Viñeta de Fer. Sobre Fer

Artículo de Simone Renn – @SimoneRenn

 

El performance de Las Caballerizas del Palacio de la Magdalena recordó a los republicanos que estuvieron prisioneros en este campo de concentración durante la Guerra Civil Española.

La apertura de la Surada Poética fue un acto de “justicia poética”, concebido como una protesta contra el olvido y los totalitarismos que vuelven a asomar en pleno siglo XXI.

Vox perdió la votación de su moción en el pleno del ayuntamiento de Santander para excluir de subvenciones “las manifestaciones o actividades culturales de contenido político o ideológico de cualquier signo”.

 

Performance del 13 de septiembre en las Caballerizas del Palacio de la Magdalena a la izquierda, organizado por La Vorágine en. A la derecha republicanos en el que fue campo de concentración del franquismo 1938.

Performance del 13 de septiembre en las Caballerizas del Palacio de la Magdalena a la izquierda, organizado por La Vorágine en. A la derecha republicanos en el que fue campo de concentración del franquismo 1938.

 

La Vorágine, un colectivo de Santander que nos acerca “la cultura crítica”, llevó a cabo un acto de justicia poética este mes de septiembre con el que recordó a los republicanos que fueron encerrados en el campo de prisioneros del Palacio de la Magdalena, creado por las hordas franquistas durante la Guerra Civil Española. La performance se llevó a cabo en el marco de las jornadas poéticas que organiza cada año, conocidas como La Surada Poética.

El acto pretendía rememorar uno de los pasajes más trágicos ocultados de nuestra historia. Para ello contó con la participación de más de 300 voluntarios que simbolizaron este recuerdo mediante la recreación de una de las imágenes que ha sobrevivido al intento de borrado del disco duro de la memoria colectiva de Cantabria. Los voluntarios recrearon una fotografía en la que se puede ver a los prisioneros en Las Caballerizas del Palacio de la Magdalena en la celebración de una homilía.

El campo de concentración de La Magdalena, donde estuvieron hacinados hasta 1.600 prisioneros, permaneció abierto desde 1937, cuando fue tomada Santander, hasta 1939, y sirvió de prototipo para la apertura de otros campos en el resto de España.

Además del campo de concentración de la península de la Magdalena existieron otros centros de internamiento en Santander, como el Seminario de Corbán o el de las Oblatas, en donde eran recluidas las mujeres, o los antiguos Campos de Sport y la Plaza de Toros.

Otros centros de internamiento estuvieron repartidos por la provincia como el Balnario de Liérganes sede de detención de Falange de donde logró escapar El Cariñoso para iniciar su aventura de guerrillero, el instituto Manzanedo de Santoña, el almacén de maderas La Importadora o la sala de fiesta Alcázar en Torrelavega, además de otros campos de concentración en Laredo, Castro Urdiales, Vidriera de Reinosa o Pontejos.

Son también lugares de la memoria todas aquellas obras públicas levantadas con la mano de obra de los prisioneros que procedían de los campos o Batallones de Trabajo: el embalse y los saltos del Nansa en el curso de este río o las instalaciones de la nueva Sniace.

Es importante recordar que según la última investigación sobre los campos de concentración del franquismo, llevada a cabo por el periodista Carlos Hernández plasmada en su libro Los campos de concentración de Franco, están documentados hasta 296 campos por toda España, por los que pasaron entre 700.000 y un millón de españoles que sufrieron “el hambre, las torturas, las enfermedades y la muerte”, la mayoría de ellos además fueron trabajadores forzosos en batallones de esclavos. Las mujeres presas republicanas además sufrían violaciones, vejaciones y la separación y robo de sus bebés, hecho conocido como la desaparición de “Bebés robados“, que hoy en día siguen buscando a sus familiares, más de 30.000 durante la dictadura.

Los campos estuvieron abiertos desde el inicio de la sublevación militar en 1936 hasta bien entrada la dictadura. El primero fue el de la ciudad de Zeluán, en el antiguo Protectorado de Marruecos, abierto el 19 de julio de 1936, y el último fue cerrado en Fuerteventura a finales de los años 60.

Los presos sobre todo eran combatientes republicanos, milicianos y militares del Ejército de Tierra, la Marina y las Fuerzas Aéreas, fieles al Gobierno electo de la República, además de alcaldes o militantes de izquierdas, capturados tras el golpe de estado en localidades que iban cayendo en manos del ejército franquista.

Algunos historiadores han señalado a funcionarios nazis de la Gestapo como los organizadores de la red de campos de concentración franquistas, y que en buena medida se inspiraron en los campos de concentración de la propia Alemania nazi para el diseño de los españoles.

