Tiempo de lectura: 7 minutos

Artículo y viñeta Ramón Nzé Esono, JamónyQueso

Sobre la situación de Guinea Ecuatorial

Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia respecto a España el 12 de octubre de 1968 y es para muchos de nosotr@s una gran desconocida que iremos descubriendo con el dibujante ecuatoguineano de Mikomeseng, Ramón Nzé Esono, que a pesar de haber estado preso en su país, Guinea Ecuatorial, por sus ideas, lo sigue amando profundamente. 

Según Human Rights: Desde 1968, el año en que Guinea Ecuatorial obtuvo su independencia del gobierno colonial español, el país ha sido dirigido por una sucesión de dictaduras represivas. Hasta mediados de la década de 1990, fue uno de los países más cerrados del mundo; en general, el pequeño comentario internacional que atrajo fue su lamentable historial de infración contra los derechos humanos.

Todo cambió cuando se descubrieron importantes reservas de petróleo frente a las costas del país en 1995. Como uno de los puntos críticos de petróleo más nuevos del mundo, Guinea Ecuatorial atrae la atención mundial como una valiosa fuente de recursos naturales. Después de un sangriento golpe de estado el 3 de agosto de 1979, Guinea Ecuatorial ha estado bajo el control del presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo durante unos 30 años, quien, junto con su familia y asociados cercanos, mantiene un control casi absoluto sobre la vida económica y política del país.

Conoceremos lo que sucede en Guinea Ecuatorial y su visión de lo que acontece también en España a través de los dibujos de JamónyQueso (Ramón Nzé Esono) y sus #CartasLocasEsono.

Como se supone que es “normal”, el Vicepresidente Primero en el Reino de España es blanco. Y por supuesto, dentro de esa “normalidad”, el de la República de Guinea Ecuatorial es negro.

El amante de la corona

¿Acaso vas a impedirle en el planeta de los hombres a un Hombre-Dios que no haga lo que le sale de los cojones? ¿Cual sería tu excusa? ¿Y si quien le espera es tu esposa? ¿O tu hermana?

Pido perdón a los lectores más “humanos” que vayan a leer esta locura porque voy a tener que escribirla como “macho”. Es decir que no puedo escribirlo como si yo fuese la Corina de la historia con Corona de por medio. Y sin ningún virus más allá del que mueve a veces cosas como la corrupción de Estado. O la de los gobiernos bajo los estados “apatriarcados”.

Vamos, que voy a ser lo más machista posible para escribir con “enfoque macho” en la siguiente locura. De otro modo sería imposible.

Empecemos diciéndoles a los “niños y niñas” españoles hoy catalogados como “millennials”, y que siguen tendencias muy progresistas en el Reino del Hombre FELIPE, que…

El Rey Emérito como todo buen “TODOPODEROSO”, solo cometía el error, al amantear corinnas lejos de las mantas de Sofia, de meter en sus chanchullos sexuales cosas de ALTÍSIMO INTERÉS GENERAL DE TODOS Y CADA UNA DE LOS ESPAÑOLES VIVOS O MUERTOS.

Ejemplo: darle 2 millones a una amante. Si el dinero es tuyo, vale. Pero en el caso del Rey Emérito, me temo que “su dinero no existe”.

En el planeta del hombre, ese que llaman “machismo” en los nuevos proyectos humanos en desarrollo, que datan desde que el humano es poseedor de ese calificativo, tener amantes es “lo de menos”. No hay que olvidar que el machismo logra cosas como hacer que hasta las mujeres acaben señalando a ”las amantes” como “cualquier cosa” antes de recordar que son “mujeres, esas muchas cortinas del mundo, con sus cosas de toda la vida de las mujeres en esta vida”.

En ese planeta, por ejemplo, el Rey y Corinna son como el Rey y Sofía: personas con pene y vagina. Pero con el añadido que conlleva que tengan poder sobre lo público a tales niveles que, y siendo machista el sistema entero, el Rey acabe jugando a tener amantes. En lugar de simplemente tenerlas “Como Dios manda”. Y con ello, ser un hombre. No un Rey. Pues Rey lo hace la corona. Hombre se supone que lo hace el pito. Y salvo que en ambos amantes en el fondo se quieran “joder en el futuro”, mejor ser más Hombre que Rey en el arranque con alguna con Corinna de nombre. Así al menos se habla de tu sexualidad (que es un atropello a tu vida privada) si salta el “BOOM MORAL” en estos casos. Y no de tus tejemanejes con lo de todos, hasta de “Gente muy pobre y empobrecida, dentro de tu reino”, incluida.

Suena raro contado por mi. Porque esto de querer ser “Arturo Reverte o Iñigo Errejon”, como que no me sale.

Lo volcaré hacia esto otro.

Miren, no es lo mismo ser hijo de un polígamo que serlo del Rey Juan Carlos I. El hijo del polígamo, siendo la cosa lo que es con el patriarcado que tanto facilita la vida a los del planeta de los hombres de cara al de las mujeres, tampoco es que sea para salir presumiendo. O nuestras madres y hermanas nos sueltan un guantazo en los morros por ello.

Así que, digamos que lo pongo de ejemplo porque en una educación polígama, lo que no se aprende es a “esconder amantes solteras”. Sobre todo, “hacer que reciban los mismos tratos que la no amante, a escondidas, cuando la fuente de ingresos es del polígamo (hombre)”. El Rey Juan Carlos I nació en el seno de una familia “moralista religiosa católica”. En ese tipo de “antros” encontramos las imposiciones de formas de familia a todos los que se dignen a aceptar “a su Dios y sus cosas” (Dios no se creo a sí mismo a una mujer. Y tampoco le dio una al Diablo. Ya ni hablar de que su único retoño se echase una novieta. Por algo fue). Bien promulgadas por los de la derecha en el Reino. La familia en su modelo así, trata de aparentar un estilo “económicamente solvente”. Y con el fotocol de fondo mostrando corazoncitos, cualquier “pobre plebeyo temeroso de Dios” acaba pensando que “así es mejor”.

