Artículo y viñeta Ramón Nzé Esono, JamónyQueso

Sobre la situación de Guinea Ecuatorial

Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia respecto a España el 12 de octubre de 1968 y es para muchos de nosotr@s una gran desconocida que iremos descubriendo con el dibujante ecuatoguineano de Mikomeseng, Ramón Nzé Esono, que a pesar de haber estado preso en su país, Guinea Ecuatorial, por sus ideas, lo sigue amando profundamente. 

Según Human Rights: Desde 1968, el año en que Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia del gobierno colonial español, el país ha sido dirigido por una sucesión de dictaduras represivas. Hasta mediados de la década de 1990, fue uno de los países más cerrados del mundo; en general, el pequeño comentario internacional que atrajo fue su lamentable historial de infración contra los derechos humanos.

Todo cambió cuando se descubrieron importantes reservas de petróleo frente a las costas del país en 1995. Como uno de los puntos críticos de petróleo más nuevos del mundo, Guinea Ecuatorial atrae la atención mundial como una valiosa fuente de recursos naturales. Después de un sangriento golpe de estado el 3 de agosto de 1979, Guinea Ecuatorial ha estado bajo el control del presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo durante unos 30 años, quien, junto con su familia y asociados cercanos, mantiene un control casi absoluto sobre la vida económica y política del país.

Conoceremos lo que sucede en Guinea Ecuatorial y su visión de lo que acontece también en España a través de los dibujos de JamónyQueso (Ramón Nzé Esono) y sus #CartasLocasEsono.

Como se supone que es “normal”, el Vicepresidente Primero en el Reino de España es blanco. Y por supuesto, dentro de esa “normalidad”, el de la República de Guinea Ecuatorial es negro.

Blanco y negro

En Guinea Ecuatorial las mujeres homosexuales sufren una doble discriminación, por su género y por el colectivo al que pertenecen, obligándolas a quedarse embarazadas con el objetivo de que se “curen” de su homosexualidad.

Como se supone que es “normal”, el Vicepresidente Primero en el Reino de España es blanco. Y por supuesto, dentro de esa “normalidad”, el de la República de Guinea Ecuatorial es negro.

El negro para los dos ejemplos dados se llama “Teodorín”. De pequeño Teodoro.

Y como el caso de la parte negra de esta historia es la que es, entonces estamos hablando de que aquí el refrán “de tal palo tal astilla” no encaja. Pues el padre, Teodoro, es dictador pero no tonto. En cambio el hijo, “Teodorín”, es más tonto que si les reuniésemos a él con alguno de los Vicepresidentes de Pedro Sánchez, nos daríamos cuenta que los negros tenemos un problema muy blanco…

Empezaré diciendo que cuando el tema de Guinea Ecuatorial salta en algún medio español, virtual como este, lo que suele quedarse “suelto como cabo” es precisamente lo que debe interesar.

Pondré un ejemplo.

Matías Prats, que conoce perfectamente Guinea Ecuatorial “gracias” a que como buen periodista que es, no puede no estar al día de los viajes de José Bono (no morirá porque le mencione yo reiteradas veces). Sobre todo cuando este último era “Bechet”.

Matías, aparece como ya hizo Monedero, o Wyoming junto a Mateo, hablando de Guinea Ecuatorial en la tele vista por españolas y españoles. En el reportaje aparece una escritora guineoecuatoriana con bastante nombre en el mundo R.A.E y demás hispanohablanteídades”. La escritora ofrece una entrevista a la cadena de Matías Prats. Matís luego saca trozos de esa entrevista en su telediario. Todo hasta aquí muy bonito.

Pero bonito porque en el Reino “se acuerdan todavía de nosotros”. Se agradece siempre una ayudita para que no se olvide en qué país nacimos muchos negros y muchas blancas.

