Tiempo de lectura: 3 minutos

Viñeta de Pat – @loscalvitos

Artículo Pat Art. – @loscalvitos

Vox marca una vez más la agenda del Partido Popular. Culo veo, culo quiero. El PP ha amenazado con saltarse la recomendación de presencia mínima en el Congreso y enviar 45 diputados.

Vox ha escenificado un espectáculo fallido, yendo al Congreso el pasado lunes, desafiando las medidas de confinamiento. Una vez más, creyéndose por encima de la ley. Les gusta tan poco trabajar que solo consiguieron que fueran dieciséis diputados de los cincuenta y dos que tienen. Ni siquiera sirven para boicotear. La cosa no ha pasado de una foto difundida por ellos mismos.

Otra vez se ve a Santiago Abascal en su escritorio de “trabajo”. Otra vez, se ve de lejos que la escenografía está preparada. En ningún escritorio de trabajo las cosas están tan ordenadas. Para que no hubiera críticas, como en la foto de su presunto despacho personal, han plantado un monitor. Hasta se adivina un teclado… pero no se ve ordenador alguno y no parece haber espacio para albergarlo en las zonas ciegas de la foto. Eso sí, la bandera de España y un Cristo apoyado para la ocasión no podían faltar.

Lo importante es que Vox marca una vez más la agenda del Partido Popular. Culo veo, culo quiero. El PP ha amenazado con saltarse la recomendación de presencia mínima en el Congreso y enviar 45 diputados, más de la mitad de los suyos, al pleno del jueves. Para que se les “vea”, dicen. Están recurriendo a la guerra sucia en esta crisis. Para peor, a rebufo de lo que decide Vox y a contracorriente de lo que están haciendo en el mundo los partidos de la oposición. Hacen un ridículo que no ha pasado desapercibido ni siquiera para el Financial Times.

Esta política de acoso y derribo, y para peor llegando tarde, provocará previsiblemente un descalabro electoral en los populares. Pablo Casado sacó pecho, después de lograr el segundo peor resultado de la historia del partido, solo porque mejoró lo que a día de hoy es su peor resultado, también logrado por él mismo. El matiz es que ya no pueden quitar más votos al residual Ciudadanos. Si siguen librando la batalla en la ultraderecha, incluso copiando a los fascistas de Vox, solo lograrán hacer ganar votos a la formación verde. Además, perderán los pocos votos centristas que conservan.

La rueda en la que han entrado ambos partidos es tal, que ya han traspasado todas las líneas rojas de la decencia. Como muestra, la foto manipulada de la Gran Vía alfombrada con ataúdes con su correspondiente bandera de España, que Vox intenta convencernos de que se las ha enviado un espontáneo, cuando hay en ella un extraordinario trabajo gráfico que nadie mandaría sin firmar…, salvo que le hayan pagado por hacerlo.

Si el PP va calcando los movimientos de Vox pero yendo un paso más allá, miedo me da pensar en cuál va a ser la respuesta de los de Casado a la macabra foto.

Viñeta

- ¿Has leído lo que ha dicho el número 2 de VOX? - ¿Ortega Smith? - No, Pablo Casado (viñeta de Pat)

– ¿Has leído lo que ha dicho el número 2 de VOX? – ¿Ortega Smith? – No, Pablo Casado (viñeta de Pat)

Ver más

elplural.com El Financial Times critica el guerracivilismo de España 03-04-2020

“La extrema derecha Vox, la tercera fuerza más grande en el Congreso, ha pedido la renuncia y la sustitución de Sánchez por un gobierno de unidad nacional“

huffingtonpost.es El ‘Financial Times’ destaca lo que diferencia (para mal) a España de otros países con el coronavirus 03-04-2020

ft.com Political divisions deepen as Spain battles coronavirus