Y claro, si a todo un Rey eso de “estar junto a Sofía le parece muy poco, y prefiere buscar otras sacudidas pélvicas”, ¿quien es el plebeyo que se lo impida”? ¿Acaso vas a impedirle en el planeta de los hombres a un Hombre-Dios que no haga lo que le sale de los cojones? ¿Cual sería tu excusa? ¿Y si quien le espera es tu esposa? ¿O tu hermana?… en definitiva, no va de…

“Frenarle a Tamaña Figura Humana” en sus momentos de simple hombre con corona.

El problema que yo como hijo de polígamo veo en esto, es que los “moralistas crearon un mundo sexual no acorde a sus más bajas tentaciones sexuales”. Las “muchas esposas, o mujeres en sus vidas”, para la gran mayoría que empezó a “rezar mucho”, pasó a convertirse en “Dios no dice que un hombre casado no deba tener amantes”. Que es el principio en el planeta de los hombres de que “negarán que ellas a su vez se permitan dejarse atraer por otros machos”. Como mucho, taparon algo natural con “cuentos creados por Reyes y Papas” que eran los que tuvieron poder, por ejemplo, cuando fue quemada Babilonia. O Alejandría. O incluso son los que han estado cuando las dos guerras mundiales que debieron joder archivos sobre “el ser humano y sus profundidades”. Cosas no aptas para “los que deben rezar por sus almas por pedir más de lo que Dios en su misión de vida para ellos puede darles”.

Y siempre digo que la pederastia y los “modelos de familia del cristianismo” tienen relación en algún punto de “la humanidad de los que llevan sotana”. Pero claro, lo digo yo sin ser iluminado, y encima “Macho hablando de machismos”, y me puede caer la buena. Pero la pederastia existe. Y posiblemente descubramos en el futuro los logros del feminismo. Esperemos que ELLAS, hoy silenciadas con ese tema sobre sus creadas criaturas, sean las valientes que frenen esa línea sexual de la que nadie habla porque es más interesante llamar a tu “hija Princesa” viviendo en un régimen monárquico. Son modelos a seguir…

El mío solo es diferente. No el mejor.

No quiero cerrar esta locura sin hacer mención a los “tiralleurs africains” que lucharon en la Segunda Guerra Mundial. He pensado en ellos porque un colega de Mali ha hecho un cómic. La masonería es catalogada MALA en esta tierra por los humanos “normales”. Pero razones debería de haber cuando solo algunos albergan tanto poder, si todos han sido los combatientes por lo que hoy se tiene. Por eso quiero recordar a los jóvenes africanos que dejaron sus hogares para llegar y pelear en Europa. Debieron escuchar a Mozart y a Piaf en los grandes megáfonos de entonces. En las noches de vela y velando junto a los franceses. Nada de djembé para amenizar a nuestra manera. Nada de Kora, para envalentonar las almas de los “salvadores negros de Europa”. En esa París estarían varios contingentes de chicos negros que habían dejado atrás modelos culturales que Europa jamás iba a aceptar dentro de sus fronteras. Así, cuando llegaron los alemanes y comenzaron a cumplir con el plan trazado por “Reyes y Papas”, esos hermanos murieron en nombre de todas las culturas que defienden la diversidad en el planeta. Pero Europa sigue contando con racistas hasta en las instituciones.

Hoy los millennials franceses no manejan esas historias con rigor.

Como tampoco los “millennials” españoles saben que vivo en un país donde un Jefe de Estado da órdenes desde su Twitter Y no solo eso, pues que aupado por una Gran Masa de Votantes Jóvenes en un país castigado por “la teología de la liberación” “la fe católica” “el modelo agresivo de los evangelistas” “el Ojo que todo lo ve”, decide introducir, luego ORAR, dentro del parlamento del país al que le cuesta, al parecer DESPENALIZAR el aborto a militares armados hasta los dientes como si a una guerra marcharan. Por cuestiones humanitarias “liberar el aborto”. No de fe. Que aquí hay demasiados dioses enfrentados a lo bestia.

Tampoco saben que a mi hija, en mi casa, mi mujer le enseñará todo lo que entienda ella de familia y sobre el planeta de los actos llamado machismo y patriarcado. Pero jamás le podrá decir las cosas como cuando un Macho como yo lee los datos REALES en el REINO sobre asesinatos y violaciones, y el Mundo, cometidos por los hombres. Y en base a ellos, sabe que es mejor que el mundo deje de estar con “este modelo que ampliamente me beneficia y no beneficiará jamás a mi hija si nada intento hacer hoy”.

Así es como todo se vuelve más acorde a los tiempos modernos. Pero nunca “con la historia en la mano”.

Porque las historias, siempre, las escriben con la sangre de los vencidos. Ejemplo de ello es que son los Hombres, en su planeta, quienes parecen que quisieran escribir sobre las mujeres. Y para ello, como que quieren seguir usando la tinta roja de su sangre de ellas.

Vamos, que el Rey no hace nada sin el beneplácito de su pueblo.

 

Viñeta

Viñeta de Jamón y Queso (Ramón Nzé Esono)

Viñeta de Jamón y Queso (Ramón Nzé Esono)