Malo es el tema que tienen de base de reportaje tanto Matías como la escritora. Y también una chica de Amnistia Internacional España. El tema va de VIOLENCIA. Sobre todo de la violencia de género. Añádale usted algo de imaginación pintando de betún a toda VOX, y entenderá el alcance del problema más allá de que la escritora sea: periodista, politóloga… y homosexual.

Pero, como suele ocurrirle a los periodistas que han “tragado desde Leyes Mordaza, hasta tragarse evitar hablar de un país por culpa de la Materia Reservada”, en España, Matías COMETE EL TREMENDO ERROR de utilizar, para el “decorado de fondo” al hablar del tema, una Guinea Ecuatorial grabada en el año de la pera. Que no es que esté mal. Pues el país tiene sus épocas. Algunas de esas épocas con gente menos “guapa y adornados como la gente de the imaginari firts world”.

El problema es que cuando HABLAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO O CONTRA COLECTIVOS MINORITARIOS AGREDIDOS EN SU DÍA A DÍA en países como el nuestro, solo debes recordar que EXISTE GENTE “ALLÁ” DEL PERFIL DE TU ENTREVISTADA, que esgrimen banderas de colores en sus manifestaciones y actos públicos. Se puede mostrar, digo yo, para un reportaje así, a las compañeras y compañeros del colectivo LGTBI nacional de los negros en el fondo de la noticia. Trabajando como hacen.

Ya que las que expuso Antena 3, parecieran que les daba igual tanto la violencia de género como la que se ejerce contra los homosexuales. Para el espectador como yo que conoce de qué va la cosa, Matís NO ESTABA REALMENTE por la labor de hablar de esa violencia. Ni de esos homosexuales. En pocas palabras, hizo el paripé de los “blancos de siempre” cuando retratan a los “negros de toda la vida”.

Era como si la escritora estuviese hablando en un canal solo para televidentes votantes de VOX. Que Matías se lo haga mirar. La escritora y la gente de su tierra no pedía limosnas, ni ayudas de Cáritas.

Estaba INFORMANDO como periodista de una situación grave contra los afectados. En serio, que Matías se lo haga mirar.

En esa misma línea de blancos y negros haciendo vidas paralelas a nivel de Estado, digo yo que ya que estamos “blanqueando lo negro”, podríamos picar un poco sobre el asunto que tiene al Embajador de España observado como personan Non Grata en Guinea Ecuatorial. Resulta que dicho Embajador del Reino, auspiciado por el tremendo poder en Guinea Ecuatorial de USA y Francia, se envalentonó un día, y se fue a frenar una ORDEN SIN DOCUMENTO QUE LO JUSTIFIQUE DE ARRESTO CONTRA UN PEZ GORDO, HIJO EN EL MOMENTO DE LA HEROICA DEL EMBAJADOR ESPAÑOL, DE LA EMBAJADORA DE GUINEA ECUATORIAL EN EL REINO DE ESPAÑA. El Embajador Español, bemoles a cuestas, le hizo el “SOY MÁS QUE TÚ” al que ocupa en el país de negros el mismo cargo que ocupa PABLO Iglesias en el de los blancos.

No quiero ni imaginarme que Pablo se atreviese a emitir una orden de detención contra un ex Presidente de la Corte Suprema de Justicia Español, sin que eso esté en sus competencias. Y si no estuvieren, hacerlo “porque estaba enfadado por haber sido condenado en París por ladrón”… no me lo quiero ni imaginar…

Lo que más mueve el asunto del Embajador Español en Malabo, es que según “fuentes jamás fidedignas” como para tenerlas en cuenta, ese gesto de él contra el Vicepresidente se considera en mi tierra de negros como “Ir contra el cuñao”.

Ya que el mismo gesto contra el propio Jefe de Estado, en el caso del Embajador de España, es “ir contra la voluntad de tu suegro”.

¿Que no me entienden?

Busquen entonces, y vean a Matías tratar de hacerse el serio con un tema de negros homosexuales…

Pero sobre todo, de mujeres.

