Artículo y viñeta Ramón Nzé Esono, JamónyQueso – Instagram @jamonyqueso89

Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia respecto a España el 12 de octubre de 1968 y es para muchos de nosotr@s una gran desconocida que iremos descubriendo con el dibujante ecuatoguineano de Mikomeseng, Ramón Nzé Esono, que a pesar de haber estado preso en su país, Guinea Ecuatorial, por sus ideas, lo sigue amando profundamente. 

Según Human Rights: Desde 1968, el año en que Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia del gobierno colonial español, el país ha sido dirigido por una sucesión de dictaduras represivas. Hasta mediados de la década de 1990, fue uno de los países más cerrados del mundo; en general, el pequeño comentario internacional que atrajo fue su lamentable historial de derechos humanos. Pero todo cambió cuando se descubrieron importantes reservas de petróleo frente a las costas del país en 1995. Como uno de los puntos críticos de petróleo más nuevos del mundo, Guinea Ecuatorial atrae la atención mundial como una valiosa fuente de recursos naturales. Después de un sangriento golpe de estado el 3 de agosto de 1979, Guinea Ecuatorial ha estado bajo el control del presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo durante unos 30 años, quien, junto con su familia y asociados cercanos, mantiene un control casi absoluto sobre la vida económica y política del país.

Conoceremos lo que sucede en Guinea Ecuatorial y su visión de lo que acontece también en España a través de sus dibujos y sus #CartasLocasEsono.

 

Breakshit

“Civilización”, una palabra que parece que al africano le pilla en la zona “incivilizada de la historia de la humanidad”, y por ende se presupone estereotípicamente que los africanos requieren de ser civilizados constantemente.

Para mí, particularmente, Dios es mujer. Y si no lo es, literalmente no existe.

Los siempre vencedores fueron a su vez los que se declararon más civilizados que el resto de la humanidad planetaria.

Todo africano, por ejemplo yo, conoce la palabra “civilización”.

Una palabra que, siendo todos sinceros, parece que al africano le pilla en la zona “incivilizada de la historia de la humanidad”. Y por ende se presupone estereotípicamente que los africanos requieren de ser civilizados constantemente.

Esa es una introducción muy fuerte. Por lo que bajaré las revoluciones de mi cabeza para no herir sensibilidades en pleno siglo XXI en el que estamos todos inmersos de forma civilizada en la idea de “todos somos iguales ante la ley”. O en su caso: “ante Dios”.

Y es precisamente, y como persona civilizada que parezco ser, ese Dios por el que busco darle un toque loco a esta locura que usted lee.

No me van las religiones. Ningún Dios me interesa. Además que no existen diosas en la civilizada cultura de religiones que decidieron introducirnos a la fuerza los que nos tacharon de incivilizados en su día. Dios existe para cientos de millones de almas. Para mi, particularmente, Dios es mujer. Y si no lo es, literalmente no existe.

¿Entonces en realidad trato de decir que sí existe, pero que no es un hombre como lo venden sus incivilizadas criaturas que en la tierra lo representan, viniendo a ser una mujer, y por tanto más aceptable que exista Dios, pero mujer, y así estoy yo contento?

La pregunta no es interesante.

Pero, podemos responderla: SÍ. Si me la vendiesen como mujer, la podría aceptar como “eje del universo”.

Pero no va tampoco de ese tipo de enfoques personales. Típicas de ateo africano sin rumbo y sin causa.

Va más bien de pretender explicarles a ustedes que existe una “Jesucrista”.

Esa “Jesucrista”, como bien indica su “nombre”, es una vieja Señora que en su día fue niña. Luego fue adolescente. Luego fue considerada mujer adulta. Hoy es una abuela con mucha historia que contar sobre su paso por esta tierra de dioses mortales.

Pillemos la parte en donde se puede hablar de ella sin tocar la parte en donde fue niña.

Bien, “Jesucrista”, la de mi historia de hoy, como toda mujer en sus etapas después de pasar por ser niña, se convertiría en la cabeza de una iglesia fundada por el imperio desde el cual dirige una mancomunidad de almas regidas por un modelo existencial en donde si bien antes unos dominaron a otros, ahora no cabe duda de que ese dominio ha dejado de ser visiblemente tan brutal como lo fuera hasta hace poco menos de 80 años. Justo, si no exagero finiquitado, después de la Segunda Guerra Occidental (mal llamada mundial).

Cuando estalla la guerra en el treintayalgo, “Jesucrista” ya contaba con pechos y vello púbico. Seguramente ya se había fijado en algún “Magdaleno” dentro de su particular mundillo “chuchi” (pijo, en Paraguay). Y hasta se puede decir que ya sabía qué era cagar, hacer pipí, emborráchese un poco. O simplemente jugar a “hacer el amor como una diosa” con alguien no mujer.

La guerra peta Europa. Y “Jesucrista” forma parte del elenco de mujeres que aporta su granito de arena para que no se diga que ella no estuvo cuando sus fieles seguidores perecían bajo las bombas (alemanas, italianas, japonesas, etc… las bombas me refiero).

Más tarde, y si no me fallan las fechas, en el 53, “Jesucrista” es coronada “Reina de entre las Reinas”. Y a partir de entonces, y junto a un tal Felipe que no es VI, arranca su “obra”.

La obra que lleva ella a cabo es sencilla: civilizar a la humanidad.

Sobre todo a la humanidad que ella cree que “no están viviendo a sus faldas desde la isla donde se ubica su queendom”.

