Tiempo de lectura: 3 minutos
- En épocas de vacas flacas, los españoles migraron a otros países. ¿Te hubiera gustado que les trataran como tú quieres que se trate a los extranjeros? - Pero es que ellos no eran extranjeros, eran españoles. BANCO DE ALIMENTOS SOLO PARA ESPAÑOLES (Viñeta de Pat)

– En épocas de vacas flacas, los españoles migraron a otros países. ¿Te hubiera gustado que les trataran como tú quieres que se trate a los extranjeros? – Pero es que ellos no eran extranjeros, eran españoles. BANCO DE ALIMENTOS SOLO PARA ESPAÑOLES (Viñeta de Pat)

 

Viñeta de Pat – @loscalvitos

Artículo Pat Art. – @loscalvitos

 

En Buenos Aires venció y pervive el espíritu republicano del bar Iberia.

¿Qué diría Vox si los inmigrantes de un país en conflicto importaran a España ese choque? Imaginaos que dos facciones enfrentadas en un país lejano se pelearan en Madrid día sí y día también.

Eso pasó en Buenos Aires con inmigrantes españoles. En pleno centro porteño, en 1936, Daniel Calzado, inmigrante español, compró un bar en la Avenida de Mayo y lo llamó Iberia. Pronto se convirtió en un refugio de republicanos que no solo seguían con avidez las noticias de la Guerra Civil Española, sino que organizaban el envío de ropa y alimentos a la península. También discutían estrategias futuras y todo quedaba reflejado en un libro de actas cuya portada ponía “La República en el exilio”.

Enfrente, se instaló el bar El Español, en el que se reunían los franquistas. No era de extrañar que los republicanos utilizaran un nombre más universal, Iberia, y los franquistas un nombre nacionalista, El Español.

La cercanía y el encono entre las dos facciones hicieron que los enfrentamientos fueran frecuentes. Dicen que volaban sillas y mesas, y que no era raro que las hostilidades acabaran con varios heridos. En 1938, los republicanos llevaron un camión con altavoces en los que hicieron sonar el Himno de Riego. Por supuesto, desde El Español, la reacción no se hizo esperar y se produjo una batalla campal que tuvo que disolver la policía local.

Como hoy, no podían faltar los que no se mojaban, los equidistantes. Y así nació un tercer bar, cuyo nombre era toda una declaración de intenciones: El Imparcial. Allí estaba prohibido hablar de política y de religión.

Si lo utilizamos como metáfora, la buena noticia es que el bar Iberia, que luce varias placas de homenaje que lo declaran como sitio de interés cultural, sigue en pie, y que el bar El Español ha desaparecido. La mala noticia es que el bar de los equidistantes también ha sobrevivido.

 

Bar Iberia, segundo bar más antiguo de Buenos Aires. Fue declarado en 2005 “Sitio de Interés Cultural” por la Legislatura porteña, la que también lo ha distinguido como “La Esquina de la Hispanidad”.

Bar Iberia, segundo bar más antiguo de Buenos Aires. Fue declarado en 2005 “Sitio de Interés Cultural” por la Legislatura porteña, la que también lo ha distinguido como “La Esquina de la Hispanidad”.(Fuente: turismo.buenosaires.gob.ar)

 

Placa homenaje Bar Iberia.

Placa homenaje Bar Iberia. (Fuente: @velazquedu)

 

ETIQUETAS: Argentina - Bar Iberia - Bares - Iberia