Viñeta

Viñeta de JamónYQueso (Ramón Nzñe Esono)

Viñeta de JamónYQueso (Ramón Nzñe Esono)

 

Ver más

antena3.com La terribles torturas a las lesbianas en Guinea Ecuatorial: las familias ordenan que las violen y embaracen repetidamente 29-02-2020

Las mujeres homosexuales sufren una doble discriminación, por su género y por el colectivo al que pertenecen. Además, en Guinea Ecuatorial son brutalmente torturadas por sus propias familias.

Este colectivo no sólo recibe el rechazo de toda la sociedad, sino que las personas del colectivo de esta antigua colonia española sufren todo tipo de torturas. Si se es mujer, con un agravante: son obligadas a quedarse embarazadas con el objetivo de que se “curen” de su homosexualidad.

Melibea Obono es escritora, polítologa y lesbiana, un estigma en su país, Guinea Ecuatorial: “En Guinea una persona que es homosexual no es considerada una persona”.

elpais.com 10 mitos sobre mujeres que aman a otras mujeres en Guinea Ecuatorial 9-01-2018

Trifonía Melibea Obono

@MelibeaObonotrifoniamelibea.weebly.com

LIBRO: Yo no quería ser madre

LIBRO: Yo no quería ser madre

Trifonia Melibea, es periodista y politóloga de formación por la Universidad de Murcia con un máster en Cooperación Internacional y Desarrollo, aunque su vida profesional está volcada a la escritura, investigación y docencia.

Incansable activista y autoproclamada feminista, lucha por los derechos del colectivo LGTBIQ+ y de las mujeres en Guinea Ecuatorial. Actualmente reside entre Guinea Ecuatorial y España.

Aunque sus libros puedan ser considerados de género, la novelista afirma que escribe para cualquier persona oprimida que se identifique con la estigmatización del patriarcado.

Con los años y tras reafirmar su identidad proclamando su orientación sexo-afectiva, colabora con grupos sociales vulnerables que sufren no sólo el olvido y negación del estado, sino también la discriminación y represión cuando se hacen visibles. Trifonia hereda del español Luis Melgar DIVERGE. Durante el liderazgo de Luis Melgar, el colectivo trabaja a nivel institucional en Guinea Ecuatorial por primera vez. Después de varios meses de silencio, esta situación cambia cuando una mujer es lanzada por la ventana por su marido tras acudir a una reunión del colectivo acusada de lesbianismo. Fue amenazada de muerte por su esposo y los miembros del entonces DIVERGE, entendieron que había que hacer algo más y llevar su acción a un nivel social tras verse obligados a hacer guardias en la puerta de la vivienda de la víctima donde se encontraba su compañera para que no fuera finalmente asesinada.

Se reinventan llamándose “Somos Parte del Mundo” y Trifonia Melibea da comienzo a la segunda etapa del grupo a nivel institucional. Esta agrupación (no es asociación porque se les ha negado el reconocimiento a pesar de haber elaborado los estatutos para ello) trabaja en favor del feminismo y de los derechos de las personas LGTBIQ+ en Guinea Ecuatorial. Desde el 2016 trabajan sensibilizando a la sociedad sobre la importancia de la tolerancia hacia otras perspectivas, realidades y sentires independientemente de su orientación o identidad sexual. A día de hoy, la asociación cuenta con 200 miembros que realizan conferencias y encuentros de concienciación, siendo su mayor logro la creación de un debate social sobre la homosexualidad además de la celebración desde el 2016, desde la existencia del grupo, de la Semana del Orgullo LGTBIQ+ en Guinea Ecuatorial.

Trifonia Melibea le da voz a esa otra facción de Guinea Ecuatorial que tiene como objetivo difundir al mundo la otra realidad que sucede en el país, más allá de la situación política actual, poniendo el foco en el contexto más reivindicativo y cultural de la sociedad.