El emérito se va a los toros. ¡Nosotr@s a por la tercera!

La ironía de la retirada de la vida pública del monarca emérito, su inviolabilidad ante los posibles delitos cometidos durante su reinado y los pasos que el pueblo organizado da hacia un referéndum sobre el tipo de Estado.