Viñeta de Pat – @loscalvitos

Artículo Pat Art. – @loscalvitos

En el ADN del Partido Popular están aquellas palabras pronunciadas por el hoy moderado ex ministro Cristóbal Montoro: “que caiga España, que ya la levantaremos nosotros”.

Ay, esa palabra: pero. La preferida de los xenófobos, racistas, machistas y homófobos.

Desde el 10 de noviembre sabíamos que esta iba a ser una legislatura bronca. Que la derecha iba a poner palos en la rueda permanentemente. Una semana después de las elecciones, Santiago Abascal dijo “llevaremos al Tribunal Constitucional todas las leyes que podamos recurrir y que se vayan aprobando, que seguro que serán muchas”. Así, sin ambages. No importaba si esas leyes eran buenas o no para los españoles, importaba hacer caer un gobierno que ni siquiera tenía asegurada su formación. Era una amenaza. Un vulgar chantaje para que ese gobierno no se constituyera.

Pablo Casado, la misma noche electoral, dijo “Pedro Sánchez ha perdido el referéndum”. Sin que nadie sospechara que al día siguiente habría acuerdo entre el presidente y Pablo Iglesias, ya consideraba ilegítimo al eventual futuro gobierno. Ya sabemos, el Partido Popular decide, según le convenga, cuáles son las elecciones plebiscitarias y cuáles no. En realidad, hay una sola forma de estar seguros de si los resultados son plebiscitarios o no: convocar referéndums. Pero sabemos que no son muy afectos a ellos, y por eso se los inventan.

Ese era el escenario. Con Ciudadanos ya sumido en la irrelevancia, PP y Vox se convirtieron en los referentes de la derecha –ultraderecha- y salieron al ataque sin contemplaciones. Y sin escrúpulos.

Ya preparados para lo peor, llegó algo que nadie se esperaba: la pandemia del coronavirus. La huida hacia adelante estaba servida. Vistos los antecedentes, pocos podían esperar sentido de Estado por parte PP ante una crisis sanitaria mundial. En su ADN están aquellas palabras pronunciadas por el hoy moderado ex ministro Cristóbal Montoro: “que caiga España, que ya la levantaremos nosotros”. Qué gracia. En un mundo de economía cíclica, si te toca gobernar después de un crac, lo lógico es levantar la economía. El problema es que la lectura superficial hace que todas las medallas se las lleve el partido que gestiona la poscrisis.

Pese a lo esperado de la situación, era muy difícil prever hasta dónde estaban dispuestos a llegar. Y han llegado demasiado lejos, cruzando todas las líneas rojas de la decencia. Hay un dato objetivo: en Asturias, donde gobierna la izquierda, hubo 80 muertes en residencias de ancianos; en Madrid, donde gobierna el PP, más de 4.000. En Asturias, el PP ha pedido una comisión de investigación para depurar responsabilidades del Gobierno autonómico, mientras que en Madrid el PP responsabiliza al Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Esta es una realidad objetiva, no es una opinión. Ahora sí, con estos datos sobre la mesa, puedo opinar y opino que la de los de Casado es una actitud inmoral. Ante una recesión global, decenas de miles de muertos en todo el mundo, un Estados Unidos que va rumbo a perder 20 millones de puestos de trabajo, el Partido Popular culpa a Sánchez e Iglesias. Si no fuera porque hay gente les cree, sería de chiste.

¿Pero en serio cree el líder del PP que engaña a muchos ciudadanos cuando empieza sus intervenciones diciendo que ellos siempre estarán a disposición del Gobierno pero…? Ay, esa palabra: pero. La preferida de los xenófobos, racistas, machistas y homófobos. Después de ese pero llegan los insultos a todos, incluida a la inteligencia.

El arma elegida para potenciar su obsceno discurso es la de difundir bulos. No importa si después se comprueba la mentira, el mensaje ya ha sido divulgado. El desmentido no llega con la misma fuerza de la falsedad. Muchos ni siquiera se enteran y vuelven una y otra vez a argumentar con datos falaces.

Lo que no mide la derecha es la grieta que está creando, que lleva a una polarización radical en la que los votos de centro que caigan hacia la izquierda no volverán a los conservadores durante mucho tiempo. Porque no se decantarán hacia los progresistas por una cuestión ideológica, sino por una cuestión moral. Y la moral no se puede cambiar con cuatro eslóganes.

Viñeta

- Y como muestra de nuestra buena disposición a colaborar, he aquí este regalo para el gobierno. (Viñeta de Pat)

– Y como muestra de nuestra buena disposición a colaborar, he aquí este regalo para el gobierno. (Viñeta de Pat)

 

Ver más

elpais.com “Montoro me dijo: ‘Que caiga España que ya la levantaremos nosotros” 31-05-2012

elplural.com Madrid acumula el 35% de fallecidos de toda España y triplica la media de excedente de mortalidad 15-04-2020

El Covid-19 ha provocado un aumento del 61% en el número de decesos en todo el país, pero en la capital el incremento es del 215%