El modelo elegido para tamaña “obra divina” es el modelo de antes de la guerra. Que consiste en mantener a ciertos “incivilizados” lejos de “los civilizados” que a ella le cantan el “Man Save The Queen”. A modo himno y con fervor patriótico típico de aquellos que creen que fueron elegidos por el “skyworld” para dirigir al resto “bottom the skyworld”.

Bueno, supongo que ustedes no están captando la “profundidad” de esta historia. Así que, como buena gente que me considero, bajaré otra vez los decibelios de mi locura y expondré:

Wikipedia es una base, para mi, vital. Surge de la creación de internet. Y se ha consolidado, no exentos de tramos locos, como buena guía para comenzar a aprender sobre este planeta en donde como todo “cristo”, la “Jesucrista” de mi historia también la palmará.

Pero, una vez la palme ella, habría que comenzar a leer la historia para situarla en la historia contada por los siempre vencedores que fueron a su vez los que se declararon más civilizados que el resto de la humanidad planetaria.

Por ejemplo, yo, africano, quiero contar la historia de nuestra “Jesucrista”, ¿qué debo hacer?. Pues documentarme como todo “Cristo”. Para documentarme bien, sobre la obra y vida de nuestra “Jesucrista” no debo viajar a ningún lado de la Mancomunidad que ella gestiona como Reina. No. Debo irme a donde nace la idea de esa mancomunidad: Londres.

Y es tambien en London a donde debo irme para conocer desde la historia de Tutankamon, hasta la de Gengis Khan. Desde Ghandi hasta Tupak. En definitiva, para contar la historia de la historia de la humanidad (civilizada a o no) debo olvidarme de países como el mío.

¿Y qué pasa si no tengo como irme hasta London para conocer la base de esa historia?

Pues me limito a contar lo que el 99,09% por ciento de la población cuenta sobre “nosotros mismos”.

O me la invento. Aunque esto último no ayuda. Pues no gozo de Status de Vencedor para ser creíble.

Y tampoco es que nadie recuerde a ningún “mesías black”. Salvo Markus Garvey que seguro tuvo la oportunidad de fumarse a María. Lo que ya es pecado en el mundo de los que beben sangre y comen carne simbólicamente.

¿Qué qué os estoy contando yo con esta locura?

Ni yo mismo me entiendo ya.

Pero, si se que ustedes que saben mucho están pendientes de lo que ocurre entre London y Bruselas.

Y como yo también leo cosas en internet al menos para no ser del gremio de los “incivilizados modernos” (inculto e ignorante), se que un tal Boris está gestionando una decisión que le ha conferido “mayoría absoluta” sobre muchos y muchas. Entre esos muchos y esas muchas hay africanos. Y donde haya africanos y africanas, entonces nadie dude que los de mi pequeño país de habla española estén presentes. Lo que me lleva a preguntarme si realmente lo que están haciendo London y Bruselas, bajo supervisión de los”creyentes de Jesucrista” están por la labor de tener en cuenta a los hermanos y hermanas “de color”. Sobre todo los que viven lejos de London. Aunque sean de la mancomunidad esa.

Seguro que sí que los tienen en cuenta. Claro que sí. ¿Qué Dioses no tienen en cuenta a los únicos que pueden mover las ruedas del molino que les llevará el pan a sus celestiales mesas?

Sobre todo “diosas como Jesucrista”. Que necesita de muchos y muchas para seguir ella viviendo “de lujo”.

Y es que estamos inmersos en un momento de la civilización humana en la que los que van a la cabeza de grandes estructuras que podemos llamar superpotencias económicas, y bélicas, parecieran que necesitan hacernos entender que “nosotros solo somos lo que ellos deciden que sean nuestras existencias”. No hace falta ir lejos para entenderlo: RESULTADOS DE LA COP25. Con Chile incluido para los madrileños y madrileñas que han vibrado con un niña que jamás llegará al status de Leonor. Por más rubia que sea de mayor.

Vamos, que será porque estoy ahora mismo en el país de uno de ellos llamado Trump. Y por eso se me va la olla.

¿Que si estoy tratando de hablar del brexit?

¿Yo?

¡No!. Yo jamás hablaría de algo que no sé de qué va.

Yo solo ando preguntándome por la suerte de los africanos y africanas que jamás fuimos los vencedores para luego contar las historias de la humanidad como nos las cuentan otros. Jamás fuimos a invadir territorio alguno y proponer a los vencidos a nuestros dioses. Tampoco es que vendimos esclavos. ¿Que sí que lo hicimos? Vale, posiblemente vendimos esclavos. Pero… Eso también lo puedo contar únicamente si me dejo de Wikipedia y me voy a Londres.

¿Que por qué a Londres y no en wikipedia?

He ahí la pregunta del millón…

Pero conste que usted aquí sobre el brexit no ha leído nada.

Esta es una carta loca. No un manifiesto de vencedor británico anglicano anglosajón.

Gracias.

Viñeta

Viñeta de JamónYQueso

Viñeta de JamónYQueso

Ver más

Wikipedia brexit

publico.es Johnson hace uso de su nueva mayoría y da luz verde al brexit en el Parlamento británico 20-12-2019

publico.es Por qué la clase trabajadora votó al partido del brexit 16-12-2019

lavanguardia.com Españoles en el Brexit: “En Inglaterra hay xenofobia, ya no es acogedora y segura” 21-12-2019

Tuits y posts