Tiempo de lectura: 6 minutos
¿QUÉ VACUNA LLEGARÁ MÁS LEJOS? Moderna vs. Pfizer. (Viñeta de Lope)

¿QUÉ VACUNA LLEGARÁ MÁS LEJOS? Moderna vs. Pfizer. (Viñeta de Lope)

 

Viñeta de Lope – @lopehumor

Artículo de Doctor Kolimari – @DKolimari – Facebook

 

A mediados de noviembre de 2020, hay 164 proyectos en fase preclínica por todo el mundo que aspiran a ser un remedio contra el Covid-19.

Estamos inmersos en la carrera por hacerse con el mercado de las vacunas anti-covid.

Lo cierto es que hasta la fecha, ningún organismo sanitario, ni mucho menos la OMS, han otorgado validez a los resultados anunciados.

El pasado lunes día 9 de noviembre las corporaciones Pfizer (EEUU) y BioNTech (Alemania) emitieron un comunicado informando del éxito de su vacuna contra el Covid-19 y que estaría disponible para finales de este año. Pfizer/ BioNTech esperaban tener disponibles 100 millones de dosis a finales de 2020 y 1.300 millones en 2021. El anuncio se produjo a pesar de que los ensayos clínicos todavía no habían concluido. Una semana después Moderna anunció que su vacuna alcanza un 95% de eficacia. Estamos inmersos en la carrera por hacerse con el mercado de las vacunas anti-covid.

La presentación de la vacuna de Pfizer y BioNTech fue ampliamente difundida por todos los medios de comunicación occidentales. Los gobiernos, necesitados de un bálsamo para la ira de la ciudadanía confinada, también lo aplaudieron con rabia. Lo cierto es que hasta la fecha, ningún organismo sanitario, ni mucho menos la OMS, han otorgado validez a los resultados anunciados. Por tanto, el anuncio más parece un acto de propaganda, puro y duro en la carrera y disputa que sostienen las diferentes empresas farmacéuticas por hacerse con los contratos multimillonarios de dinero público que prevén gastar los Estados.

Desde que la OMS declaró el brote de coronavirus como pandemia, los proyectos de vacuna se han multiplicado en todo el planeta. A mediados de noviembre de 2020, hay 164 proyectos en fase preclínica por todo el mundo que aspiran a ser un remedio contra el Covid-19. Además, hay otros 48 proyectos que ya han superado esa fase y están en fase clínica, es decir experimentando en humanos.

De éstos últimos, 11 están en la fase 3, la fase previa a la comercialización. Estos son los proyectos más avanzados:

  • Gamaleya Research Institute (Rusia).
  • CanSino Biological Inc./ Instituto de Biotecnologías Pekín (China).
  • BioNTech / Pfizer (Alemania/ Estados Unidos).
  • AstraZeneca/ Universidad de Oxford (Reino Unido).
  • Janssen/ Johnson&Johnson (Estados Unidos).
  • Moderna (Estados Unidos).
  • Novavax (Estados Unidos).
  • Bharat Biotech (India).
  • Sinovac (China)
  • Sinopharm/ Instituto de Productos Biológicos de Wuhan/ Instituto de Productos Biológicos de Pekín (China).

De estas 11 vacunas, las que se encuentran en una fase más avanzada de tratamiento son la de Gamaleya (conocida como Sputnik V) y la de CanSino. Estas vacunas han comenzado a aplicarse en grupos de población limitados sin esperar a terminar todas las fases de experimentación. La vacuna china de CanSino se está aplicando a efectivos del ejército y la rusa Sputnik a personal de riesgo.

En el caso de Sputnik, la OMS ha manifestado su interés y está valorando incluirla en una lista de medicamentos de uso de emergencia. Lo que significaría en la práctica una recomendación a los gobiernos para que la empiecen a utilizar para casos de urgencia. Hasta el momento, Sputnik no ha provocado incidentes adversos y se ha comprobado que genera anticuerpos. Si se confirma que tiene una eficacia del 92%, como afirma el laboratorio ruso, se situaría a la cabeza de todas las vacunas en efectividad junto a la de Moderna (95%).

Mientras tanto, el gobierno ruso ha llegado a un acuerdo con varios países (India, Brasil, China y Corea del Sur) para producir masivamente la vacuna a comienzos de 2021. Más de 50 países ya han enviado solicitudes para la compra de más de 1.200 millones de dosis de la Sputnik.

Otras vacunas han experimentado un desarrollo más accidentado. La estadounidense Janssen/ Johnson&Johnson tuvo que detener los ensayos debido a una “enfermedad inexplicable” en un participante. Algo parecido le ocurrió a la británica de AstraZeneca/ Universidad de Oxford y a la china de Sinovac Biotech. Todas ellas retomaron los ensayos clínicos después de una pausa.

