Tiempo de lectura: 3 minutos

 

- Riiiiing - Shhhh (Viñeta de Lex)

– Riiiiing – Shhhh (Viñeta de Lex)

 

Viñeta de Lex – @LLexadas

Artículo Francisca García Algarra

 

La cuestión es que nadie va a dejar sus numerosos privilegios por voluntad propia, ni los franquistas ni la actual monarquía.

España adolece de un franquismo enquistado en las estructuras del Estado.

Es presa en muchos ámbitos, entre ellos el institucional, de una corrupción indigna de un país europeo.

Somos la vergüenza de Europa.

Después de la criminal dictadura, nos timaron con una idealizada imagen de lo que llamaron Transición pacífica.

Verdaderamente, los españoles vivimos en un golpe de estado desde el 36, nos han hecho creer que hemos elegido algo desde entonces, pero no es cierto, todo ha sido una manipulación adornada por los medios de propaganda del régimen.

Tal cual es ahora.

Tras la muerte del asesino golpista, debería haberse celebrado un referéndum para que el pueblo eligiese entre República o Monarquía.

Pero no lo hubo porque los herederos políticos del franquismo, sabían que saldría ganadora la República.

Ya tenían previsto implantar una monarquía, cuyo rey había sido adoctrinado minuciosamente por el genocida, para continuar la saga y el poder franquista de padres a hijos y nietos.

Como era de esperar, dicho rey bebió de las fuentes del fascismo más extremo.

Le fabricaron una falsa imagen de demócrata afable y eliminaron de su imagen pública lo que hacía referencia a la dictadura.

La representación teatral estaba servida.

Nos volvieron a engañar.

Se elaboró una Constitución en la que el citado monarca era irresponsable de sus actos.

Una especie de despotismo ilustrado: todo para el pueblo, pero sin el pueblo.

Un timo más.

Como consecuencia de ello, ese rey se ha fugado con total desprecio por los españoles y sin dar una explicación por el supuesto dinero de comisiones ilegales y su enorme fortuna en paraísos fiscales.

Y lo ha hecho a un país con extradición ad hoc, a una de las monarquías más sanguinarias que existen, a la que al parecer le une una gran amistad.

Su lujosa estancia y demás suntuosos gastos, van probablemente a cuenta de los españoles.

Un vividor que nos tuvo engañados y al que le hemos pagado hasta las putas de lujo, con una larga y delictiva tradición familiar.

Ni una sola explicación de la monarquía actual, que continúa con el oscurantismo y con la actitud despreciativa hacia los ciudadanos españoles que son quienes le mantienen y sustentan en todos los sentidos.

A él y a su familia.

A su madre, hermana, sobrinos, nietos, ascendientes y descendientes; para que vivan con toda clase de lujos a costa del pueblo español, sin trabajar ni aportar nada.

Dicho todo lo anterior, en España no ha habido democracia desde la segunda República.

Todo nos ha sido impuesto a través de engaños o de la fuerza.

Les ha venido muy bien que este país sea tremendamente inculto, ya se ocupó la dictadura con su miseria de que lo fuera.

Sin embargo, el republicanismo aumenta exponencialmente, tal vez por la hartura de la sumisión o quizá por haber ganado en autoestima y en dignidad.

O ambas cosas.

La cuestión es que nadie va a dejar sus numerosos privilegios por voluntad propia, ni los franquistas ni la actual monarquía.

Desde hace mucho tiempo, la ciudadanía ideológicamente de izquierdas, exige un referéndum para elegir libre y soberanamente si quiere República o monarquía.

Evidentemente, los sectores y partidos fascistas no quieren que se celebre, no son democráticos y están acostumbrados a imponer y reprimir. Luego hacen oídos sordos a la voz de la izquierda, o exacerban la violencia, como los neonazis.

Mas todo ello lo único que indica es la medida del miedo que sienten por la llegada de un orden político más justo y que reparta la riqueza de forma ecuánime.

Igualdad social, libertad para todos y justicia imparcial.

Ninguno de los tres aspectos está presente a día de hoy.

Nadie lo va a regalar, hay que trabajar por ello cada día.

Exigirlo públicamente en cada jornada.

Ser coherente cada instante.

Conocer nuestra historia verídica, no las patrañas que nos han contado.

Exigir desclasificación de documentos que forman parte de nuestra vida, por ejemplo, la verdad del 23F.

Una democracia es todo eso.

Algo que pocos españoles vivos conocen.

Y a las apologías fascistas y nazis, esas cuyos deseos son que se repitan los horrores y los más abyectos crímenes que la humanidad ha conocido, a todos esos psicópatas hay que ilegalizalos radicalmente.

Idéntico destino han de tener los ladrones de la riqueza de un país.

Ellos son las crisis.

Ilegalización y que devuelvan lo robado, si ya no lo tienen, a la cárcel hasta que lo paguen.

Al PSOE traidor hay que pedirle que se defina y que no proteja al franquismo y a los fascistas.

Esperanza, ideología y fuerza.

Fuerza.

Artículos relacionados en LA-POLITICA.COM

España, reino de Borbones, donde la inviolabilidad lleva a la impunidad

 

 

**Sobre derechos de reproducción de las viñetas y artículos