Ascensión Mendieta, una hija coraje de 91 años, que luchó hasta encontrar el cuerpo de su padre, fusilado injustamente al terminar la Guerra Civil Española

Ascensión Mendieta ha conseguido encontrar los restos del cuerpo de su padre, fusilado injustamente por Franco, al finalizar la Guerra Civil Española, gracias a la colaboración y apoyo de ciudadanos miembros de cuatro países: España, Argentina, Reino Unido y Noruega.
Ha sido esencial la labor de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), impulsora de la Querella Argentina, la ayuda en forma de financiación del sindicato noruego ELOGIT, y el trabajo de los antropólogos forenses voluntarios del Reino Unido.