Es preciso que la Iglesia, los gobiernos y la sociedad den respuesta a la pederastia cometida dentro de las órdenes de Los Maristas, Jesuitas, los Claretianos, los Capuchinos o los Benedictinos de la Abadía de Montserrat

El pederasta explica que él también fue víctima de abusos cuando era niño en el internado y desvela que el colegio conocía sus actuaciones desde 1986.