Tiempo de lectura: 3 minutos

Viñeta de Lex – @LLexadas

Artículo de Lex Art. – @LLexadas

 

El director de cine José Luis Cuerda falleció el pasado martes, 4 de febrero.

No es fácil hacer humor absurdo y no parecer trivial. Cuerda dominaba el absurdo dentro de una realidad conocidísima por él.

De todos los directores y directoras de cine que tenemos en España, que los hay de todos los colores, Cuerda me parecía el más curioso.

Cuando aún no había visto ninguno de sus filmes, recuerdo que estaba haciendo zapping y, de repente, me topé con un Antonio Resines en moto y, en su correspondiente sidecar, Luis Ciges, quien representaba a su padre. La imagen de esos dos personajes, hablando entre ellos de forma tan naturalmente absurda, me enganchó. Había algo que no había visto hasta ese momento. El paisaje era rural. Los ruidos me trasladaban a ese pueblo de interior. El diálogo surrealista me hizo levantar la ceja y preguntarme “¿y esto tan raro?”. Por supuesto me quedé, y ya la vi hasta el final.

“Amanece que no es poco” entró en mi vida por casualidad, y Cuerda se quedo en ella.

No es fácil hacer humor absurdo y no parecer trivial. Cuerda domina el absurdo dentro de una realidad conocidísima por él. Mientras te dejas llevar por los paisajes y las gentes de esa España interior, que te es tan familiar, tan cercana, tan rural, de repente, y casi sin darte cuenta, te aparece un elemento absurdo. El absurdo constante sería incluso aburrido, pero darlo en su dosis adecuada es lo complicado, y, José Luis Cuerda, lo consigue.

Aviadores volando sin avión. Borrachos que aparecen y desaparecen de lado a lado de la pantalla queriendo enseñar el rabo. Un fantasma que tiene una promesa que no ha cumplido en vida pero que cambiaría por ir a Boston. Una pierna protésica aderezada con aceite de oliva (¿homenajeando a Buñuel?). Republicanos declarados haciendo de Guardia Civil. Un escocés con su kilt es uno de los dos únicos Guardia Civil que queda en el mundo en el año 9.000, 1.000 años arriba, 1.000 años abajo. Clases rurales y bajas utilizando El Quijote como Biblia. Despertares sexuales con Hombres que crecen en el bosque. Niños más adultos que adultos con canas. Fotogramas que te quedan en el cerebro, marcados a fuego.

Es cierto que el ruralismo que José Luis Cuerda nos toca muy cerca. Parece que haya llegado a tocar el tuétano de este país. Lo parece porque sientes que podrías estar allí y te sentirías en casa. El surrealismo no hace nada más que elevar más esa realidad, esa cercanía a nosotros, lejos de lo que podríamos pensar. En este caso, el surrealismo nos acerca más a nuestra realidad.

Él lo llamó subruralismo. Me encanta como suena. Escuché esa palabra hace poco.

Lo llamé durante mucho tiempo ruralismo mágico.

Ahora he leído que es una suma de las dos: subruralismo mágico.

Y eso fue Cuerda.

Te echaremos de menos.

Viñeta

José Luis Cuerda (Viñeta de Lex)

José Luis Cuerda (Viñeta de Lex)

Tuits

Vídeo

Youtube Otra Vuelta de Tuerka – Pablo Iglesias con José Luis Cuerda (Programa completo)

Ver más

Twitter  @cuerda1936

Wikipedia José Luis Cuerda

José Luis Cuerda Martínez (Albacete, 18 de febrero de 1947-Madrid, 4 de febrero de 2020)​ fue un director, guionista y productor de cine español. Como director, sus películas más destacadas son La lengua de las mariposas, adaptación de un relato de Manuel Rivas, y la trilogía denominada del «surruralismo», compuesta por Total, Amanece que no es poco y Así en el cielo como en la tierra. Se trata, según el propio Cuerda, de «un retorcimiento de la realidad que sigue siendo realidad». En su papel de producción, fue el primer productor y en cierto modo descubridor de Alejandro Amenábar.