La democracia española debe tener clara una cosa: Al fascismo se le combate no se le discute, eso es darle alas para que la derribe

Tiempo de lectura: 6 minutos La insolencia y atrevimiento del partido de Santiago Abascal no tiene límites y es preciso que la democracia se los ponga ya.