Tiempo de lectura: 3 minutos
- Sí, vale, Franco fue un dictador, pero la estatua que proponemos para la Plaza Mayor, es un homenaje al Franco constructor de pantanos. (Viñeta de Pat)

– Sí, vale, Franco fue un dictador, pero la estatua que proponemos para la Plaza Mayor, es un homenaje al Franco constructor de pantanos. (Viñeta de Pat)

 

Viñeta de Pat – @loscalvitos

Artículo Pat Art. – @loscalvitos

 

Son fascistas, pero saben que decirlo no vende y resta votos, por eso hacen piruetas, buscan excusas, manipulan y mienten. Porque además de nazis, son cobardes.

Vox, desde Pontevedra, justificó el uso de la esvástica, porque “en sánscrito significa bienestar”.

Una amiga solía decirme que prefería a alguien como Jean-Marie Le Pen que a la ultraderecha camuflada española, porque a Le Pen lo veías venir, porque Le Pen iba de frente. Un impresentable fascista que no ocultaba ser un impresentable fascista. Mientras aquí, el fascismo se camuflaba dentro del Partido Popular. La buena noticia que significó, en su momento, la creación de Vox, porque la ultraderecha quedaría bien delimitada, se fue al garete cuando PP y Ciudadanos decidieron competir por ese mismo espacio. Pero es que ni siquiera Vox ha tenido la valentía de asumir su ideología de forma clara y meridiana.

Como decía el gran Wyoming, José Antonio Primo de Rivera era fascista, se declaraba fascista y se enorgullecía de ser fascista. Eso ha cambiado. Son fascistas, pero saben que decirlo no vende y resta votos, por eso hacen piruetas, buscan excusas, manipulan y mienten. Porque además de nazis, son cobardes.

Cuando se aprobó la Ley de Memoria Histórica, siempre encontraban una excusa de lo más rocambolesca para evitar cambiar los nombres franquistas de las calles. Una de las excusas más recurrentes, que todos escuchamos más de una vez, es que no es que no quieran cambiar el nombre, es que no toca. Que es un incordio para los carteros y que implica un gasto para las empresas con domicilio en esas calles, porque tienen que cambiar toda la papelería. Toda excusa vale para negar lo evidente: que se sienten cómodos, que les gusta que haya calles con nombres franquistas.

En la mismísima semana de la coronación de Felipe VI, recibieron el nombre del nuevo rey una plaza, un parque y un auditorio. Vaya, cuando se trata del Borbón, ya no hay problemas para los carteros o para las empresas “que tienen que cambiar toda su papelería”.

Las excusas son variopintas. Hace unos años, el PP se negó a retirar una estatua de Franco en Melilla, porque se trataba del Franco legionario y no del Franco dictador, que eso vino después. A ver si en Alemania se hace un bonito homenaje al Hitler pintor, que fue anterior al Hitler genocida.

Vox, desde Pontevedra, justificó el uso de la esvástica, porque “en sánscrito significa bienestar”. Claro, porque los que usan la esvástica están pensando en eso y no en su supremacismo xenófobo, racista y antisemita. Es rutinario que  cuando usan la bandera franquista se escuden en que el Águila de San Juan era el símbolo de los Reyes Católicos, como si reivindicaran a estos cuando la enarbolan.

Muchos son los militantes y/o simpatizantes del PP y de Vox que se han fotografiado alzando la mano, haciendo el saludo fascista. Siempre pasan de puntillas por el tema los dirigentes de esos partidos, hasta que llega el día en el que se le ve el plumero a uno de ellos. La diputada de Vox Rocío de Meer tuiteó un vídeo de una web de propaganda nazi. Ya ni me acuerdo de qué excusa esgrimió para explicar lo inexplicable.

¿Qué pasa cuando se justifica lo injustificable? Pues que empiezan las contradicciones. Por ejemplo, desde Vox, se dijo que el ataque al Capitolio en Washington fue perpetrado por gente de izquierdas, al mismo tiempo que reivindicaban el intento de golpe de Estado. El PP de Pablo Casado hoy saluda con fervor la investidura de Joe Biden y reniega del ultraderechista Trump, al que aplaudía hasta hace dos días.

Fascistas y cobardes en una misma oración es lo que se llama una redundancia, porque en el fondo, todo fascista es un cobarde. En España, el fascismo ha rizado el rizo, porque su cobardía la lleva aún más allá, a la negación de su propia ideología. Para la galería, claro.

Ver más

lasexta.com Felipe VI ya tiene una calle, una plaza, un parque y un auditorio a su nombre 18-06-2014

eldiario.es Vox Pontevedra justifica el uso en redes de la esvástica y argumenta que “en sánscrito significa bienestar 13-01-2021

Artículos relacionados en LA-POLITICA.COM

Según un estudio de la University College London: El cerebro se adapta a la deshonestidad