¿Ha hecho el PP suyas las palabras de Millán Astray, fundador de la Legión, que pronunció en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, «¡Muera la inteligencia!», y por eso están pervirtiendo el templo de la sabiduría?

El prestigio de la Universidad ahora mismo está en entredicho. ¿Responde la decadencia de la Universidad a un plan urdido desde hace tiempo, o es fruto de la casualidad? ¿Quién o quiénes son los culpables?