Gracias

Voy a despedirme del año con las mismas convulsiones, en menos grados claro, que lo arranqué arrinconado como me encontraba en aquellos rinconcitos.