La Educación como Dios manda

Los profesores de la concertada, los explotados como Dios manda, ganan menos dinero que los de la pública.
Hay muchos padres que no tienen derecho a elegir porque no pueden pagar los colegios concertados.