La gran hipocresía

Tiempo de lectura: 3 minutos Vox se ha adueñado de los aplausos, de los silencios y de las cacerolas. Primero se quisieron imponer a golpe de megáfono, himno y banderas, ahora el partido ultra busca cambiar el gesto solidario por caceroladas contra el Gobierno.