POLLO EN LA BANDERA - ¡Rojos fascistas! ¡Exigimos libertad! (Viñeta de Lex)

POLLO EN LA BANDERA – ¡Rojos fascistas! ¡Exigimos libertad! (Viñeta de Lex)

 

Viñeta de Lex – @LLexadas

Artículo Simone Renn – @SimoneRenn

 

Los círculos de poder impregnados de ideología franquista movilizan a sus esbirros al grito de ¡Libertad! en la calle y ponen en marcha los titulares de medios de comunicación afines.

Fase 1: en la calle

Primero fueron los vecinos de las zonas más pudientes de Madrid los que gritaban ¡Libertad! desde descapotables conducidos por sus chóferes, o mientras otros aporreaban señales de tráfico con sus palos de golf o lucían sus exclusivos juegos de cacerolas al ritmo del himno de España a todo grito, todo ello sin guardar las distancias sociales de seguridad marcadas por el estado de alarma, sin que la policía hiciera nada al respecto. No hubo sanciones como las notificadas a cerca de un millón de españolas y españoles, en las que eso sí, el “de” o el “guión” no formaban parte de sus apellidos.

Bautista, saca el descapotable, que hoy me siento muy oprimido y discriminado.

Luego “los distinguidos pollos” crearon un entorno de ruido interesado y alentaron a sus descerebrados secuaces, que se conforman con vivir a la sombra de sus  señores por un sustento, a portar cazuelas, banderas y megáfonos en ristre por calles alejadas de sus feudos cercando a las familias de miembros del Gobierno o sedes del PSOE, en las que acabaron encontrándose con vecinos ilustrados sobre lo que es realmente la libertad y no el privilegio, que es lo que verdaderamente reclaman los amos y sus esbirros.

En Vallecas lo tenemos claro. ¡¡ FUERA FASCISTAS DE NUESTROS BARRIOS !!

Y es que la derecha rancia es cobarde, tiene miedo a los cambios, básicamente por dos motivos, uno porque suele suponer la pérdida de sus privilegios y otro porque su ego y su enfermo cerebro no es capaz de procesar lo diverso, necesitan vivir en un mundo cuadriculado hecho solamente a su medida, en el que ellos son los señores y otros han nacido solo para ser sus siervos.

Fase 2: en los medios

Los círculos de poder ya han pasado de forma descarada a la fase 2, en la que ponen en marcha la maquinaria de los medios de comunicación, que en otro tiempo tuvieron “aires de izquierda”, para infundir y difundir malestar sobre algo que ya se conocía desde que se constituyó el actual Gobierno de coalición, y es la modificación del Estatuto de los Trabajadores, para derogar la brutal reforma laboral que llevó a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy, sin ningún tipo de consenso, utilizando su mayoría parlamentaria.

El pasado miércoles ante la negativa de Esquerra Republicana para apoyar la necesaria renovación del Estado de Alarma, partido que recordemos gobierna en coalición en Catalunya con un partido conservador que cuenta con numerosos imputados por corrupción, pues por mucho que se hayan cambiado de nombre veinte veces, son los herederos de CIU, el Gobierno pactó con Ciudadanos para conseguirlo. Pues bien el pasado miércoles se volvieron a negar, acusando al Gobierno de abandonar la línea progresista, cuando han sido ellos quienes les han empujado a ello. Esto a muchas personas nos ha supuesto una gran decepción. Esperemos que rectifiquen y recuerden lo que significa “Esquerra” y sean fieles a sus valores.

Por otro lado Casado siguiendo la estela de Vox decidió en esta ocasión, no abstenerse, como en la anterior ocasión, si no oponerse, por lo que el Gobierno para conseguir la renovación del estado de alarma, ante las dudas hasta última hora del voto del PNV, optó por llegar a un acuerdo con Bildu para conseguir los votos necesarios, y como contrapartida dejar por escrito lo que supone ratificar lo que ya sabíamos, y es la derogación de la anterior reforma laboral, que se continuará negociando, según ha explicado hoy la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero en una mesa de diálogo social y desde la mesa de reconstrucción nacional del Congreso.

De medios de comunicación afines a la derecha ya se suponía la reacción, pero el grupo PRISA ha puesto toda su artillería mediática en funcionamiento para atacar al Gobierno, desde la SER por la mañana con Àngels Barceló que se preguntaba y preguntaba a los oyentes: “Quién se va a fiar de un Gobierno que negocia una cosa y la contraria, que esconde los términos de los acuerdos, los anuncia cuando le conviene y los cambia después de firmarlos”.