Recordemos que el gobierno de Hitler fue definitivo para el éxito de la rebelión de las tropas rebeldes contra la República. Los nazis abrirían el primer campo de concentración en Alemania en 1933, el campo de Dachau, con el objeto de encerrar allí a todos aquellos adversarios políticos y ciudadanos alemanes que se mostraron contrarios a la política del Fuhrer.

​Entre aquellos oficiales nazis que llegaron a España destacó especialmente Paul Winzer, jefe de la Gestapo en España y jefe durante algún tiempo del Campo de concentración de Miranda de Ebro. Hay autores que van más allá e incluso sostienen que fue Winzer el verdadero autor de toda la organización de los campos de concentración franquistas. Según algunos historiadores España llegó a contar con un número mayor de campos de concentración que los que tuvo la Alemania nazi. Desde 1940 el supervisor de todos estos campos fue Camilo Alonso Vega, general que por desgracia cuenta con una calle en su honor en la ciudad de Santander.

La reconstrucción de la triste imagen del campo de concentración de La Magdalena, que contó con la colaboración de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la Fundación Santander Creativa, estuvo ambientada con la música de Crystalmoors y los versos de Voces Prestadas, que pusieron el marco reivindicativo a un acto concebido como una protesta contra el olvido y los totalitarismos que vuelven a asomar en pleno siglo XXI.

Durante el acto se leyeron poemas de los años 30 y 40 de Ángela Figuera Aymerich, Pedro Garfias, Jauma Anglada (preso él en el campo, en donde escribió el poemario ‘Es el hambre’), María Enciso y Miguel Labordeta, con las voces de Carmen Alciturri, Carlos Peguero, Marina Molada Miró, Beatriz Gándara y Martín Antolínez, respectivamente.

 

 

Tras el inédito acto llevado a cabo en Santander recordando a los que lucharon y murieron por la democracia y la República, pronto apareció la ultraderecha para tratar de eliminar todo lo que recuerde las barbaries que llevaron a cabo sus mentores, y el partido Vox en Santander presentó el jueves 26 de septiembre una moción en el pleno del ayuntamiento, cuya propuesta consistía en una reforma de la ordenanza reguladora de la concesión de subvenciones para excluir “las manifestaciones o actividades culturales de contenido político o ideológico de cualquier signo”.

La propuesta del único representante de Vox en Santander, sobre el que se sostiene la mayoría del gobierno del ayuntamiento de Santander, gobernada en alianza por el Partido Popular y Ciudadanos, pretendía de nuevo acallar la libertad de expresión y prolongar el estadio en el que el fascismo mantuvo en España a toda una generación conocida como “la generación del silencio”, niñas y niños que aprendieron a callar ante el temor de que sus madres y padres desaparecieran de sus hogares y acabaran en las cárceles franquistas.

La Vorágine desde su punto de encuentro que reside en una librería asociativa que es a veces un centro cultural, otras parece un espacio de agitación, algunas es un lugar de activismo y, otras puede parecer una posibilidad de cambio, de construcción de otros muchos mundos posibles, organizó este acto cultural de justicia poética que sacó de sus casillas a la rancia ultraderecha.

Si bien La Vorágine es una asociación cultural sin ánimo de lucro que se autofinancia, lo que le da su fuerza y autenticidad, como cualquier entidad cultural presenta proyectos a los organismos oficiales para conseguir, si es posible, financiación adicional, si bien están organizados de manera que de una u otra manera ponen en marcha aquellas actividades que consideran atractivas por su potencial en cultura crítica.

La moción presentada por la ultraderecha santanderina iba cargada con un claro mensaje hacia La Vorágine, y hacia cualquiera que osara desmentir su falso relato sobre lo ocurrido durante la dictadura en España, limitando la libertad de expresión en el sector cultural de Santander a cambio de subvenciones.

Puesto en conocimiento de La Vorágine la propuesta de la moción, emitieron un comunicado en el que entre otras argumentaciones podíamos leer:

Queremos alertar sobre el esfuerzo totalitario de esta formación por definir qué es cultura y qué no es cultura, por vaciar de contenido “político” a la cultura como si todo acto en la vida y, por lo tanto, en la cultura no fuera un acto político. Consideramos que el ataque de Vox no es a La Vorágine, aunque se centre en este colectivo, sino que nos utiliza como disculpa en su proyecto para cercenar la libertad de expresión, para eliminar el disenso y homogeneizar una sociedad que es diversa, plural y libre.