En el desarrollo de estas vacunas hay mucho en juego. Además de la salud de cientos de millones de personas, está en juego el prestigio internacional de las principales potencias. El país que consiga éxito con su vacuna va a cosechar un importante rédito de prestigio a nivel mundial que es necesario para aspirar a ejercer cierta hegemonía en el sistema internacional. Se trata de una disputa sorda en el ámbito del “poder blando”.

Por otra parte, también están en juego suculentos beneficios económicos. Las primeras vacunas en salir al mercado se van a vender como pan caliente. De ahí la urgencia de las empresas farmacéuticas por adelantarse a sus rivales. Por ejemplo, la Unión Europea firmó un contrato con la farmacéutica AstraZeneca, que comercializará la vacuna de la Universidad de Oxford, para el suministro de hasta 300 millones de dosis, cuando todavía el desarrollo de la vacuna estaba en su fase inicial.

Después del anuncio de Pfizer/ BioNTech, la Unión Europea se apresuró a contratar otros 300 millones de dosis con estas empresas. Además, la Unión Europea ha concretado otros dos acuerdos al menos con otros competidores de las anteriores. Al mismo tiempo, permite a los gobiernos de los 27 países miembros que contraten por su cuenta con los laboratorios. A mediados de noviembre de 2020, se calcula que los gobiernos europeos en conjunto habían contratado unos 1.000 millones de dosis.

Ya antes de que salgan al mercado, las vacunas están generando beneficios económicos. El exceso de demanda a nivel global ha provocado una inflación de los títulos bursátiles de las corporaciones farmacéuticas. Por lo que se ha iniciado un baile de compras y ventas de acciones que está enriqueciendo a muchos. Los más señalados son los propios gestores de las farmacéuticas. Después del anuncio en los medios de Pfizer/ BioNTech el precio de sus acciones se disparó. Sin perder tiempo, el CEO y otros directivos aprovecharon el tirón en bolsa de su compañía, para vender sus acciones a precio de escándalo. Algo parecido ocurrió hace unos meses con la farmacéutica Moderna.

No es la primera vez que una epidemia tira de la economía. En 2009, con ocasión de la gripe A, las farmacéuticas Roche y Glaxo se enriquecieron con la comercialización de unas vacunas (Tamiflú y Relenza) que jamás llegaron a utilizarse, ya que la gripe remitió antes de que se pudiera vacunar a la población. Entonces, solamente el gobierno español se gastó 400 millones de euros en adquirir estos fármacos.

Este antecedente plantea la duda de si realmente las vacunas son el mejor medio para combatir la epidemia. Desde el punto de vista sanitario, las vacunas no son el único recurso para detener al virus. Llama poderosamente la atención la escasa inversión de los gobiernos en reforzar la sanidad pública, mientras la inmensa mayoría de los recursos extraordinarios aprobados para la emergencia sanitaria van a ir destinados a la compra de las vacunas.

Otro punto oscuro en torno a las vacunas es la cuestión de los derechos de propiedad. Las principales vacunas se investigan en centros públicos o con fondos públicos. La comercialización va a correr a cargo de empresas privadas, pero los gobiernos no han aclarado qué va a suceder con los derechos de patente de estos medicamentos. ¿Van a quedarse en propiedad de las farmacéuticas? ¿Van a ser medicamentos genéricos? De ello dependerá el precio de venta y el acceso de la mayoría de la población del planeta al remedio de las vacunas.

Tuits de interés

Ver más

casestatal.org Coordinadora antiprivatización de la sanidad: Ladrones de guante blanco a la caza de dinero público. 12-11-20

elnortedecastilla.es  Así marcha la carrera por conseguir la vacuna contra el coronavirus. 12-11-20

UH Noticias: La OMS está en conversaciones con Rusia por la vacuna Sputnik V. 12-11-20.

bbc.com : Vacuna rusa contra el coronavirus: la “efectividad del 92%” de la Sputnik V según sus fabricantes (y cómo se compara con la de Pfizer). 12-11-20.

redaccionmedica.com La vacuna china del coronavirus inactivado es segura entre los 18 y 80 años. 16-11-20

bbc.com Vacuna contra el coronavirus: Brasil reanuda los ensayos que había pausado tras la muerte de un voluntario. 11-11-20

RT: Acuerdan producir más de 150 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V al año en Corea del Sur. 13-11-20

eldiario.es Pfizer eleva ahora la eficacia de su vacuna al 95% tras realizar unos análisis más avanzados 18-11-2020

 

ETIQUETAS: Covid-19 - Moderna - OMS - Pfizer - Vacunas