Tiempo de lectura: 4 minutos

Viñeta de Lex – @LLexadas

Artículo Simone Renn – @SimoneRenn

 

El 23 de abril se celebra el Día Internacional del Libro y en multitud de lugares la fiesta de San Jorge, teniendo especial relevancia en Catalunya, día en que las parejas, los amigos y los familiares se intercambian rosas y libros.

Cuenta la leyenda que el soldado romano Jorge de Capadocia, nacido en el siglo III después de Cristo, y  tras morir su padre, oficial del ejército romano, se trasladó con su madre Policronia hasta la ciudad natal de esta, Lydda, actual Lod, en Israel. Allí, Policronia pudo educar a su hijo en la fe cristiana y poco después de cumplir la mayoría de edad se enroló en el ejército.

Debido a su carisma, Jorge no tardó en ascender y, antes de cumplir los 30 años fue tribuno y comes, siendo destinado a Nicomedia como guardia personal del emperador Diocleciano (284-305).

En en año 303 el emperador emitió un edicto autorizando la persecución de los cristianos por todo el imperio, que continuó con Galerio (305-311). Jorge, que recibió órdenes de participar, confesó que él también era cristiano y Diocleciano ordenó que le torturaran para que apostatase, aunque sin éxito. Por ello se ordenó su ejecución y fue decapitado frente a las murallas de Nicomedia el 23 de abril de 303.

El culto a san Jorge pronto se extendió por el Imperio romano y con el tiempo, a todo el Occidente europeo y sería en el siglo IX cuando se populariza la célebre gesta de san Jorge como vencedor de un dragón que tenía atemorizados a los habitantes del lugar.

Según la leyenda la población contenía a la bestia entregándole a diario dos corderos para saciar su hambre, pero los animales pronto escasearon y, en su lugar, se decidió mandar por sorteo a una persona. Un día la mala fortuna le tocó a la princesa, pero Jorge acudió a rescatarla blandiendo la espada a lomos de su caballo y mató al dragón. De la sangre del monstruo abatido brotó una rosa que el héroe regaló a la hija del rey.

Años después de su muerte Jorge de Capadocia fue canonizado y su atractiva leyenda lo convirtió en un paladín del imaginario medieval europeo, como protector de los cruzados en la conquista de Jerusalén (15 de julio de 1099). Como miles Christi, es decir, ‘soldado de Cristo’, se convirtió en patrón de los caballeros y soldados, y en protector de algunas órdenes religiosas militares, como la Orden Teutónica (siglo XII) o los templarios.

San Jorge ha prodigado su nombre y su popularidad en la práctica totalidad del planeta, gracias tal vez a la conmovedora historia ligada a su figura.

San Jorge fue declarado patrón en diversos países como Inglaterra, Portugal, Bulgaria, Ucrania, Etiopía, Georgia… y en otras tantas ciudades. En España es el patrón de localidades como Cáceres, Santurce (Vizcaya), Santurdejo (La Rioja), Alcoi y Banyeres de Mariola (Alicante), o Golosalvo y Madrigueras (Albacete).

También es patrón de la comunidad autónoma de Aragón y por supuesto Cataluña, donde la diada de Sant Jordi tiene una gran relevancia por celebrarse a la vez el día de los enamorados y del libro, ya que la fecha de la muerte de San Jorge se cree que fue el 23 de abril de 303 y coincide con la fecha en la que se celebra “El Día Internacional del Libro“, que conmemora la fecha del fallecimiento de Shakespeare (23 de abril de 1564jul. – ib., 23 de abriljul./ 3 de mayo de 1616greg.), Cervantes (22 de abril de 1616) , Inca Garcilaso de la Vega (23 de abril de 1616) y el nacimiento o fallecimiento de otros grandes autores como Maurice Druon, Haldor K.Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla, Manuel Mejía Vallejo y William Wordsworth.

Así en Cataluña para conmemorar la victoria sobre el dragón, y recordar a los  grandes de la literatura, las parejas, los amigos y los familiares se intercambian rosas y libros.

Como curiosidad la leyenda de Sant Jordi y el dragón quedó reflejada en la inigualable casa Batllo diseñada por el arquitecto Gaudí, en la que las escamas del dragón recubren la azotea; la espada de san Jorge sobresale del tejado; en el balcón superior una flor alude a la princesa, y hay calaveras en algunos balcones, las víctimas del supuesto monstruo, y columnas en forma de huesos en la tribuna. En el vestíbulo, los remates de la escalera recuerdan el espinazo de la cola del animal abatido. Y en el desván, la sala de arcos catenarios evoca la caja torácica de la bestia.

Casa Batlló

Casa Batlló. Fuente Wikipedia

 

Casa Batlló, tejado

Casa Batlló, tejado

 

La fiesta “Books and Roses” hoy en día llena de libros y flores las calles de un número cada vez mayor de ciudades en los cinco continentes.

Lex nos ofrece con su viñeta una visión muy actual de “Sant Jordi y el dragón”. El coronavirus, un dragón muy actual.

¡Feliz Sant Jordi y Feliz Día del Libro!

Viñeta

Viñeta de Lex

Viñeta de Lex

Ver más

Wikipedia Jorge de Capadocia

historia.nationalgeographic.com.es La leyenda de san jorge y el dragón 11-02-2020

Eikipedia Día Internacional del Libro