Para alegría de los demócratas santanderinos en esta ocasión la moción presentada por Vox en el pleno del ayuntamiento, contó con el voto en contra de la oposición conformada por PSOE, Partido Regionalista de Cantabria y Unidas Podemos, además del voto de Ciudadanos y la abstención del Partido Popular, es decir, que la formación de ultraderecha se quedó con el único voto a favor de la moción presentada por su partido.

 

Asociación Cultural La Vorágine - Santander. Foto del evento en el que participó la Asociación Frente Viñetista y la-politica.com el 12 de marzo de 2019 con motivo del centenario del nacimiento de Miguel Gila. Fotos del interior de la librería.

Asociación Cultural La Vorágine – Santander. Foto del evento en el que participó la Asociación Frente Viñetista y la-politica.com el 12 de marzo de 2019 con motivo del centenario del nacimiento de Miguel Gila. Fotos del interior de la librería.

 

Hemos de felicitarnos por el resultado final y tomar nota de que sí se puede ganar a la intolerancia cuando los partidos demócratas trabajan unidos, poniendo el foco en lo que les une y no en lo que les separa, al tiempo que la ciudadanía debemos sacar como conclusión que debemos aplicarnos y estar alerta para defender la libertad de expresión y denunciar las injusticias, nos afecten o no directamente.

Desde la-politica.com queremos felicitar a La Vorágine por su gran trabajo como asociación cultural que además mantiene despiertas las conciencias, y a todas y todos los voluntarios que participaron en un acto de justicia tan emotivo y necesario para una auténtica democracia.

Fer, un popular humorista y activista en el campo del humor gráfico, que participó en la mesa redonda organizada en La Vorágine con motivo del centenario del nacimiento de Miguel Gila, nos ha hecho llegar esta viñeta que compartimos con todas y todos vosotros 😉

Viñeta

-Yo a estos de La Vorágine y demócratas santanderinos los enviaba a las Caballerizas como estaban hace 80 años, y entonces mandaba como Dios le ordenó mi querido y añorado Caudillo. O al Dachau o Mauthausen de mi padre espiritual Adolf Hitler. (Viñeta de Fer)

-Yo a estos de La Vorágine y demócratas santanderinos los enviaba a las Caballerizas como estaban hace 80 años, y entonces mandaba como Dios le ordenó mi querido y añorado Caudillo. O al Dachau o Mauthausen de mi padre espiritual Adolf Hitler. (Viñeta de Fer)

Ver más

suradapoetica.org –  lavoragine.net – @VoragineSDR

eldiario.es Franco creó 300 campos de concentración en España, un 50% más de lo calculado hasta ahora 11-03-2019

eldiario.es Mapa de campos de concentración y del sistema penitenciario en Cantabria durante el franquismo 28-09-2019

eldiariomontanes.es Vox critica la acción cultural que recreó La Magdalena como campo franquista 25-09-2019

eldiario.es Vox arremete contra La Vorágine y quiere prohibir las subvenciones culturales “de corte político o ideológico” 24-09-2019

lavoragine.net Comunicado del colectivo La Vorágine ante el ataque de la ultraderecha 

eldiario.es La memoria del campo de concentración franquista de La Magdalena revive en Santander 13-09-2019

eldiariocantabria.es El Pleno deja solo a Vox en sus críticas a La Vorágine 26-09-2019

eldiariomontanes.es Gema Igual repite al frente del Ayuntamiento de Santander con el apoyo de Ciudadanos y el visto bueno de VOX 15-06-2019

Youtube Así construímos memoria: acto de justicia poética en La Magdalena 20-09-2019

foroporlamemoria.info Sitios utilizados por la represión franquista en Cantabria 29-01-2011

Tuits y posts

View this post on Instagram

«@voraginesdr gana el pulso a Vox en Santander» El performance de Las Caballerizas del Palacio de la Magdalena recordó a los republicanos prisioneros en este #CampoDeConcentración en un acto de Justicia Poética Vox perdió la votación de su moción en el pleno del ayuntamiento de Santander para excluir de subvenciones "las manifestaciones o actividades culturales de contenido político o ideológico de cualquier signo". Viñeta de #Fer Artículo Simone Renn Enlace en la biografía ▶https://la-politica.com/la-voragine-gana-el-pulso-a-vox-en-santander/ #noticias #HumorGráfico #Opinión #Ensayo #cartoon #viñetas #TiraCómica #mono #ilustración #comic #draw #drawing #sketch #boceto #esbós #dibuix #dibujo #MemoriaHistórica

A post shared by La Política (@politicahoyayer) on