Desde El País con un editorial on line: A la intemperie: “Al final, el acuerdo, cerrado a cambio de una abstención irrelevante, ha destruido el mermado crédito negociador del Gobierno, lo ha dejado parlamentariamente a la intemperie y ha concitado en su contra un sentimiento de estupor”.

Más tarde Carles Francino volvía a la carga en La Ventana, llamando “trileros” al presidente y su vicepresidente segundo: Es verdad que Pedro Sánchez -y Pablo Iglesias también, aunque lo disimule- son ahora mismo como náufragos que se agarran a lo primero que pueden para sobrevivir. Esa es la imagen que dan. Pero para mí tampoco es excusa. Porque puedes estar apurado, incluso muy apurado; pero el juego de manos con Ciudadanos, el PNV, Bildu, Esquerra… Ocultando a unos lo que hacían con otros, eso es nefasto, eso acaba con todo”.

Pedirle al grupo PRISA que hagan periodismo de índole progresista es pedir peras al olmo. Su único interés es el control de la información de cara a obtener beneficios económicos.

La verdad es que no soy una ferviente defensora de Sánchez, pero cuando tienes que buscar una solución para salvar la vida de miles de personas, creo que efectivamente tienes que hacer todo lo preciso, dentro de la legalidad, por supuesto, para intentarlo. No se te tienen que caer los anillos por hablar con todos los partidos del amplio espectro parlamentario. El Gobierno tuvo que buscar una solución y actuó haciendo política en su acuerdo con Bildu.

El Partido Popular cuando hizo la reforma laboral no buscó consenso alguno y ahora exigen que así lo haga el PSOE. Entiendo que lo pidan las fuerzas sociales, pero la desfachatez de quien hizo más ricos a los millonarios y más pobres a la clase obrera no tiene calificativo, al igual que no lo tiene su apoyo a las manifestaciones irregulares de la revolución de los “distinguidos pollos” en el barrio de Salamanca y sus extensiones.

- Bien Pablo ¡Bien!. (Viñeta de Lex)

– Bien Pablo ¡Bien!. (Viñeta de Lex)

 

Esperamos y confiamos que el Gobierno sepa actuar con suficiente habilidad, rapidez y serenidad para dar la respuesta adecuada a la emergencia social y económica que inevitablemente llega, y para ello deberá tomar decisiones contundentes, pues si se aleja de quienes lo apoyaron para intentar contentar a los de siempre, cuyos egos no tienen fondo, se quedará sin nada, sin el apoyo social para poder gobernar y volverá a verse relegado a los bancos de la oposición, maldecidos por aquellos que depositaron su confianza en ellos.

Nota

Pollo. De forma despectiva se llama pollo al “águila” de la bandera de España durante la dictadura, que se sustituyó al llegar la democracia por un escudo con una corona, permaneciendo las franjas rojas y amarilla. Es decir, no se recuperó la bandera de la España democrática republicana.

Ver más

esdiario.com El País y la SER lanzan un ataque furibundo a Sánchez e Iglesias: “Trileros” 21-05-2020

publico.es El Gobierno defiende el pacto con Bildu, pero precisa que tomará todas las decisiones en el marco del diálogo social 22-05-2020

elobrero.es El PSOE rectifica el pacto con Bildu y no derogará integramente la reforma laboral antes de que acaben las medidas extraordinarias por el coronavirus 21-05-2020

El PSOE cambia su acuerdo con Bildu y matiza que no habrá derogación “íntegra” de la reforma laboral 21-05-2020

El PSOE cambia su acuerdo con Bildu y matiza que no habrá derogación

publico.es Bildu pacta con el PSOE y Unidas Podemos derogar íntegramente la reforma laboral del PP tras la emergencia de la covid-19 19-05-2020

Artículos relacionados en LA-POLITICA.COM

Pedro Sánchez y el eterno derrotado

Así se manifiestan los cayetanos: “Bautista, saca el descapotable, que hoy me siento muy oprimido y discriminado”

La meritocracia y los “cayetanos”. No más preguntas, señoría

 

**Sobre derechos de reproducción de las viñetas y el texto del artículo.