La fianza de Rosalía Iglesias por delitos de blanqueo de capitales o intento de estafa procesal es curiosamente inferior a la impuesta a un youtuber

Rosalía Iglesias puesta en libertad al día siguiente de entrar en prisión al pagar una fianza de 200.000 euros.