La investigación de la Justicia suiza podría revelar que Juan Carlos I entregó en este país 1,7 millones que procedían del sultán de Bahréin

Tiempo de lectura: 2 minutos La hipótesis de la Fiscalía suiza sería que los fondos transferidos por Juan Carlos I proceden de comisiones irregulares en países de Oriente Medio, y que su gestor, abogado y ex amante actuaban de testaferros.