el comodín de Catalunya. ¡Hagamos una gran manifestación! ¡Hagamos ondear las banderas! ¡Muchas banderas! ¡Qué apeste a patriotismo!

─ ¡Estupendo! ¡Yo también me apunto! ¡Formemos los tres un tridente de patriotismo! Y además ahora que estamos próximos a unas elecciones, me vendrá muy bien para reforzar mi liderazgo como líder de masas y lucir ardor patriótico en loor de multitudes. ¡Todos a Colón! ¡A Colón!

Por su histriónica e histérica reacción al oír la palabra “relator”, algo así debieron pensar los líderes del trifachito, antes siquiera de preguntar para qué o qué es eso de un relator). E inmediatamente…

¡Ruedas de prensa! ¡Declaraciones airadas! ¡Un relator es lo peor que nos ha pasado desde que se perdió Cuba. Cascadas de insultos. (¡Ah! Que no insultaba ─dijo─, que solo describía).

Y que no falte la inestimable colaboración de la prensa y la TV del régimen. ¡Portadas a todo color con olor a blanco y negro! ¡Rojigualda! ¡Mucho rojigualda! ¡Que parezca que ha vuelto el Nodo!

¡Ahhhh! Y autobuses gratis para todo el mundo sin pedirle el carnet a nadie! Que con lo que les hemos robado, bien nos lo podemos permitir! Viaje con nosotros si quiere gozar. Viaje con nosotros a mil y un lugar y disfrute de todo al pasar y disfrute… de las hermosas historias que les vamos a contar.

Pero al día siguiente…

─ ¿Qué ya no hay relator? ¿Cómo que ya no hay relator? ¿Cómo que los catalanes no quieren un relator? ¡Esos catalanes no nos van a cortar el rollo ahora! ¡El espectáculo tiene que continuar! Nosotros seguimos adelante con nuestra puesta en escena porque nuestra transcendental misión es salvar la patria de quienes quieren romperla o venderla aunque no haya nadie que quiera romperla o venderla.

Y efectivamente, no paró el espectáculo histriónico e histérico de este trifachito desbocado. Allá se fueron a Colón, donde en su convocatoria estatal en una ciudad de más de tres millones de habitantes y sus autobuses gratis consiguieron reunir la cantidad de unos 45.000 mil manifestantes, según los datos de la Delegación del Gobierno, 200.000 según los convocantes.

Ante el histerismo y la sobreactuación de una derechona desbocada, nadie debería perder pie respecto a la realidad. La mejor defensa de la democracia es ejercerla y respetarla y no olvidar que ante las discrepancias, la solución no puede reducirse a la represión y la imposición; en democracia se habla, se dialoga sin aceptar imposiciones y se hace con naturalidad con el rival, con el contrario y hasta con el enemigo. Sentarse, escuchar, hablar, negociar, acordar… Son verbos que se deben conjugar con naturalidad en una democracia.

Ese diálogo, esa negociación es una llamada a ambas partes a hablar y acordar sus intereses. Ahora ya sabemos que no hay presupuestos y que estamos abocados a un adelanto electoral que, vamos a ser sinceros, pinta mal. Entiendo que para los nacionalistas catalanes un contexto en el que coinciden in extremis las negociaciones de los presupuestos con el juicio de los líderes del Procés, no anima a hacer ninguna concesión, pero si se cumplen los peores augurios sobre los resultados electorales a los que nos veremos convocados en breve, puede que los más satisfechos sean los de la plaza de Colón, los del “a por ellos”.

Los demás, los que desde fuera de Catalunya hemos asistido a muchas manifestaciones en apoyo a sus reivindicaciones y sobre todo contra la represión como única respuesta del Estado, lamentaremos ver la aplicación de un segundo 155 que ya se anuncia mucho más duro, mientras estaremos sintiendo sobre nosotros el efecto de la regresión. Y estoy segura de que todos estaremos lamentando no haber sido un poco más flexibles ante unos presupuestos que traían algunas mejoras importantes para todas las partes.

Ver más

ElDiario.es: Carmen Calvo trata de aplacar las críticas por aceptar un relator: “Este Gobierno solo cede a dialogar”  06-02-2019

Público.es: Rajoy también envió ‘mediadores’ a Catalunya antes del 9N y de la declaración de independencia  06-02-2019 

ElPaís. com: Casado, Rivera y Abascal convocan una manifestación este domingo “para echar a Sánchez”  07-02-2019

ElDiario.es: Casado afirma ahora que él no insultó a Sánchez pese a llamarle “felón, traidor, incapaz, ilegítimo” o “desleal”  11-02-2019

ElPeriódico.com: PP, Cs y Vox flaquean en su manifestación contra Sánchez 10-02-2019

ElDiario.es: La manifestación de las derechas contra Sánchez no logra la asistencia de otras grandes marchas del PP  10-02-2019

 

Artículos relacionados en La Política

Catalunya, libertad

Unidad de la izquierda frente a la ultraderecha

Alerta ultra

Tuits y posts