Viñeta ARTSENAL JH – @ARTSENALJH

Resumen de Simone Renn – @SimoneRenn

Razan al-Nayar: “Nosotras tenemos un papel importante aquí. Tenemos un objetivo. Salvar vidas y evacuar a la gente, y enviar un mensaje al mundo. Sin armas, podemos conseguir cualquier cosa”.

Así se expresaba la joven voluntaria sanitaria antes de que fuese asesinada por una bala del ejército de Israel.

No es justo, no debemos permitirlo, basta de consentir al gobierno de Israel, no puede ser que asesinen impunemente a una joven que lo único que hacía era socorrer a sus compatriotas heridos en el campo de exterminio. Sí digo bien en el campo de exterminio de Gaza, porque lo que lo que está sucediendo en Gaza es un genocidio encubierto, ya que se trata de una lucha totalmente desigual, en la que los soldados israelíes disparan fuego real sin miramientos a población civil que lo único que tienen son piedras para defenderse, y todo esto ocurre mientras el resto del mundo mira para otro lado, todo porque no se puede “ofender a Israel”.

La ONU una vez más ha emitido un comunicado “expresando su indignación” por el asesinato de la cooperante médica Razan al-Nayar el pasado 1 de junio.

El Alto Comisionado de la ONU para los DDHH ha constatado que la joven iba identificada claramente como miembro de la Sociedad Palestina de Socorro Médico (PMRS), y aun así recibió un disparo a 100 metros de la valla de separación de Gaza, mientras atendía el viernes a los heridos en la Franja de Gaza.

Junto a Razan al-Nayar otros tres cooperantes sanitarios más fueron heridos.

El coordinador especial adjunto de la ONU para Oriente Próximo, Jamie McGoldrick, ha explicado:

“El asesinato de un miembro del personal médico claramente identificado por las fuerzas de seguridad durante una manifestación es particularmente reprochable. Cuesta ver cómo encaja este suceso con la obligación de Israel de garantizar el bienestar de la población de Gaza”.

Comunicados de la ONU a Israel, “comunicados al viento”, mientras Estados Unidos tenga el veto para detener cualquier iniciativa de condena contra el gobierno del estado judío, en el que ciudadanos judíos de este mismo estado reclaman a su gobierno que detenga esta barbarie sin que tampoco les escuchen.

Desde que se iniciaran las protestas palestinas con motivo de la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, y del 70 aniversario de la Nakba (la expulsión de los palestinos durante la creación del Estado de Israel, en 1948), el pasado 30 de marzo, 245 trabajadores sanitarios y 40 ambulancias se han visto afectadas por estos ataques.

 

El pasado mayo un equipo del New York Timesprecisamente había entrevistado a la joven Razan al-Nayar, y así se expresaba  esta valiente joven de 21 años:

“Ser médico no es sólo trabajo para un hombre. También lo es para una mujer. A veces los heridos son mujeres. ¿Quién las va a atender? Sí, un hombre puede hacerlo. Pero nosotras tenemos un papel importante aquí. Tenemos un objetivo. Salvar vidas y evacuar a la gente, y enviar un mensaje al mundo. Sin armas, podemos conseguir cualquier cosa”.

“La gente pregunta a mi padre por qué estoy aquí, y sin que me paguen un sueldo. Él les dice: ‘Estoy orgulloso de mi hija. Ella ayuda a los hijos de este país’. Especialmente, porque en nuestra sociedad se juzga a las mujeres. Pero la sociedad nos tiene que aceptar. Si no quieren aceptarnos libremente, habrá que obligarles a que lo hagan. Porque tenemos más fuerza que cualquier hombre. La fortaleza que he demostrado ayudando en los primeros auxilios desde el primer día de las protestas. Desafío a cualquiera que encuentre a alguien que lo haya hecho”

El viernes 1 de junio, murió de un disparo de un francotirador israelí cuando estaba cumpliendo su labor, intentando sacar a un herido de la zona más peligrosa. Iba vestida con la bata blanca que llevan los médicos y voluntarios, corría hacia la valla fronteriza en la zona cercana a Jan Yunis para llegar hasta un herido. “Llevaba las manos levantadas de forma muy clara, pero los soldados israelíes le dispararon un tiro en el pecho”, explicó un testigo a Reuters.

El gobierno de Israel mientras lleva a cabo el exterminio del pueblo palestino además de asesinar también a los voluntarios sanitarios, no quiere testigos incómodos, así recientemente también vimos como era abatido por el ejército de Israel el reportero gráfico Yaser Murtaja, que cubría la marcha de los palestinos.

Europa se siente en deuda con el pueblo judío por consentir las atrocidades que se llevaron acabo durante el mandato de Hitler, atrocidades que se negaban en un principio por todos los gobiernos, hasta que estallara la II Guerra Mundial.

Ahora Europa y Estados Unidos están haciendo lo mismo, niegan las violaciones contra los derechos humanos que el gobierno judío están cometiendo contra el pueblo palestino. Puede que sea por la mala conciencia de lo que ocurrió, puede que sea por intereses económicos o una mezcla de ambos, pero lo cierto es que Europa no puede volver a cometer el mismo error, debe parar a Israel en su genocidio con el pueblo palestino antes de que sea demasiado tarde, no puede suceder que Europa de nuevo mire hacia otro lado.

¿Se atreverá España a reconocer al Estado de Palestina y encabezar el camino de la búsqueda de la paz y la justicia en Palestina? Ha llegado la hora de pedirlo, como ciudadanas y ciudadanos de un estado democrático, España tiene que exigir a Israel que detenga esta locura, se lo tiene que decir alto y claro y establecer los medios de diálogo precisos entre Palestina e Israel.

Tuits

 

 

Artículos relacionados en La Política

El reportera gráfico Yaser Murtaja asesinado mientras cubría la Gran marcha del retorno. Un testigo incómodo en Gaza

 

Las respuestas de las autoridades israelíes ante la Masacre en Gaza indignan al mundo, mientras USA amordaza a la ONU

 

La joven Ahed Tamimi, de 16 años, considerada “la última esperanza del pueblo palestino”, se enfrenta a 10 años de prisión por abofetear a un soldado israelí

 

Fuentes y enlaces de interés

Europa Press. Naciones Unidas expresa su indignación por el asesinato de la cooperante médica Razan al Nayar en Gaza 3-06-2018

Reuters. Israeli army kills Palestinian nurse in Gaza border protest: medics. 1-06-2018

Guerra eterna. Razan al-Nayar, voluntaria sanitaria muerta por un francotirador israelí 2-06-2018