Viñeta Quim Sosa@quimsosa

Artículo de Caracola – @carolacaracola5

 

La capitana del “Sea Watch 3” fue arrestada tras atracar con 40 migrantes y puesta en libertad posteriormente por la Justicia por actuar cumpliendo con el deber de salvar vidas, aunque quedan pendientes cargos contra ella.

“Tenemos que decidir en cuál de los dos grupos estar”. Del lado de la vida o del lado de la muerte. De los derechos humanos o de las cuentas de las finanzas.

Tengo que volver a decirlo. Malos tiempos para el ser humano. En los últimos días, nuevamente imágenes y noticias relacionadas con los movimientos migratorios han entrado en nuestras vidas para remover lo que cada uno de nosotros tengamos de seres humanos.

Primero llegó la imagen de como se ahogó en río Bravo (río Grande en EE UU) el esfuerzo de un padre salvadoreño por darle una vida mejor a su hija. Al mandatario americano, lo único que se le ocurrió decir es que si su muro estuviese construido Óscar Alberto Martínez y su pequeña hija de 23 meses, Angie Valeria Martínez estarían vivos.

Al mandatario americano, el que como ogro de los cuentos infantiles, separa niñas y niños de escasa edad de sus padres y los confina en insalubres celdas, lo único que le importa es su saldo de importaciones y exportaciones. Su lema ‘America first, America first’ es toda una declaración de intenciones de inhumanidad. Suena a aquello de “primero yo, luego yo y después yo”.

Para compensar al ogro del cuento que convirtió “el sueño americano” en una pesadilla humanitaria, el sábado desde el Italia nos llegaba el nombre de una mujer, la capitana Carola Rackete. Me ha encantado conocer a esta mujer. Personas así te reencuentran con el ser humano. En este mundo deshumanizado existen personas como Carola Rackete que ponen por delante la vida y los derechos humanos frente a los que solo ven en los éxodos de personas un problema para sus economías.

Carola Rackete es la capitana del ‘Sea Watch 3’, un barco de ayuda humanitaria que pertenece a la ONG alemana Sea-Watch.org que, como dice en su web, “nació a finales de 2014 gracias a la iniciativa de algunos voluntarios que decidieron dejar de ver a las miles de personas ahogadas en el mar Mediterráneo”.

La pasada semana, Carola Racklete fondeó el ‘Sea Watch 3’ frente a las costas de Lampedusa, en aguas italianas, con 40 refugiados a bordo que habían sido rescatados el pasado 12 de junio en aguas del Mediterráneo, declaró el estado de emergencia por el estado de salud de algunos refugiados, debido al tiempo que había pasado desde el rescate y pidió permiso a las autoridades italianas para atracar en la isla y desembarcar a las personas rescatadas.

Durante las 48 horas que esperó, dos refugiados fueron evacuados por el agravamiento de su estado de salud y la situación a bordo seguía complicándose. Llegado un momento no pudo esperar más. Levó anclas, encendió motores y se dispuso a atracar el ‘Sea Watch 3’ en el puerto de Lampedusa a pesar de la oposición de las patrulleras italianas. El coraje y la determinación de esta mujer le hicieron tocar puerto y atracar el barco en Lampedusa.

Al llegar a puerto, se produjo una escena dolorosa… paremos el relato. La situación la describe muy de manera muy gráfica el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla, Joaquín Urias en su cuenta de Twitter. Me gustó tanto su tuit que me voy a tomar la libertad de transcribirlo literalmente.

Cuando Carola Rackete bajó del @seawatchcrew en Lampedusa tras rescatar a 42 náufragos, un grupo de vecinos le gritó “Gitana, ojalá te hayan violado, te gustan las pollas negras”. Otro grupo de vecinos la recibió con aplausos. Tenemos que decidir en cuál de los dos grupos estar.

Así es. “Tenemos que decidir en cuál de los dos grupos estar”. Del lado de la vida o del lado de la muerte. De los derechos humanos o de las cuentas de las finanzas.

Entre los abucheos y los aplausos, Carola Rackete fue detenida por las autoridades italianas acusada de violencia contra un buque de guerra, pudo suponerle una pena de cárcel de hasta 10 años, pero afortunadamente ya está en libertad, la jueza desestimó la acusación. Una vez más, activistas de derechos humanos frente a esa “justicia” que enarbolan personajes como Matteo Salvini, ministro del Interior italiano, y líder del partido ultraderechista Liga Norte. La derecha, cuanto más ultra, más deshumanizada, más contraria al ser humano.

Frente al auge de la ultraderecha o las políticas antimigratorias de la UE, activistas como Óscar Camps, Helena Maleno o ahora Carola Rackete tienen el coraje de enfrentarse a gobiernos que condenan el elemental derecho a migrar, el derecho a la vida, el derecho de ponerse a salvo cuando tu vida está en peligro; todos ellos derechos recogidos en la Carta Universal de los Derechos Humanos que son parte de la legislación internacional. En contrapartida, el precio de rescatar personas en las aguas del Mediterráneo es para ellos acabar frente a un tribunal de Justicia con la irónica denuncia de tráfico de personas.

Estoy segura de que ni Óscar Camps, ni Helena Maleno ni Carola Rackete pretendieron nunca llenar portadas por sus conflictos con la Justicia. Ni tampoco creo que se encuentren cómodos con el título de héroes de nuestro tiempo. Son personas con una admirable humanidad y coraje en un mundo que se ha olvidado del ser humano. Yo elijo estar de su lado.

Ver más

publico.es La Justicia italiana deja en libertad a la capitana de Sea Watch porque actuó cumpliendo el “deber” de salvar vidas 02-07-2019

ElDiario.es: La capitana del Sea Watch, Carola Rackete, queda en libertad  02-07-2019

ElSaltoDiario.com. “Espero que te violen”: racismo y misoginia tras el arresto de Carola 02- 07-2019

LaMarea.com:  Carola Rackete: la belleza de la dignidad 01-07-2019

El País: “La crueldad con los niños en la frontera es intencionada, es la política del Gobierno”  30-06-2019

Sea-Watch.org:  https://sea-watch.org/it/

 

Artículos relacionados en La Política

El “delito” de rescatar personas

“Dibujar con petróleo”

Tuits y posts