Los 12 millones de toneladas que tiramos al mar podrían acabar en nuestros estómagos a través de la cadena alimenticia de la naturaleza y además, reducir el oxígeno que producen los océanos

Además de las 5 grandes acumulaciones de masas de plástico a la deriva existentes, alguna de ellas de dimensiones 3 veces mayor que Francia, los estudios han detectado plástico en el 88% de la superficie oceánica en forma de microplásticos. Recordemos además que el mar es el mayor productor de oxígeno de la tierra y los plásticos están matando a la fauna y flora de los océanos.