Tiempo de lectura: 4 minutos
- Yo no sé cómo el virus este no se ha ido con la de banderas que hay por las calles - Porque no es un virus zombi, no le importa que no tengamos cerebro. (Viñeta de Macías y Monsalvett)

– Yo no sé cómo el virus este no se ha ido con la de banderas que hay por las calles – Porque no es un virus zombi, no le importa que no tengamos cerebro. (Viñeta de Macías y Monsalvett)

 

El Ayuntamiento de Madrid apuesta por el proyecto “Bandera a Bandera” mediante el cual aquella ciudadanía que tenga una bandera vieja en sus balcones pueda sustituirla por una nueva, y las estropeadas se destinarán a la creación de una pieza artística.

 

Viñeta Macías y Monsalvett – @MaciasMonsalvet

Artículo Simone Renn – @SimoneRenn

 

La Covid-19 sigue avanzando dejando su rastro de muertos y contagiados, al tiempo que crece la esperanza con el aumento de personas vacunadas y continúan escuchándose las siniestras voces de los negacionistas.

España ha superado los tres millones de contagios desde que comenzara la pandemia y el total de fallecidos asciende ya a 63.061. Ayer martes se superó el pico de la tercera ola con 766 fallecimientos en un día.

Todo esto ocurre al tiempo que existe una reducción del número de contagios y de la incidencia acumulada en la última semana y media, que sigue muy por encima del umbral de la alerta roja: 630 casos cuando el umbral está definido en 250.

Ya empezamos a escuchar a políticos tocar los tambores de “salvar la Semana Santa”, lo que según demuestran los hechos, si se relajan las medidas supondría que este año estas supuestas fechas de descanso dejarían paradójicamente un número considerable de muertos y contagiados.

Fuera de España el panorama no es muy diferente. El Reino Unido superó el lunes de nuevo el millar de muertes diarias por covid-19, con 1.052 y ha decidido que aplicará medidas draconianas para controlar las cepas de la covid-19, con la exigencia de nuevas pruebas y una pena de 10 años de cárcel para los viajeros que mientan sobre los países visitados si éstos se encuentran en la “lista roja”.

Por otro lado vemos tristemente como Francia supera ya las 80.000 muertes y ante el temor a la propagación de las nuevas variantes de la covid-19 detectadas ya en Alemania, la canciller Angela Merkel aboga por prolongar hasta principios de marzo las restricciones actuales por la covid-19, que implican el práctico cierre de la vida pública, aunque plantea un regreso gradual a la actividad escolar presencial.

Por otro lado esta semana ha comenzado el juicio en el que Luis Bárcenas a través de un escrito a la Fiscalía Anticorrupción ha confesado que el Partido Popular se financió ilegalmente entre 1982 y 2009; apunta a Rajoy de “perfecto conocedor” y propone al juez destapar la corrupción del Gobierno de Aznar.

Vamos, que en un escenario en el que es evidente que hace falta contratar más profesionales sanitarios, personal para seguir con los rastreos de la covid-19, en el que las colas del hambre continúan presentes en las calles de Madrid, y la corrupción del PP se hace más visible que nunca, observamos como de nuevo al Gobierno del Ayuntamiento de Madrid no se le ocurre otra cosa que destinar una subvención de 12.750 euros, que bajo un “proyecto artístico” a cargo de Mario Gutiérrez Creu, en el que aquella ciudadanía que tenga una bandera vieja en sus balcones podrá sustituirla por una nueva y las estropeadas se destinarán a la creación de una pieza artística.

Según el artista el objetivo de este proyecto realizado con el apoyo del programa de ayudas a la creación y la movilidad del Ayuntamiento de Madrid, es renovar las banderas estropeadas, juntar unas 150 banderas en mal estado y preparar un proyecto expositivo para:

“Glorificar la bandera de España, embellecer la deteriorada imagen de España y recuperar su esplendor para el orgullo patrio.”

En la web de la iniciativa denominada “Bandera a Bandera” podemos leer:

El actual estado de estas banderas es lamentable, tanto en el ámbito privado, balcones y jardines, como en el público, mástiles de ayuntamientos y otros edificios institucionales. Descoloridas, deshilachadas, corroídas, rotas, estropeadas, ofrecen una imagen de España que no se corresponde con su grandeza.  

Nuestra misión es devolverle a España su honor.

Parece que el honor de España reside en el estado de su bandera, no en la honradez de sus políticos ni en el orgullo de tener un país que se preocupe por el bienestar de su ciudadanía.

Cuando al Partido Popular, o cualquier otro, banderas en exceso veas sacar, ¡cuidado!, es seguro que nos la piensa colar.

 

Tuits de interés

 

Ver más

banderaabandera.com 

cadenaser.com Madrid destinará 12.750 euros a recoger banderas de España de los balcones para crear una pieza artística 8-02-2021

eldiario.es El artista del proyecto financiado por Almeida que renueva banderas de balcones: “Es irónico, quiero poner en cuestión la simbología” 8-02-2021

redaccionmedica.com Covid-19 última hora 

eldiario.es El coronavirus en España: mapas y últimos datos de los casos y su evolución 9-02-2021

publico.es DIRECTO | Sanidad define nuevos colectivos a vacunar con AstraZeneca y prioriza a los trabajadores esenciales 09-02-2021

rtve.es Guía para entender la vacunación contra el coronavirus en España: ¿A mí cuando me toca? 10-02-2021

rtve.es Coronavirus España Sanidad notifica 766 muertes, la cifra más alta en un solo día desde abril, y 16.402 casos  9-02-2021

 

Artículos relacionados en LA-POLITICA.COM

Corrupción en Génova